InicioBlogEl Americana Film Fest 2021 anima la cartelera con el mejor cine...

El Americana Film Fest 2021 anima la cartelera con el mejor cine «indie»

Tienes que leer

Saul Ivars
Saul Ivarshttps://desdeelsofacineytv.com/
Periodista cultural amante del cine y las series. Merodeador asiduo de festivales y eventos. Fundador de Desde el sofá - Cine y TV y colaborador de esta gran familia que es Mundoplus.tv.
Publicidad

Días después de clausurar la pasada edición del Americana Film Fest (Festival de cine independiente norteamericano de Barcelona), la pandemia golpeó fuerte nuestras vidas provocando largos meses de confinamiento, el cierre de las salas de cine y de la actividad cultural en general. Un año después, con el virus todavía circulando y con bastantes medidas restrictivas vigentes, el certamen se adaptó de la mejor forma posible para alegrar el mes de marzo a cinéfilos y asiduos al festival con una variada y amplia oferta del mejor cine «indie».

Del 2 al 14 de marzo el Americana preparó una completa programación presencial en varias salas de Barcelona y Madrid acompañada de una extensa selección de exitosos títulos pasados en la plataforma «online» Filmin. En el canal Americana también se pudieron ver casi la totalidad de las películas nuevas de su octava edición. Un total de 70 títulos procedentes principalmente de Estados Unidos pero, como el año anterior, también se proyectaron obras de México y Canadá. Y una vez más, el certamen ofreció todo tipo de géneros incluyendo por primeva vez el «true crime» en uno de sus documentales,

Para la cobertura del Americana 2021 he realizado una selección de trece filmes de las tres categorías competitivas del festival (TOPS, NEXT y DOCS). Eso sí, la mayoría de ellas partenecientes a la sección TOPS, la equivalente a la Sección Oficial en otros festivales.

El verano de Cody (Driveways)
«El verano de Cody (Driveways)» de Andrew Ahn.

Dramas honestos

«El verano de Cody (Driveways)» de Andrew Ahn fue la película encargada de inaugurar la actual edición del festival. Una conmovedora, bella y triste historia de amistad entre Cody, un niño de ocho años de rasgos asiáticos, y Del, un anciano veterano de Vietnam. Tras la inesperada muerte de su hermana, Kathy se desplaza al pequeño pueblo donde vivía para arreglar la casa y así poder venderla. Durante esos meses de verano, Kathy descubre lo poco que conocía a su allegada mientras su hijo establece una honesta relación amistosa con el vecino. Con una trama sencilla y poco innovadora «El verano de Cody (Driveways)» es capaz de tocar la fibra al espectador y tratar sutilmente temas como la vejez, la soledad y los rencores del pasado. Una obra delicada, con un guion conciso, música melancólica y buenas actuaciones del trío protagonista (Hong Chau, Lucas Jaye y Brian Dennehy, en una de sus últimas interpretaciones).

De la primera película del festival paso a la última que se proyectó: «Freshman Year (Shithouse)». En su debut, Cooper Raiff escribe, dirige, produce, edita y protagoniza una cinta en la que condensa de manera realista y cercana la vida universitaria y el cambio que ello supone a los jóvenes estudiantes. Fiestas, clases, amistad, sexo y amor en un bonito y agridulce romance entre Alex, un joven novato, tímido e introvertido, y Maggie (Dylan Gelula), una misteriosa y hedonista alumna de segundo curso. El film se llevó el Gran Premio del Jurado del pasado SXSW Film Festival en el que se ganó a público, crítica e industria combinando un estilo reflexivo, inspirado en Richard Linklater, con el jolgorio de las clásicas historias de campus al estilo Desmadre a la Americana de John Landis. En definitiva «Freshman Year (Shithouse)» es una obra pequeña, simpática, honesta y diferente sobre la vital etapa universitaria.

Shiva Baby.
«Shiva Baby» de Emma Seligman.

