InicioBlog"In Albis": encontrarse a una misma

“In Albis”: encontrarse a una misma

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

Antes de ver la película he estado indagando un poco sobre su director y guionista, Daniel Cabrero, al cual no conocía y he visto que tiene una ópera prima de 2019 -que no he visto todavía, aunque pondré remedio a ello en breve- llamada “Coda 77”, película que está disponible en Flixole, y que por lo que he podido leer sobre ella creo que anticipa un poco algunas de las temáticas que se tratan en esta “In Albis”, cinta que llega a nuestros cines el 28 de septiembre y que, sinceramente, creo que aporta cosas interesantes a un subgénero que últimamente se toca muy poco y que no es otro que el del realismo mágico. En España hemos tenido grandísimos exponentes de este subgénero como son películas del nivel de “El laberinto del fauno” o “El bosque animado”-disponible en Filmin-, por citar dos que creo que todo el mundo debería ver. Aunque “In Albis” no juega en esa misma liga, ni tampoco lo pretende, por diversos motivos.

Volviendo a la cinta que nos atañe, la película arranca poniéndonos en la piel de la protagonista, una actriz y escritora completamente bloqueada en el proceso creativo y que intenta romper ese bloqueo yéndose a una especie de retiro/viaje espiritual a la montaña para intentar encontrar la tan ansiada inspiración. El largometraje dirigido por Cabrero, que no quiere apostar nunca por lo convencional, decide coger esta premisa e integrarla dentro de la corriente del realismo mágico. Durante el viaje veremos distintos momentos donde suceden cosas que están completamente fuera de la lógica, pero que dentro del marco que establece Cabrero -que además se apoya en el fenomenal trabajo que hace la actriz protagonista Lydia Ramírez– funcionan perfectamente tanto en la parte más cómica -tiene algunos momentos hilarantes muy bien tirados-, como en ese trasfondo dramático que hay en toda esta historia y que suele ser donde está más la complejidad que no se ve a simple vista.

La película, que va avanzando por fases, es de esas cintas cálidas, que buscan conectar con el espectador y que, aunque hablen de aspectos que nos pueden quedar más o menos alejados -no tienes por qué haber intentado escribir nunca algo para entender la psique y la frustración del personaje principal-, va encontrando nexos de unión con nosotros.

Y eso ocurre tanto cuando nos hablan del pasado de la protagonista a cuando juegan con los tiempos y también se nos habla del presente o del posible futuro. Porque, y esto es uno de los aciertos que tiene la película, el hecho de que se atreva a jugar con los momentos temporales que conforman una vida dentro de esa especie de cuento que crea en las montañas, creo que es una buena referencia a la frase típica que suele decirse de “escribe sobre lo que sabes” y nos ayuda a nosotros a bucear en nuestros miedos, nuestras inseguridades y el por qué de nuestras decisiones.

Huelga decir, eso sí, que estamos ante una película muy pequeñita y de bajo presupuesto. Obviamente, al ser esto así, podemos encontrar momentos puntuales donde notaremos que la fotografía quizá se quema un poco ante un exceso de luz y temperatura o que puede aparecer alguien de fondo en algún plano que no debería estar. Pero, aunque esto sea un evidente hándicap, creo que no empaña la experiencia que esta peli pequeñita pero con corazón nos trae.

En definitva

Al final, estas apuestas tan modestas creo que también forman parte de lo que es realmente el cine. Y demuestran que con ilusión, talento y tesón se pueden llegar a hacer cosas francamente interesantes y seguir haciendo que la rueda gire. Es cierto que, en algunos momentos, quizá peca de irregular – a mi me funcionan mejor el primer tercio y el último que el del medio- y que no cuenta con grandes medios o un reparto super extenso que aporte más dinamismo a toda la estructura. Pero, sinceramente, creo que con lo que tiene y aporta es suficiente para ser una propuesta interesante, cálida, cercana y entretenida.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“This Is Me… Now: A Love Story”: el retorno de JLo a la pequeña pantalla y a la gran producción musical

En "This is me… Now: A Love Story", Jennifer Lopez nos permite conocer su visión actual del amor y...

Más artículos como este