InicioBlog"Hay algo matando niños": el mal acecha en la oscuridad

«Hay algo matando niños»: el mal acecha en la oscuridad

Tienes que leer

Fernando Simó
Miembro fundador de mundoplus.tv, seriefilo, cinefilo, devorador de libros y en pleno redescubrimiento de los cómics. Amante de la cultura (pop) y de la Historia, y ministérico de corazón.
Publicidad

No entraba dentro de mis planes, tengo muchas lecturas y reseñas pendientes, y, sin embargo, leer “Hay algo matando niños” ha sido como recibir un puñetazo en el estómago capaz de dejarme sin aliento. Publicado por Planeta Cómic el pasado mes de mayo, “Hay algo matando niños” (152 páginas, 16,95€) combina de forma espectacular la típica historia de monstruos, ambientada en un idílico pueblo de la América profunda, con una narración que no necesita acelerarse para mantenernos en vilo y en tensión a lo largo de todas sus páginas. 

En cierto modo, Hay algo matando niños podría ser otra historia más sobre muertes violentas, con niños de por medio (el recuerdo a It de Stephen King está muy presente), con bichos malos que nadie parece ver y una heroína que llega a la ciudad para arreglar la situación. Sin embargo, ya nos damos cuenta desde la primera página que no estamos ante una historia convencional. Es cierto, que hay violencia (no es un cómic para niños), muertes a tutiplén, un monstruo terrible responsable de decenas de desapariciones, y que en medio de toda la historia encontramos a una joven que parece saber mucho de lo que ocurre. Pero, ni estamos ante un relato facilón, y no, Hay algo matando niños no es solo una historia sobre monstruos.   

Hay algo matando niños - Planeta Cómic
En «Hay algo matando niños» el terror esta al acecho en cualquier viñeta

Escrito por James Tynion IV con dibujo del italiano Werther Dell’Edera y con Miquel Muerto en el color, Hay algo matando niños nos lleva hasta la tranquila localidad de Archer’s Peak, donde desde hace semanas han estado desapareciendo niños, sin que la oficina del sheriff sea capaz de resolver el caso. La incertidumbre invade a las familias de los niños desaparecidos, algo que se agravará cuando uno de los alumnos del instituto sobreviva al presunto ataque de una fiera salvaje. El miedo, el odio, la desconfianza aumentarán en la ciudad, que vive con desazón todo lo que está ocurriendo. Como diría el maestro Yoda “el miedo lleva a la ira la ira lleva al odio el odio lleva al sufrimiento”. Y, esto precisamente es lo que veremos reflejado en la figura del joven que ha sobrevivido, y en cómo le afecta a él y a quienes le rodean ser un superviviente. 

Hay algo matando niños - Planeta Cómic
Erica Slaughter es una cazadora de monstruos

¿Qué hay detrás de estas desapariciones y de estas muertes? ¿Hay algo más de lo que no se ve a simple vista? Quizá las respuestas las tenga Erica Slaugther, una joven que parece saber que está pasando en Archer’s Peak, aunque tal vez lo que ella sabe sería mejor no conocerlo. A simple vista, a los más veteranos, esta cazadora de monstruos podría recordarnos a Buffy Summers. Si obviamos la magia y el destino de La Elegida podría serlo sin duda. Sin embargo, parece que Erica trabaja para alguien (aunque a regañadientes) y el componente mágico no está claro que esté presente en el cómic, porque la historia ideada por James Tynion IV aboga por explorar (y explotar) la cruda realidad (no solo de las muertes), sino de la perdida, de la soledad y del dolor que impregna a los personajes.  

Precisamente, en las algo más de ciento cincuenta páginas de Hay algo matando niños vemos que no estamos ante una típica historia de monstruos. Detrás de la sangre, la acción, las muertes, y la violencia, hay un trasfondo, unos personajes que sufren, y una historia que entronca sus raíces en nuestros miedos ancestrales a la oscuridad. Con un gran dibujo de Werther Dell’Edera, que sabe transmitir tensión en los momentos clave, y que muestra a flor de piel los sentimientos de los personajes, el guion de Tynion dosifica la información sobre las motivaciones de Erika, y sobre todo lo que rodea a quienes están detrás de sus actos. 

En resumen 

Hay algo matando niños - Planeta Cómic
«Hay algo matando niños» no es un simple historia de monstruos

Hay algo matando niños es un cómic imprescindible, que no debería faltar en la estantería de cualquier aficionado al noveno arte. Y, aunque se podría decir que este primer tomo sirve como presentación, dejando muchos cabos sueltos pendientes de resolver, la maestría en la narración de Tynion, la construcción de los personajes, el diseño de las criaturas contra las que debe luchar Erika, el increíble dibujo de Dell’edera y el color de Miquel Muerto (la sangre se derrama literalmente por las viñetas), crean un conjunto que te engancha desde la primera página. Si queréis una historia que os sorprenda y os deje con ganas de más, Hay algo matando niños no os dejará indiferentes. 

Publicidad

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

«Summer of Soul»: el recuerdo de un festival inolvidable

He visionado este documental como si fuera toda una celebración, lo he vivido con sorpresa, emoción y una absoluta...
Publicidad
Publicidad

Más artículos como este