InicioBlog"Them", el horror del racismo

«Them», el horror del racismo

Tienes que leer

Publicidad

El 9 de abril Amazon Prime Video estrena en exclusiva, «Them», una serie que además de remover conciencias nos hará pasar un mal rato. A primera vista la historia es simple. El matrimonio Emory con sus dos hijas se muda a un nuevo barrio residencial típicamente americano en la década de los 50. Nos sitúan dentro de La Gran Migración que hizo a los afroamericanos abandonar los estados del sur y recolocarlos por el resto del país. La miniserie muestra lo que le ocurre a la familia Emory en sus diez primeros días en el vecindario.

Madre e hija recibiendo la hospitalidad de sus nuevos vecinos

La nota discordante viene por el color de piel de la nueva familia. Pero lo más terrorífico es todo lo que genera esa diferencia de raza en el comportamiento de sus nuevos vecinos. Si le sumas unos sucesos traumáticos vividos por los Emory antes de su mudanza, tenemos un cóctel explosivo que solo necesitará una buena mecha para que prenda. Esa mecha será el pasado de la nueva casa, que como buena serie de terror que se precie, viene con presencia paranormal incluida. Del fuego para prenderla ya se encargarán los amigables vecinos.

Desde el estreno de American Horror Story estamos acostumbrados a que se nos revuelva el estómago con todo tipo de atrocidades. Them, la nueva serie antológica de terror, aprovecha el rebufo y la ausencia de más de un año de la creada por Ryan Murphy para ocupar su lugar. Aquí el terror y el horror provienen del mundo real, aunque también tiene sus toques sobrenaturales.

Them es un ejercicio de estilo. Con una escena inicial inquietante y desgarradora muestra lo que puede hacer el buen uso de canciones conocidas como Over the rainbow. Ideal para empezar este cuento de terror real como si estuviésemos en Kansas. Esa escena inicial marcará el tono de la serie. Lo auténticamente terrorífico es el comportamiento de las personas ante lo diferente, en concreto a una raza diferente. Generan más miedo esos cruces de miradas desafiantes de los vecinos blancos a la familia recién llegada y su comportamiento hacia ellos.

Por supuesto que también habrá escenas de sustos, ayudados por la habitual música del género. Incluye homenajes a clásicos del cine de terror como El resplandor o Alguien voló sobre el nido del cuco, entre muchos otros. Aprovecha muy bien el uso de la fotografía dando el toque viejuno de la época con su tratamiento del color, destacando la breve intro-logo que aparece de repente en cada episodio.

Como debe ser, el primer episodio es muy potente, creando esas ganas de más en el espectador y potenciando el maratón. Pero a medida que avanza va decayendo, sobrando un par de episodios y varias historias secundarias que no aportan nada a la trama salvo determinar que muy pocos personajes están en sus cabales. Si exceptuamos los típicos tópicos del género de casa encantada buscando el sobresalto, nos encontraremos con más de una escena de sufrimiento real por las que ya merece la pena el visionado, aunque en algún caso uno hubiese preferido no haberlo visto.

La hija mayor del matrimonio Emory tendrá su propia trama de bullying sobrenatural

El elenco protagonista brilla en su muestra de ese sufrimiento, donde tiene más protagonismo la madre a la que da vida una premiable Deborah Ayorinde. Pero donde hay un tremendo acierto de casting es en las dos hijas que con su sola presencia inquietan: la pequeña pizpireta Melody Hurd que puede recordar a la hija de Hereditary y la mayor Shahadi Wright Joseph de ojazos infinitos. Los seriéfilos encontrarán entre los secundarios a Liam McIntyre el segundo actor que dio vida al protagonista de Spartacus: Sangre y Arena y al Jason Stackhouse de True Blood, Ryan Kwanten, demostrando que para algunos parece que no pasan los años.

Al final de la pesadilla la moraleja es clara. Todo ocurre por la intransigencia de la gente ante lo diferente, por sentirse superior a los demás, y por las creencias inculcadas generación tras generación sin tener en cuenta que todos somos iguales. Tras su visionado, pocos quedarán indiferentes, deseando que ese sufrimiento termine cuanto antes.

- Advertisement -

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Men in Kilts», para saciar la espera «Outlander»

Desde el viernes 9 de abril en Movistar Series los aficionados de "Outlander" tienen una cita semanal con dos...
Publicidad
- Advertisement -

Más artículos como este