InicioBlog"La vida padre": Karra Elejalde sigue demostrando que es un absoluto genio...

“La vida padre”: Karra Elejalde sigue demostrando que es un absoluto genio en esta tierna película sobre padres e hijos

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

Últimamente parece que hay una cierta tendencia a que lleguen con más asiduidad de lo habitual a nuestros cines películas denominadas en el mundo anglosajón como “Feel Good movies”. Cintas que, casi desde el inicio, sabes que estructura van a seguir más o menos y que suplen la falta de sorpresas en la trama y en la carencia de giros argumentales con poner muchísimo sentimiento y corazón a las historias que nos cuentan. Moviéndose, con gracilidad si se hace bien o con torpeza si está mal hecho, entre la comedía más distendida y el drama ligerito pero efectivo que busca que el espectador se emocione.

La vida padre - Paramount PicturesEn esta ocasión, llega a los cines de toda España hoy 16 de septiembre La vida padre, película que cumple al pie de la letra lo anteriormente citado (dentro del grupo de las que lo hacen bien) pero que, además, aporta un extra gracias a sus fantásticos actores.

La vida padre - Paramount PicturesLa cinta arranca con un flashback donde vemos una broma por parte de dos críos en el restaurante de su padre, con el rey de España por medio, que sale francamente mal y que acaba con la depresión y posterior muerte/desaparición del cabeza de familia. Al que da vida el enormísimo Karra Elejalde que está absolutamente fantástico. Posteriormente, la película nos traslada al presente, lugar en que se produce toda la narración y donde nos cuentan que, después de muchos años, los hijos han seguido con el restaurante del padre y que han dado a este por muerto tras caer a la ría. Obviamente la reaparición de su padre, que además no recuerda quienes son y sigue “viviendo” en 1990, va a dar un giro de ciento ochenta grados a las vidas de todos.

La vida padre - Paramount PicturesSiguiendo desde este arranque, la película nos lleva a transitar por una historia plagada de bromas de cocina (muchísimos gags desternillantes sobre la alta cocina y el esnobismo que, en ocasiones, la acompaña), algunos chistes meta cinematográficos con la procedencia del actor protagonista real y su distinta procedencia en la cinta y muchas situaciones hilarantes sobre cómo sería para alguien que “vive” en 1990 aterrizar de golpe en pleno 2022 con el auge de las tecnologías y los múltiples avances que hemos tenido durante estos treinta años.

Toda esta parte cómica, que funciona francamente bien, la equilibra el guion con una parte más emotiva donde la cinta explora esa relación de un padre que ha estado ausente durante tantísimos años, que no recuerda a sus propios hijos (o, mejor dicho, no los reconoce porque para él tienen 7 y 8 años) y como toda esa familia ha asumido esa ausencia y ahora tiene que aceptar este cambio completo de paradigma dentro del núcleo familiar. Las idas y venidas, la búsqueda por volver a conectar con un padre muy gruñón y muy distinto del que recuerdan de la infancia y otros temas que no explicaré por no entrar en spoilers importantes de la cinta son el corazón de esta pequeña pero tierna historia contada por Joaquín Mazón.

En resumen

Obviamente, la cinta en ocasiones tira de tópicos. Y, debo decir, que creo que desaprovecha a los dos personajes femeninos (tanto a la madre como a la doctora del padre). Y es algo que yo, particularmente, he echado en falta. Esa falta de desarrollo en unos personajes que podían poner el contrapunto más terrenal a la locura en la que se ven envueltos padre e hijo. Pero, en cualquier caso, creo que nos encontramos ante una película que funciona muy bien en sus pretensiones y que, gracias a los dos actores protagonistas, se erige como una buena y divertida comedia. No tendrá la profundidad de otras propuestas mucho más sesudas y repletas de humor inteligente. Pero tampoco lo necesita. Si queréis pasar un buen rato riendo y emocionándoos, os recomiendo pasaros por el cine.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“Objetos”: un guion con demasiadas conveniencias empobrece en exceso este entretenido y rutinario thriller

"Objetos" es una de esas películas que ya desde su planteamiento consigue tu interés. Y es que, prácticamente el...
Publicidad

Más artículos como este