InicioBlog"Johann Wier: El triunfo de la muerte": superstición y ciencia enfrentadas

“Johann Wier: El triunfo de la muerte”: superstición y ciencia enfrentadas

Tienes que leer

Fernando Simó
Miembro fundador de mundoplus.tv, seriefilo, cinefilo, devorador de libros y en pleno redescubrimiento de los cómics. Amante de la cultura (pop) y de la Historia, y ministérico de corazón.
Publicidad

La razón y la fe, la superchería y la ciencia, son conceptos contrapuestos, aunque unos y otros no sobreviven sin el contrario. Aunque supuestamente el hombre ha evolucionado, y los tiempos han cambiado, seguimos viviendo en una sociedad en la que los bulos corren libremente y sin control. Se acepta la opinión de cualquier ‘cuñado’ de turno y se tiran por tierra las palabras de expertos en la materia. Terraplanistas, negacionistas de las vacunas, de los volcanes y la nieve, teóricos de la conspiración o revisionistas de la historia protagonizan noticias a diario, copan portadas, se convierten en tendencia en internet. El súmmum de la estupidez humana. Algo que demuestra que el propio concepto de evolución se ha convertido en un chiste mal gusto.

Johann Wier – El triunfo de la muerte - ShockdomPrecisamente, la razón es puesta prueba en Johann Wier: El triunfo de la muerte (64 páginas, 15€), cómic publicado por la editorial Shockdom el pasado mes de septiembre. En esta historia de presuntos milagros, de curanderos y charlatanes, y donde la ignorancia se usa como arma arrojadiza, vemos como un pequeño pueblo en el interior de Venecia se ve afectado por un brote de peste. Cuando la enfermedad amenaza con asolar la población, la aparición de un extraño personaje parece cambiar el nefasto rumbo de los acontecimientos. Este parece haber curado las heridas de los enfermos, sanado a los moribundos, e inmediatamente es venerado por los habitantes del pueblo. Su popularidad llegará a oídos del poderoso Duque de Venecia, quien receloso de un poder que puede rivalizar con el suyo, envía a Johann Wier a investigar si dichos milagros son fruto de la Providencia o hay algo más tras ellos. Será el momento de enfrentar ciencia y fe. Y, el enfrentamiento no será sencillo.

Johann Wier – El triunfo de la muerte - Shockdom
Johann Wier – El triunfo de la muerte – Shockdom

Uno de los detalles a tener en cuenta de este cómic escrito por Enrico Nebbioso y con dibujo de Simone D’Angelo, es que Johan Wier está basado en un personaje real. Johann Weyer (también conocido como Johannes Weier y Johann Wier) fue un médico, ocultista y demonólogo neerlandés, discípulo y seguidor de Heinrich Cornelio Agrippa (también experto en ocultismo y alquimista, entre otras cosas). Médico al servicio de Guillermo I de Cléveris, Johann Wier estaba en contra de las cacerías de brujas que se desataron por toda Europa durante todo el siglo XVI, y no aprobaba las prácticas de los inquisidores y los magistrados que dictaban sentencias tan crueles hacia la vida humana.

Con una historia original y sorprendente, Johann Wier: El triunfo de la muerte consigue mantener nuestra atención en un relato que mezcla el misterio de la investigación con el trasfondo del enfrentamiento entre fe y ciencia. En el cómic, hay cierto paralelismo con lo que vemos en la serie Evil, que explora la naturaleza del mal y que enfrenta a los protagonistas con misterios que contradicen las leyes de la naturaleza y que se presentan como “milagros” o como manifestaciones. En Johann Wier: El triunfo de la muerte se narra la investigación de un posible milagro, y de cómo este puede afectar al equilibrio de poder. Porque, detrás del encargo recibido por Wier no hay solo un interés empírico o religioso, sino más bien un deseo de controlar ese poder (personificado en el supuesto santo) que pueda surgir y que ha empezado a extender su influencia cada vez más en las poblaciones de alrededor, haciendo que los señores de aquellas tierras teman perder el control.

Johann Wier – El triunfo de la muerte - ShockdomEnrico Nebbioso no presenta en este cómic a un joven Johann Wier que utiliza sus aptitudes científicas para investigar unos hechos que se salen de la norma y de los caminos de la liturgia cristiana. Junto a él viajan Braccio, una especie de guardaespaldas de Wier, y Bruzio, un extraño personaje, deslenguado y burlón que parece no ser de este mundo (canción de Las Ketchup aparte). Los tres se enfrentarán al poder que la superstición y la ignorancia ejercen en la gente, y en como el ofrecer respuestas a los “milagros”, mediante el uso de la razón, puede ser interpretado como brujería. La historia es cíclica, y lo que vemos narrado en este cómic ambientado en el siglo XVI, se repite en la actualidad como ya he comentado al principio. En ese sentido, Johann Wier: El triunfo de la muerte, nos ofrece un subtexto muy interesante, más allá de su historia y su excelente dibujo.

En resumen

Johann Wier: El triunfo de la muerte es un cómic muy interesante, con una historia que demuestra a los escépticos que el noveno arte es mucho más que mallas y capas (que también molan). Se agradece, por tanto, como he comentado en anteriores reseñas, la apuesta de Shockdom por historias que se salen de la norma habitual y que consiguen sorprendernos. En su debe, aunque el dibujo de Giulia Giacomino es bastante bueno e incluso perturbador en ocasiones, hay ciertos errores en la composición de algunas viñetas y nos encontamos con algunos diálogos que parecen estar fuera de lugar. Esto nos da la sensación de que falta que alguna viñeta o que hay alguna información que se ha perdido por el camino al hacer la traducción. Salvo estos pequeños errores que no empañan el desarrollo del relato y la lectura y el disfrute del cómic, Johan Wier: El triunfo de la muerte consigue a lo largo de sus 64 páginas proporcionarnos una historia en la que ciencia y fe van por caminos diferentes.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“La Sagrada Familia” de Pujol y Cataluña

"Todo terreno para la política, un símbolo, Monarquía en Cataluña, millones de catalanes decidimos no mirar, has querido defender...
Publicidad

Más artículos como este