19 de septiembre "Crónicas" comienza la temporada en las almadrabas de Cádiz

/imagenes/logos/fondoclaroweb/s128/tve2.png

Crónicas estrena este jueves Almadraba: el laberinto de los atunes, un reportaje sobre este tradicional estilo de pesca de atunes que se emplea en España, Marruecos, Portugal e Italia y que aprovecha el paso de estos peces en su migración del Atlántico al Mediterráneo. Almadraba: el laberinto de los atunes, estreno el jueves 19 de septiembre a las 23:35 horas en La 2.

El programa se ha desplazado a Cádiz, donde por primavera las orcas se dejan ver por la costa. Los grandes cetáceos llegan siguiendo el rastro de su más preciado bocado, el atún rojo. En esa época los atunes cruzan el Estrecho en dirección a las cálidas aguas del Mediterráneo interior, donde desovan. Un viaje guiado por el instinto que se repite cada año y que desde hace miles de años los pescadores aprovechan. Para ello, en febrero comienza la dura labor de preparar los enseres y trasladarlos al mar, a un par de millas frente a la costa, para conformar la compleja estructura de la almadraba. Es un laberinto de redes verticales, un entramado de boyas y flotadores, cadenas, plomos, cables y anclas, cuyo fin último es conducir a los grandes atunes hacia "el copo", el círculo de embarcaciones donde son sacrificados.

Esta técnica de pesca, que se emplea desde tiempos prerromanos, ya no es el sangriento espectáculo de antaño. Ahora prima la calidad sobre la cantidad y para conservar la carne en sus mejores condiciones hay que actuar con rapidez: muerte rápida, traslado rápido y ultra congelación rápida. Técnicas japonesas, ya que son los nipones el origen del renacer de las almadrabas a finales de los 70, tras años en los que llegaron a desaparecer. Los japoneses compraban más del 90% de las capturas, cambiaron hábitos de consumo y propiciaron la revalorización culinaria del atún. Hoy se sigue exportando a Japón atún rojo de almadraba, pero la mayor parte se consume en el mercado nacional y europeo.

Hace décadas se encendieron las alarmas por la pesca masiva del atún rojo con técnicas industriales. Ahora, la especie se ha recuperado. Los controles y las cuotas de capturas están dando resultados, por eso las almadrabas miran con optimismo hacia el futuro. Los laberintos de redes seguirán anclándose cada año frente a Conil, Barbate, Zahara y Tarifa. El año próximo puede que a estas cuatro almadrabas se sume la de Sancti Petri.

N.P.Esta nota de prensa ha sido enviada por el canal o empresa mencionado. Cualquier equivocación, errata o error de cualquier tipo son responsabilidad del autor del original. Esta nota de prensa se reproduce sólo por difundir la información que contiene.

 

Noticias relacionadas

Últimas noticias

Copyright © 2001-2019 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·