InicioBlog"La sirenita": Racismo, live action, remakes y la falta de magia

“La sirenita”: Racismo, live action, remakes y la falta de magia

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

La tendencia de Disney a realizar remakes en formato de live action de todas sus películas clásicas (y de algunas que ya son incluso modernas) parece que no va a tener limites hasta que no quede nada por readaptar. Además, están realizando algo curioso y es que hay adaptaciones “de primera” como es el caso de “La Sirenita” -en cines desde el 26 de mayo- que van a cines y cuentan con presupuestos brutales y otros casos que son adaptaciones “de segunda” que van directas a Disney+ y no cuentan con tantos medios. En cualquier caso, sea una adaptación de primera categoría o de segunda, lo que sí que está claro es que el empeño de la compañía del ratón por readaptar sus películas animadas les está llevando a una deriva repleta de polémica, criticas y disparidad de opiniones en las redes sociales.

En el caso de la película que nos atañe han ocurrido dos cosas. Por un lado el uso de diseños CGI hiperrealistas con los peces y demás personajes animales ha creado que se produzca una, para mí, evidente pérdida de la magia que envolvía a la cinta animada. Y es que, al poner a un cangrejo o un pez a cantar y hablar con diseños como los que vemos en la cinta… algo no funciona bien. La pérdida de expresividad es tan evidente que acaba por quedar raro. Incluso algo “creepy” en algunos momentos. Y esto, aunque haya gente a la que pueda darle igual, hay otra mucha que debe tenerlo en cuenta a la hora de ver este tipo de película. Las reglas están puestas por la compañía, y nosotros debemos aceptarlas si queremos aproximarnos al largometraje.

La Sirenita - DisneyPor otra parte, hay otra serie de criticas que ya tienen que ver con cambiar el material original. La más sonada es la elección de una actriz negra para dar vida a Ariel y que, aún mucho antes de que viéramos ni un tráiler, ya había provocado que numerosas personas se rasgasen las vestiduras y nos hablasen del supuesto desastre que se acercaba. Pues bien, dejando de lado si las criticas eran por una mera preferencia de respetar el material original (que obviamente en muchos casos era simplemente esto) o si, el problema era un tema racista (que viendo algunos comentarios es evidente que también ha habido mucho de esto, por desgracia), lo irónico de todo ello es que, después de ver la película, lo mejor de ella es, con mucha diferencia, la interpretación de la actriz principal Halle Bailey que demuestra un talentazo enorme no solo con su increíble voz, sino que también con su actuación en la parte donde la sirenita pierde la voz y tiene que interpretar solo mediante sus expresiones y gestos.

La Sirenita - DisneyEs curioso como funcionan estas cosas. Llega un remake cargado de polémica y justo lo que más ha generado controversia es lo que mejor funciona. Por desgracia, Halle Bailey es la luz de la cinta, pero también hay muchas sombras en ella. Los ya mencionados animales a mí, particularmente, no me funcionan. Me quitan la sensación de “magia” que debería darme la película. No sé si es el diseño hiperrealista o si, simplemente, el hecho de no ser mamíferos hace que funcione peor por tener menos similitudes con los humanos. Pero lo que en la adaptación del rey león si me funcionaba, en líneas generales, aquí no lo hace.
Por otra parte, para ser una cinta tan cara, las partes subacuáticas parecen un poco “lowcost”. Lejos queda el nivel top alcanzado en Avatar 2 o el de Aquaman. Aquí, aunque no canta el CGI, tampoco luce especialmente bien.

La Sirenita - DisneyEn el debe positivo debemos colocar que, aunque se realizan cambios en la historia, si se ha sabido mantener la esencia de la misma, colocando el tema central de la película en el mismo punto donde lo estaba en la animación y entregándonos una antagonista a la que da vida la siempre fantástica Melissa McCarthy que sigue funcionando francamente bien.

En resumen

Por lo demás, la cinta es un poco lo que podéis esperar. Un largometraje entretenido, que apela al público infantil mucho más que al adulto y que tiene en las interpretaciones de sus protagonistas el principal foco de atención. No es el desastre absoluto que se vendía, pero tampoco es una película que vaya a marcar historia en su género cinematográfico. Simplemente es un buen entretenimiento para pasar un buen rato en una sala de cine o en el sofá de vuestras casas.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“This Is Me… Now: A Love Story”: el retorno de JLo a la pequeña pantalla y a la gran producción musical

En "This is me… Now: A Love Story", Jennifer Lopez nos permite conocer su visión actual del amor y...

Más artículos como este