InicioBlog"Katak, la pequeña ballena": ideal primera película

“Katak, la pequeña ballena”: ideal primera película

Tienes que leer

Felipe José García
Firma invitada
Publicidad

La mente de los niños funciona de otra forma que la de los mayores. Libre de prejuicios sus razonamientos a veces nos sorprenden por su pureza. El título de la película que ahora nos ocupa es un claro ejemplo. Me dieron la oportunidad de asistir a su proyección con mis dos sobrinos de casi 3 y 8 años. Para uno iba a ser su primera película completa, o eso esperábamos. Para la otra iba a ser, y lo fue, una película de diez, porque entre otras cosas está protagonizada por animales que no suelen salir en otras historias. Estamos hablando de orcas y belugas. Los niños de hoy en día nos sorprenden por su capacidad para diferenciar todos los tipos de dinosaurios desde muy pequeñitos. Si encima han tenido la ocasión de ver orcas y belugas en sus vacaciones de este año esta era la película ideal para compartir con ellos.

Pero resulta que el título en español de esta producción canadiense es Katak, la pequeña ballena…. cuando no sale ninguna en toda la película. Como muy bien sabrán los que vayan a verla con los pequeños de la casa, una orca y un beluga no son ballenas. Estoy seguro que mantener el título original no será determinante para obtener más recaudación, o tal vez sí, pero por lo menos no menospreciaría la inteligencia de los niños. En nuestro caso ninguno de los dos entro en polémica, porque en el título hablen de una ballena, que luego no aparece en la película. Al contrario, el más pequeño aguantó en la sala hasta los 5 minutos finales. Empezó muy ilusionado reconociendo todos los animales que iban apareciendo, y terminó en el medio del pasillo alucinando con una pantalla tan grande.

La mayor disfrutó muchísimo de la aventura de Katak por ayudar a su abuela, desafiando las convicciones establecidas y realizando un viaje hacia el norte cruzándose con todo tipo de especies. Su amistad con una orca será el punto de inflexión que cambiará su vida y la de su manada, apurada porque con el calentamiento del agua y los barcos que se encuentran no consiguen que nazcan nuevas crías.

Un viaje de redención, donde Katak es la única beluga gris de grupo y se siente en la obligación de demostrar lo que vale. Viendo que su abuela está enferma emprenderá un viaje para encontrar a su abuelo, y en el camino conseguirá salir de su zona de confort descubriendo un nuevo mundo.

Emocionante, da importancia a la familia y se puede escuchar varias veces la frase “te quiero”, tan necesaria en estos tiempos, tanto para grandes como pequeños. El poder de la amista y la familia son los valores que intenta trasladar esta historia de animación canadiense, que no se hace larga, destinada a los más pequeños, es emocionante y permitirá que los niños puedas disfrutar de una película de buenos sentimientos y buenas intenciones.

En resumen

La educación no sólo se enseña en los colegios, es primordial en el entorno familiar y en los contenidos a los que los niños tienen acceso. Menos Youtube y más películas como Katak, la pequeña ballena, aunque no sea una ballena.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“Dune: Parte 2”: la batalla del desierto

La gran esperada secuela de la aclamada saga "Dune" llega a los cines con una historia que se enfoca...

Más artículos como este