InicioBlog"Pasajero oculto": una heroína de altos vuelos

«Pasajero oculto»: una heroína de altos vuelos

Tienes que leer

Avatar
Fernando Simó
Miembro fundador de mundoplus.tv, seriefilo, cinefilo, devorador de libros y en pleno redescubrimiento de los cómics. Amante de la cultura (pop) y de la Historia, y ministérico de corazón.
Publicidad

En 1984, Joe Dante construyó gracias al guion de Chris Columbus, una de esas películas (efectos especiales aparte) por la que no pasan los años y que, además de formar parte de mi colección particular de Blu Rays, hace que cada vez que se emite en algún canal no pueda evitar volver a verla. Estoy hablando claro está de «Gremlins». Película posteriormente imitada, que dio lugar a su versión macarra y extraterrestre con los «Critters», y que se ha convertido en la película por antonomasia de las fiestas navideñas (con permiso de «Qué bello es vivir»). Una cinta que presentaba a unas criaturas capaces de arruinar la cena de Nochebuena a todo un pueblo.

Gremlins Gizmo
Gizmo es el Moway que todos quisieran tener

En esta película que escondía una clara alegoría contra el consumismo navideño, nos encontrábamos con un entrañable y gruñón Murray Futterman (Dick Miller), que, con unas copas de más en el cuerpo, despotricaba delante de Billy (Zack Galligan) y Kate (Phoebe Cates) de los coches extranjeros. Mientras salía a trompicones del bar del pueblo, recordaba con fastidio y temor su pasado en la Segunda Guerra, y en como unas criaturas a las que llamaba Gremlins, se dedicaban a sabotear y a destruir los vehículos del ejército. Luego veríamos que no iría tan desencaminado, al menos en lo que a bichejos con ganas de fiesta y de romper cosas. Pero, estas historias sobre criaturas que se dedicaban a destruir máquinas construidas por el hombre, tenían un origen real. Al menos todo lo real que podamos creer cada uno, y que en su momento hizo que los mitos, que provenían del siglo XV, sobre este tipo de criaturas, fuesen utilizados por parte de pilotos de la RAF en Oriente Medio, para justificar las constantes averías y caídas de los aviones, debido a los ataques de estos seres perversos. Estas historias se popularizaron también gracias al escritor Roald Dahl, que fue piloto de la RAF en Oriente Medio y que escribió «Los Gremlins», novela que nos muestra a estas criaturas, primero saboteando los aviones británicos (en venganza por la destrucción de su hogar) y luego luchando contra los nazis.

Chloë Grace Moretz vivirá situaciones extremas a bordo del bombardero

Pero, y si la leyenda fuese más real y aterradora que lo visto en la película de Joe Dante, o lo narrado por Roald Dahl. En gran medida es lo que nos plantea Pasajero oculto (el título en español es un spoiler en sí mismo), película que se puede ver en plataformas digitales desde el pasado 5 de marzo, y que nos traslada a la Segunda Guerra Mundial. En pleno conflicto bélico, la directora Roseanne Liang (que ha debutado en el mundo del largometraje con esta cinta alocada y macarra) nos presenta a la oficial de vuelo Maude Garrett (Chloë Grace Moretz), que se une a la tripulación masculina de un bombardero B-17 llevando consigo un paquete ultrasecreto. La presencia de una mujer en un vuelo militar trastocará la vida a bordo del avión, y pondrá de manifiesto el machismo imperante en la sociedad de la época, aunque escuchando los audios de la alfombra roja de los Goya, no parece un tiempo tan lejano.

Pasajero oculto
Chloë Grace Moretz protagoniza «Pasajero oculto»

El personaje de Grace Moretz no se dejará amedrentar por las palabras ni por las actitudes de la tripulación, a pesar de verse enclaustrada en la torreta ventral del bombardero. Encerrada en este pequeño cubículo, solo podrá imaginar lo que ocurre en el interior del avión, interpretando las palabras (e imaginando las acciones) de cada uno de los tripulantes, desde el veterano capitán hasta el novato del avión. El encierro, el miedo a fallar en su misión, una tripulación hostil y la oscuridad, pondrán a prueba su cordura y su buen juicio ¿Hay algo entre las sombras o es solo producto de su miedo?

Chloë Grace Moretz luchará hasta el extremo por llevar a cabo su misión

La ópera prima Roseanne Liang que cuenta con guion de Max Landis, es una agradable sorpresa, entre tanto estreno de mayor reconocimiento mediático. Una de esas películas que disfrutas de principio a fin, porque su desarrollo es totalmente inesperado y alocado, casi como un dibujo animado de Tex Avery. Y, ya sea porque hayas visto el tráiler (cuenta más de lo que piensas y menos de lo que imaginas), o ya sea porque te has acercado a ver la película sin saber nada de ella, su planteamiento, su ritmo, su claustrofóbico escenario, sus giros de guion, te dejaran patidifuso.

Chloë Grace Moretz en «Pasajero oculto» derrocha todo su carisma

Nada es lo que parece en Pasajero oculto, una película que podría recordarnos a una versión hipervitaminada y empoderada del mítico episodio de La dimensión desconocida «Pesadilla a 20000 pies de altura», que protagonizó William Shatner. Pero, está descripción se quedaría corta, sobre todo por el apabullante despliegue físico y de talento artístico que hace Chloë Grace Moretz, que ha crecido mucho (no solo físicamente sino como actriz) desde Kick-Ass. En Pasajero oculto, la joven actriz, vuelve a repartir estopa a diestro y siniestro, pero también, y a pesar de las difíciles e increíbles situaciones en la que se verá envuelta, veremos cómo sabe impregnar a su personaje de naturalidad y de carisma, a la vez que de la fuerza necesaria para superar las adversidades a la que se enfrenta.

En definitiva, Pasajero oculto es una entretenidísima película, que da una vuelta de tuerca a las películas de aventuras con monstruo, siendo capaz de ir más allá. Con una heroína que se introduce con derecho propio en el imaginario cinematográfico, a la altura de las Sarah Connor, Ellen Ripley o Imperator Furiosa, gracias al talento de Chloë Grace Moretz. Una joven actriz que sabe transmitir tanto la vulnerabilidad del personaje en los momentos más claustrofóbicos (y sorprendentes) de la película, como mostrar toda su fuerza y energía cuando debe enfrentarse a los peligros que les acechan a ella y a la tripulación del bombardero, tanto fuera como dentro del avión. Dadme más como Pasajero oculto. Es mandanga de la buena.

- Advertisement -

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Vigilados»: las apariencias engañan

Dave Franco, el hermanísimo de James Franco, debuta en la dirección (y firma el guion junto a Joe Swanberg)...
Publicidad
- Advertisement -

Más artículos como este