Frescas comedias

Aunque «Palm Springs» de Max Barbakow ya se podía ver en algunas plataformas de pago cuando se anunció su programación en el Americana Film Fest, los directores del certamen se justificaban que era un título que merecía ser proyectado en una pantalla de cine. Y aquí vengo a darles la razón. Cuando parecía que las películas de personas atrapadas en bucles temporales no tenían nada nuevo que ofrecer, y menos una comedia, llega «Palm Springs» te explota en la cara. Ingeniosa y divertida gamberrada protagonizada por la eléctrica pareja Andy Samber y Cristin Milioti que combina a la perfección fantasía, comedia y romance. Nyles vive resignado y atrapado en la boda de una amiga hasta que Sarah, la hermana de la prometida, irrumpe en su repetitiva vida para cambiarlo todo. Nominada a los Globos de Oro, los Spirit Awards y los Critics Choice entre otros premios, es una de las comedias de la temporada. Diversión garantizada.

Las dos debutantes, Emma Seligman a la dirección y Rachel Sennott como protagonista, firman con «Shiva Baby» una aceptable y fresca comedia de enredos ambientada en un velatorio judío. El film nos sitúa en la complicada tesitura de encontrarte a tu exitosa exnovia, a tu «sugar daddy» con esposa e hija, y a tu cargante y numerosa familia en un mismo sitio. Chismorreos, presión familiar y tensión sexual cargan los locuaces diálogos y agobiantes escenas de «Shiva Baby». Seligman consigue que compartamos la frustración y ansiedad de Danielle con un montaje excitado, planos cortos y el temblor de la cámara al hombro. La cinta parte del corto homónimo que participó en el SXSW y presenta a una protagonista joven y moderna: bisexual, terminando una carrera en estudios de género, y que vive sin complejos del dinero des sus padres y del de sus ligues. La película se alzó con el Premio de la Crítica ACCEC del festival en esta edición.

The Last Black Man in San Francisco.
«The Last Black Man in San Francisco» de Joe Talbot.

Mi ciudad

La ópera prima de Joe Talbot «The Last Black Man in San Francisco» es un sólido relato sobre la desigualdad como esencia de la cinematográfica ciudad de San Francisco. Una película plagada de contrastes y altibajos, tanto en las formas y como en la narración. El director, perteneciente una familia de sanfranciscanos de quinta generación, adapta la vida de su amigo de la infancia y colaborador Jimmie Fails, un joven afroamericano de barrio obsesionado por recuperar la casa victoriana que construyo su abuelo y que ahora forma parte de un barrio acomodado habitado por blancos. Acompañado por su inseparable amigo Montgomery emprenden un viaje existencial sobre sus vidas, la amistad que les une y la propia ciudad. En definitiva, una carta de amor odio a una urbe que en su día fue un referente de la contracultura y bastión de la lucha por los derechos LGTBI. Film ganador del Premio Especial del Jurado en Sundance y reconocido en diversos galardones estadounidenses.

Con «Funny Face» de Tim Sutton saltamos a la no menos cinematográfica ciudad de Nueva York. A través de las desdichadas y marginales vidas de la pareja protagonista sentimos la impotencia del individuo de clase baja ante el rodillo imparable del capitalismo especulativo inmobiliario que amenaza con eliminar la identidad del barrio de Brooklyn. En estas devastadoras circunstancias, se encuentran Saul (Cosmo Jarvis) y Zama (Dela Meskienyar), dos desgraciados que siguen adelante pese a sus diferencias dándose esperanza el uno al otro. Mientras tanto, el patético hombre adinerado indirectamente responsable de sus penas lucha por encontrar razones para sonreír. El director neoyorquino firma su quinto trabajo con la intención de describir sus sentimientos sobre la metrópolis. La estética cuidada, el ritmo lento y los sugestivos efectos sonoros de «Funny Face» la hacen divagar por la belleza y extravagancia de la urbe mientras la alejan de la crítica social.

