InicioBlog"Todo a la vez en todas partes": una loquísima propuesta con la...

«Todo a la vez en todas partes»: una loquísima propuesta con la que disfrutar muchísimo

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

A los directores y guionistas Dan Kwan & Daniel Scheinert los conocimos por «Swiss Army Man». Una original y muy escatológica comedia fantástica con Daniel Radcliffe y Paul Dano. Ahora, seis años después, vuelven a sorprender a propios y extraños con su nueva película donde van aún más lejos en lo que a planteamiento plagado de originalidad y riesgo se refiere, presentando esta espectacular (y particular), visión del multiverso.

Es curioso, y digno de elogio, que en los tiempos en que Marvel y DC se han decidido a explorar el mismo concepto, sea esta propuesta estadounidense la que, sin hacer ruido, haya conseguido ser claramente (al menos de momento), la más original en su planteamiento. A pesar de no contar, ni remotamente, con los presupuestos que se manejan en las otras compañías.

Todo a la vez en todas partes - Youplanet PicturesCentrándonos en lo que nos atañe, la película nos cuenta la historia de Evelyn, una inmigrante china de mediana edad residente en Estados unidos que, por vicisitudes que es mejor no desvelar, se ve envuelta en una trama para salvar no sólo su mundo, sino todo el multiverso. A partir de esta premisa ya de por si llamativa (no olvidemos que este tipo de roles «heroicos» suelen darse a gente muchísimo más joven y normalmente atlética) la cinta comienza a dispararnos, sin ningún tipo de piedad, toda la munición que han ido preparando cuidadosamente sus directores y guionistas para sorprendernos.

Todo a la vez en todas partes - Youplanet PicturesY es que, una de los grandes puntos fuertes de este largometraje es que no lo enfocan a viajar entre los distintos universos viviendo aventuras, sino que el planteamiento es que la protagonista pueda adquirir ciertas habilidades de sus otros «yos» al realizar acciones concretas (estoy intentando ser muy críptico para no estropearos la experiencia de descubrir lo que os tienen preparados) y gracias a esas nuevas habilidades luchar contra las distintas amenazas que se van presentando. Todo lo que envuelve a cómo conseguir habilidades y utilizarlas es sumamente espectacular visualmente y desternillante desde el punto de vista cómico. Está muy bien hilado y planteado para ganarte como espectador desde el comienzo. Evitando, además, caer en algo ridículo y consiguiendo generar esa «épica de los perdedores» que tan bien suele encajar en propuestas de este estilo con toques paródicos.

Todo a la vez en todas partes - Youplanet PicturesLa cinta es, cómo os podréis imaginar leyendo lo anterior, un tobogán hacía la locura. La puesta en escena, los juegos de perspectivas tanto con la cámara como con los espejos, los homenajes meta-cinematográficos que se van produciendo y, especialmente, los desternillantes diálogos hacen de su visionado algo divertidísimo. Y, por si esto no fuese suficiente, consiguen mantener el ritmo tan elevado que, cuando te das cuenta, ya estás llegando al final. Y debo decir que, en mi opinión, sólo con esto ya habrían conseguido alcanzar un nivel más que aceptable.

Todo a la vez en todas partes - Youplanet PicturesLo diferencial, y por lo que yo valoro de forma muy alta a este filme es que «los Daniels» no se han conformado con lo anterior, sino que se han preocupado de darnos un extra en el desarrollo de personajes haciéndolo dramático, emotivo y muy bien hilado. Al final, la película no deja de estar hablándonos de la familia, del amor, y de esas personas que tenemos cerca y cómo nos relacionamos con ellas ya sea en este universo o en otros. Y es justo ahí donde creo que radica la gran baza y el gran acierto de todo el castillo de naipes: en ser capaz de hablarnos de lo cercano y cotidiano mientras realizas un ejercicio de estilo visual y cinematográfico de primerísimo nivel.

En definitiva

Todo a la vez en todas partes es una propuesta novedosa, transgresora, surrealistamente cómica y que tiene muchísimo corazón. Está espectacularmente bien dirigida e interpretada y, sinceramente, pienso que si aceptáis las reglas del juego que proponen los directores, es una experiencia más que recomendable para los amantes tanto del género fantástico como de acción y que, casi con total seguridad, os dejará francamente satisfechos. Id al cine a verla, se merece pantalla grande.

Contenido patrocinado

1 Comentario

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Mis querídimos hijos»: sencilla, amable y muy divertida comedia francesa

Las relaciones entre padres e hijos es una temática que ha dado multitud de comedias a lo largo de...
Publicidad

Más artículos como este