InicioBlog"Cada respiro que das", ya no es una canción

«Cada respiro que das», ya no es una canción

Tienes que leer

Felipe José García
Firma invitada
Publicidad

El periodo vacacional es una buena época para recuperar títulos que se han perdido entre la avalancha semanal de novedades. Uno de ellos es «Cada respiro que das», que llegó en video bajo demanda el pasado mes de mayo distribuida por Youplanet Pictures. Estamos ante un thriller protagonizado por Casey Aflleck, Michelle Monaghan y Sam Claffin, que es el que se lleva la mejor parte.

Una familia adinerada vive en una lujosa y moderna mansión en el medio del campo cercana a una población que bien podría ser el Cabot Cove de Se ha escrito un crimen, el siempre inquietante Twin Peaks, el precioso White Pine Bay cercano al Bates Motel, o donde vivimos los amoríos entre humanos y vampiros de la saga Crepúsculo. Ubicación impresionante, repleta de bosques inmensos, lagos espectaculares cubiertos siempre de niebla y donde sabes que está pasando algo malo. Las localizaciones se llevan los mejores planos de este típico thriller que bien podría servir como película de sobremesa de Antena 3.

Paisajes a vista de dron, para reflejar la melancolía y el sufrimiento de sus personajes.

El matrimonio formado por Affleck y Monaghan no atraviesan por su mejor racha, y la relación con la hija de él no es la mejor. Dice el refrán que en casa del herrero cuchillo de palo, y siendo el padre psicólogo no sabe aplicar en su familia lo que hace con sus pacientes. Algo ocurre que provocará la entrada de una nueva persona en sus vidas. No se corta al poner sus cartas sobre la mesa desde el principio y la evolución del personaje interpretado por Sam Claffin será lo más interesante. La pena es que tengamos que soportar al soporífero matrimonio con su consentida hija.

Casey Affleck, ha pasado de ser el hermano de Ben al sempiterno sufridor que tan buen resultado le dio en «Manchester frente al mar».

Ha habido muchos thrillers mejores con malo inquietante, desde la mítica La mano que mece la cuna con Rebecca de Mornay en todo su esplendor a la más reciente El hombre invisible donde la que terminaba inquietando era Elizabeth Moss. Aquí no veremos nada nuevo, ni contado de manera demasiado atractiva e innovadora. Sabremos que va a pasar algo malo por la banda sonora que acompaña el metraje, creando expectación que luego no se verá recompensada.

Sam Claffin se merece toda la atención, tanto por su potencia física como interpretativa.

Puestos a sufrir, se puede sufrir de manera mucho más original y rompedora, como le pasaba a Anthony Hopkins en la magnífica El padre. De hecho aquí tendremos un pequeño guiño homenaje a nuestro caníbal preferido. Estamos ante otro producto desaprovechado, pero que encantará a tus padres. Intrigado me hallo intentando averiguar que tiene que ver el título, más allá del guiño a los aficionados a Police. Por una vez y sin que sirva de precedentes, la traducción española del título es exacta al original.

Publicidad

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

Entrevista a Mariana Di Girolamo, protagonista de «La Verónica»

El pasado 10 de septiembre, Filmin estrenaba en nuestro país "La Verónica", película chilena escrita y dirigida por Leonardo...
Publicidad
Publicidad

Más artículos como este