InicioBlog"Te estoy amando locamente": Orgullo, dignidad y libertad

“Te estoy amando locamente”: Orgullo, dignidad y libertad

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

Tengo la sensación de que, últimamente, estamos teniendo un repunte en las películas españolas que se atreven a explorar una etapa tan convulsa y compleja como la transición española. Si bien es algo que se había tocado algunas veces, mi perspectiva siempre ha sido que esta época estaba mucho menos presente en nuestro cine que la guerra civil o la postguerra, donde si hay múltiples y muy variadas visiones. El año pasado tuvimos la fantástica “Modelo77” (Movistar Plus+), cinta que exploraba el trato a los presos durante este periodo histórico. Y, más recientemente, hemos tenido “Las buenas compañías” cinta que exploraba el tema del aborto y los problemas que muchas mujeres tenían para poder llevarlo a cabo de forma segura.

Te estoy amando locamente - FilmaxPues bien, ahora nos llega a nuestra cartelera este 6 de julio Te estoy amando locamente y con ella llega un retrato social tan certero como honesto sobre lo que era pertenecer al colectivo LGTBIQ+ en unos años donde en España convivían dos corrientes políticas potentísimas. Por un lado, teníamos los restos de la antigua dictadura y sus leyes pendientes de derogarse que atentaban contra los derechos humanos más básicos. Y, por el otro, había muchísima gente que estaba cansada de tenerse que esconder en las sombras y quería salir hacía la luz y reclamar sus derechos. En esta tesitura es donde la película coloca su historia y lo hace vehiculándola a través de sus dos personajes principales, una madre que teme por su hijo después de perder a su marido en unas difíciles circunstancias y un hijo que es homosexual y que está harto de luchar contra él mismo y quiere salir, desesperadamente, del armario y comienza a relacionarse con gente más afín a él.

Te estoy amando locamente - FilmaxLa cinta, como os podréis suponer viendo el planteamiento, es un potentísimo drama. Pero es un drama muy especial porque la película juega con los géneros de una forma muy inteligente. Cuando durante la película se desarrolla toda la trama que tiene que ver con la represión, con una justicia que es cualquier cosa menos justa y con una sociedad que no duda en seguir señalando a aquellos a los que no quiere hacer el esfuerzo por entender, el largometraje dirigido por Alejandro Marin (La hija de alguien) no afloja y muestra con total crudeza y realismo los hechos que ocurrían en España tan gris de finales de los setenta.

Te estoy amando locamente - FilmaxPor el contrario, cuando la cinta se acerca a la liberación sexual, y pone en el centro al grupo de amigos de Miguel, con sus bailes, su club, y su tremendo empuje vital, la película coge un tono muchísimo más festivo y reivindicativo convirtiendo todo ello en una celebración.

Te estoy amando locamente - FilmaxCreo que estos dos tonos contrapuestos son prácticamente lo mejor de la película. Ese juego con los géneros, o el saber pasar de la risa al llanto y viceversa, son unas forma tremendamente inteligentes de abordar esa lucha entre el pasado y el futuro. El pasado oscuro. El futuro esperanzador. Y es que si otra cosa buena tiene Te estoy amando locamente es su positivismo. La forma con la que mira, esperanzada, a un futuro que para los personajes es la democracia pero que para nuestra sociedad aún no ha llegado del todo. Esta es una película que nos habla de nuestro pasado, sí, pero que lo que realmente pretende es que todos reflexionemos y mejoremos nuestro futuro. Se ha andado mucho camino, evidentemente, pero aún queda mucho más que recorrer.

Te estoy amando locamente - FilmaxNo puedo acabar la crítica sin hablar del fabuloso reparto con el que cuenta la cinta y que llevan en volandas toda la historia. Desde el primero hasta el último cumplen con lo que se espera de ellos y solo hay alguien que destaca por encima del resto y no es otra que Ana Wagener cuya presencia llena la pantalla en cada ocasión en la que aparece y que, probablemente, veremos nominada en los próximos “Goya” por este papelón.

En definitiva

Creo que Te estoy amando locamente es de ese cine que yo recomendaría a casi cualquier persona. No solo pone un tema encima de la mesa que provoca que el espectador se acerque a otras realidades y reflexione sobre cómo son, sino que está tan bien escrita, dirigida e interpretada que mal haríamos si dejamos pasar la oportunidad de verla en cines. Creo que es muy importante apoyar estas propuestas que se atreven a gritar con valentía y dignidad un “seguimos aquí” cuando los tiempos y las redes se están llenando de odio. Recomendadísima.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“This Is Me… Now: A Love Story”: el retorno de JLo a la pequeña pantalla y a la gran producción musical

En "This is me… Now: A Love Story", Jennifer Lopez nos permite conocer su visión actual del amor y...

Más artículos como este