Wilcox
«Wilcox» de Denis Côté.

Dramas experimentales

El cineasta canadiense Denis Côté pudo presentar físicamente en el Americana 2020 el film «Antología de un pueblo fantasma», este año tuvo que grabar un vídeo para introducir su nueva obra audiovisual «Wilcox». Una pieza experimental de poco más de una hora fruto de la incomprensión y fascinación del director por las personas que abandonan su rutinaria vida para habitar en medio de la naturaleza y alejados de la civilización. En «Wilcox» seguimos a uno de estos trotamundos interpretado por Guillaume Tremblay en una travesía marcada por el idealismo, la buena voluntad de las personas y la gran cantidad de autobuses abandonados en los campos. Un largometraje alienante, desconcertante, abstracto, sin diálogos y con sonidos que nada tienen que ver con lo sucede en pantalla. «Wilcox» es Côté en esencia.

Lawrence Michael Devine regresa al Americana Film Fest tras la comedia bizarra «Wild Canaries», vista en la edición de 2015. Y lo hace con «Black Bear» en el que el triángulo amoroso formado por Aubrey Plaza, Christopher Abboy y Sarah Gadon le sirve para hablar del colapso creativo, los límites morales del arte, la relación autor-musa y de los roles de género tradicionales. Una enigmática película que cuenta una misma historia en dos partes y desde dos puntos de vista y puesta en escena muy diversas. Un suculento y fascinante juego de espejos situado en un retiro rural en medio del bosque. «Black Bear» fue presentada en Sundance y pasó por la última edición del Festival de Sitges con una excelsa interpretación de Plaza («Ingrid Goes West«, «Parks and Recreation», «Seguridad no garantizada», «Legión»). Metacine vanidoso y magnético.

Assassins.
«Assassins» documental de Ryan White.

Documentales

El documental «Feels Good Man» del debutante Arthur Jones cuenta la chiflada y extraña historia de la rana Pepe: un simpático personaje animado del que se apropia la alt-right estadounidense, convirtiéndolo en símbolo de odio, y la lucha de su creador Matt Furie por recuperarlo. Un relato que nos lleva a analizar el mundo en el que vivimos ya que habla del poder incontrolable de las redes sociales y la división política y social que pueden crear, la soledad del autor cuando su obra pasa a formar parte de la gente, una sociedad «idiotizada» más pendiente del chiste o meme que de encontrar soluciones. Al mismo tiempo, «Feels Good Man» es un buen resumen de la historia de las redes sociales estadounidenses en los últimos veinte años y de un sistema basado en el copyright. Finalmente, la reconceptualización y viralización popular del personaje surgen como salvación de Pepe. En definitiva, un relato totalmente fruto de nuestro tiempo.

Cerramos este apartado con el documental «Assassins» de Ryan White («The Case Against 8«, «The Keepers», «Visibilidad: LGTBI en la televisión») que cuenta con detalle uno des esos asombrosos hechos reales que supera la ficción: el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-nam a plena luz del día en el aeropuerto malasio de Kuala Lumpur a manos de dos mujeres en 2017 y el posterior juicio farsa a las acusadas. La primera pieza de género «true crime» que pasaba por el Americana Film Fest no defraudó al respetable ya que, además de ser un buen reportaje, es un intenso thriller con inesperado final. «Assassins» desenmascara un entramado de estrategias geopolíticas tan retorcido como surrealista en el que Siti Aisyah y Hadi Azmi son totalmente manipuladas. Aunque en su día no te enterases de lo ocurrido, vas a poder disfrutar igualmente de esta cinta.

Blanco de verano.
«Blanco de verano» de Rodrigo Ruiz Patterson.

