InicioBlog"Rainbow" diluye su mensaje entre surrealismo y luces de neón

“Rainbow” diluye su mensaje entre surrealismo y luces de neón

Tienes que leer

Enrique Paniagua Martin
Enfermo del cine y la literatura y, en menor medida, de las series. Fanático de Harry Potter, Friends y Marvel. Adorador de Fincher, Scorsese, Eastwood, Spielberg, Nolan, Tarantino y Céline Sciamma. Veo casi cualquier tipo de película y me encanta salir de mi zona de confort cinéfila. En Twitter soy: @QuiqueMartin27
Publicidad

Considero que la historia de “El mago de Oz” es casi ya parte de la cultura popular. Y que expresiones como el camino de baldosas amarillas, los zapatos brillantes, el arcoíris o las brujas del este y el oeste son conceptos que prácticamente todo el mundo ha oído mencionar alguna vez. Por lo tanto, es posible que cuando veáis esta reimaginación del clásico de Víctor Fleming (cito la película y no al libro porque creo que está mucho más cercana a la versión cinematográfica del 39 que a su homónimo literario) os encontréis con algunos lugares comunes pese al esfuerzo patente por su director, Paco León, por actualizar todos estos conceptos a la idiosincrasia cultural del siglo XXI revistando el clásico con una perspectiva muy actual.

Rainbow - NetflixObviamente, acercarse tanto a una obra maestra de la historia del cine intentando, además, actualizarla a los tiempos que corren es un proceso francamente arriesgado. Y el director español, que se ha caracterizado durante su carrera por elegir proyectos que se salían un poco de los esquemas habituales, asume este reto con valentía y buen hacer tras la cámara. El problema es que no siempre consigue salirse con la suya y trasmitir lo que, creo, quiere transmitir.

Rainbow, que llegó a nuestros cines de forma limitada el pasado 23 de septiembre y que se estrena en Netflix desde este viernes, es una película valiente. No cabe duda de ello. Y todo lo que la envuelve (apartado visual, técnico, música e interpretaciones) está tremendamente enfocado a ser rompedor. A dejar una huella en el espectador y provocarle una reacción mientras ve el largometraje.

Rainbow - NetflixEl problema es que, tras todas esas luces de neón, todo ese surrealismo, y ese humor pasadísimo de vueltas no tengo claro que el mensaje nos llegue con la fuerza que debería. Más bien, creo que el contenido acaba difuminándose en el continente mientras avanza la película.

Rainbow - NetflixEl mago de Oz era una historia sobre crecer y madurar. Sobre hacerse adulta. Y Rainbow vuelve a ser una historia sobre lo mismo, eso no ha cambiado. Dora, a la que da vida una magnifica Dora Postigo, es joven, inexperta y está buscando su lugar en el mundo mientras se encuentra a sí misma en el mismo proceso.

Rainbow - Netflix
La cantante Dora protagoniza “Rainbow”, la nueva película de Paco León

Por lo tanto, creo que lo importante de la cinta, más allá de la brillante estética tan cuidada, es que sea capaz de transmitirnos ese viaje hacía la madurez. Ese cambio que se produce en todos los adolescentes que buscan un lugar en el que quedarse y que en muchas ocasiones se sienten perdidos, descolocados, sin saber hacía donde deben tirar o qué deben decidir hacer en momentos importantes.

Rainbow - Netflix
©Concha de la Rosa/Netflix 2021. Dora Postigo es Dora en “Rainbow”

Mi sentimiento viendo el largometraje es que no tengo claro que ese camino se detalle bien. No acabo de sentirme conectado ante esa etapa de cambios como si lo hacía en la original o si lo hago en otras películas que tratan esta misma temática como El viaje de Chihiro, dentro de la animación japonesa del brillante Studio Ghibli o la magnífica “las ventajas de ser un marginado” cinta de culto entre los amantes del cine independiente. Ambas muy recomendables, dicho sea de paso.

Rainbow - NetflixLa película quiere y se esfuerza por transmitir el viaje, pero es tan bizarra en algunos momentos que acaba por equivocarse de camino y abandonar el de las baldosas amarillas con destino a otro lugar muy diferente.

En resumen

Obviamente, aunque para mí su mensaje no llegue a calar, si que creo que puede ser una película a reivindicar. Probablemente va a dividir muchísimo a los espectadores y es lo lógico cuando asumes los riesgos ya citados. Pero gracias a su buena dirección y, especialmente, a unas buenas interpretaciones (qué bien están tanto Carmen Maura como Carmen Machi) consigue ser una película interesante más allá de sus errores y aciertos. Quizá no sea todo lo buena que podría haber sido partiendo del material del que parte. Es cierto. Pero también lo es que Rainbow te da un viaje lleno de luces, surrealismo y riesgo. Y esto, en mi opinión, es algo a valorar.

Contenido patrocinado

Dejar respuesta

¡Escribe tu comentario!
Por favor introduce aquí tu nombre

Últimas entradas

“La Sagrada Familia” de Pujol y Cataluña

"Todo terreno para la política, un símbolo, Monarquía en Cataluña, millones de catalanes decidimos no mirar, has querido defender...
Publicidad

Más artículos como este