InicioBlog"Top Gun: Maverick" vuela muy alto gracias a la épica de las...

«Top Gun: Maverick» vuela muy alto gracias a la épica de las imágenes sin CGI

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

Decía Joseph Kosinski (Oblivion, Héroes en el infierno) que él se enamoró de «Top Gun» cuando la vio en cines de niño. Y que lo que quería transmitir con esta secuela, es todo el amor que le provocó por el cine la primera intentando realizar un gran evento cinematográfico, en forma de blockbuster veraniego, que mantuviese la esencia de la original, pero realizando los cambios necesarios para actualizarla a nuestros tiempos y que los nuevos espectadores puedan vibrar en una butaca de cine con el espectáculo. Sinceramente, después de ver la cinta, únicamente puedo limitarme a aplaudirle porque tengo claro que ese amor que sintió el Joseph niño está patente en cada una de las escenas de «Top Gun: Maverick».

Top Gun: Maverick - Paramount PicturesCentrándonos ya en la cinta en sí, la película nos sitúa unos 30 años después de los eventos ocurridos en la primera entrega. Y la trama gira entorno a cómo Maverick debe entrenar a un grupo de elite de pilotos para realizar una misión prácticamente imposible. Entre los pilotos, está el hijo de Goose, hecho que provocará toda una serie de tensiones por el tipo de relación que ha llevado nuestro protagonista con él durante todos estos años.
Desde el minuto uno, cuando nos realizan la presentación de personaje de Maverick, nos damos cuenta de cómo de claro tiene el equipo tras las cámaras lo que se traen entre manos con esta cinta. Es una presentación que hará las delicias de los fans de la antigua (guiños, homenajes, etc.) y que para los que lleguen nuevos a la saga funcionará también ya que en muy pocos minutos te saben definir a la perfección quién es y cómo es Maverick.

Top Gun: Maverick - Paramount PicturesPosteriormente, la película ya arranca con el argumento antes mencionado y ejecuta algo más que interesante y no es otra cosa que plantear una película con un claro tono crepuscular. Hasta el punto que ese tono traspasa la pantalla y da la sensación de que algunos diálogos nos hablan del cine de alto presupuesto actual, tan lleno de CGI y cómo Maverick (y Tom Cruise, que sigue sin usar dobles) es la bandera de ese cine que «ya no se hace», muy artesanal y sin prácticamente uso de pantalla verde. Hecho que, dicho sea de paso, es completamente cierto. Se nota, y mucho, que se han molestado en rodar con pilotos reales todas las escenas aéreas dotando todo de un realismo apabullante que hará las delicias de gran parte del público.

Top Gun: Maverick - Paramount PicturesPor otra parte, la película me ha parecido el ejemplo perfecto de cómo se debe hacer una secuela tantísimos años después. En lugar de darnos únicamente nostalgia a raudales (cosa ultra extendida en los días que corren) lo que hacen es colocar a la primera como si fuera un «tótem» cruzando referencias, imágenes y recuerdos de los personajes, pero utilizado todo como vehículo para entender las acciones de los personajes en el presente, dándole, por lo tanto, un claro sentido narrativo a esa nostalgia e integrándola completamente dentro de la propia trama.

Top Gun: Maverick - Paramount PicturesDesde el punto de vista del reparto, no hay mucho que decir. Tom Cruise es una super estrella y él lo sabe y el director también y luce como tal durante toda la película. Jennifer Connelly está que se sale y la química entre ambos funciona a la perfección dando algunos de los momentos más divertidos de la película.

En conclusión

Creo que la cinta hará las delicias de los fans de la original y pienso que, en general, gustará mucho a todos los fans del cine de acción de los 80-90. Además, es una cinta de la que creo que Tony Scott (al cual va dedicada la película) estaría orgulloso. Es muy espectacular y muy épica cuando debe serlo, tiene momentos muy divertidos cuando necesita bajar el ritmo y es capaz de meter un poso dramático en la relación de los personajes que le sienta francamente bien. Más que recomendable su visionado. Es un blockbuster de los buenos.

Contenido patrocinado

2 Comentarios

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Mis querídimos hijos»: sencilla, amable y muy divertida comedia francesa

Las relaciones entre padres e hijos es una temática que ha dado multitud de comedias a lo largo de...
Publicidad

Más artículos como este