Sección NEXT

Noah Hutton dirige, guioniza y pone música a «Lapsis» su debut en el largometraje de ficción. Una distopía con toques de humor sobre la lucha por los derechos de los trabajadores en una empresa tecnológica que los explota. Como sucedía con Cassius Green en «Perdona que te moleste» de Boots Riley, programada la pasada edición, el repartidor Ray Tincelli (Dean Imperial) se convierte, sin pretenderlo, en el instigador de la revuelta laboral en una multinacional del cableado cuántico (la última generación en telecomuniaciones). «Lapsis» realiza una interesante puesta en escena pero peca de grandilocuencia en el mensaje: la lucha de clases, la batalla entre el hombre y la máquina, el avance tencnológico no asegura el bienestar humano y en toda contienda habrá traidores. La cinta pasó por los festivales de SXSW y Sarajevo y está nominada a Mejor guion novel en los Spirit Awards.

«Blanco de verano» es el contundente debut del mexicano Rodrigo Ruiz Patterson sobre la enfermiza y turbia relación de dependencia entre un adolescente y su madre. Rodrigo (Adrián Rossi), de padres separados, vive con su madre en una casa a las afueras de Ciudad de México. Cuando la madre empieza una relación estable con un hombre solvente económicamente, la ira del joven va «increscendo» a medida que se siente más desplazado en su rol del hombre de la casa. A pesar del buen trato recibido, Rodrigo se vuelve cada vez más impredecible y peligroso. «Blanco de verano» es un cuidada radiografía emocional de un adolescente criado sin un referente paterno. Directa, dura y sin tapujos. Un relato que difícilmente deja indiferente al espectador. El film recogió tres premios (Mejor película iberoamericana, mejor guion y actor secundario) en el Festival de Málaga y se llevó el Premio del Jurado Next de La Casa del Cine a Mejor película en esta edición del Americana.

El segundo film del marfileño Philippe Lacôte «La noche de los reyes» es una coproducción entre Cosa de Marfil, Francia y Canadá que nos traslada a La Maca, una de las prisiones más peligrosas del mundo, situada en el corazón de la selva africana. Roman, un joven delincuente recién llegado, tendrá que salvar el pellejo contando historias durante la noche en la que se produce el cambio de caudillo en esta cárcel regida por sus propias leyes. La violencia y locura de los reclusos se condensa en una teatralizada coreografía al son del relato fantasioso sobre Zama King, un asesino idolatrado por los internos. «La noche de los reyes» pone en valor la importancia de la tradición oral en la cultura y filmografía africana y la dota de una pátina poética y escenográfica. Un título nominado a los Spirit Awards y precandidato a los Oscar que ha tenido un fructuoso recorrido en festivales (Venecia, Toronto, Rotterdam, Sevilla, etc.).

Americana Film Fest 2021.
Entrega de Premios del Americana Film Fest 2021.

El Americana sigue

Hasta aquí nuestro recorrido por el Americana Film Fest 2021, un festival que ha revitalizado durante unos días las carteleres de los cines Phenomena, Zumzeig, Cienemes Girona y Círculo de Bellas Artes. Una octava edición en formato híbrido a través de Filmin que, según cifras de la organización, ha superado los 100.000 espectadores entre el público presencial y virtual, un nuevo hito en la historia del certamen.

Recuerda que el Americana sigue hasta el 21 de marzo en la Filmoteca de Catalunya con la retrospectiva a la aclamada directora Kelly Reichardt y continuará llevando los títulos más destacados de esta edición a otras ciudades con la «Route 66«. Puedes consultar el palmarés completo del Americana 2021 en este enlace mientras voy a buscar un gorro de vaquero, un chaleco de piel y unas botas con espuelas para que no me pille el búfalo en la próxima edición del festival.

- Advertisement -

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Vigilados»: las apariencias engañan

Dave Franco, el hermanísimo de James Franco, debuta en la dirección (y firma el guion junto a Joe Swanberg)...
Publicidad
- Advertisement -

Más artículos como este