El Ministro del Interior escribe a Netflix por su promoción de "Fe de Etarras", que podría constituir delito

Noticias de TV digital

 

septiembre de 2017
El Ministro del Interior escribe a Netflix por su promoción de "Fe de Etarras", que podría constituir delito

Son ya numerosas las ocasiones en que Netflix ha provocado polémica para llamar la atención sobre algunos de sus productos de entretenimiento. Ya lo hizo con la serie Narcos, con un polémico anuncio en la madrileña Puerta del Sol la pasada navidad o con alusiones a políticos más recientemente. Este mes de septiembre, Netflix ha salido a la palestra por ir mucho más allá del mal gusto, se ha saltado la línea roja del respeto a las víctimas del terrorismo, lo que ha provocado bajas de usuarios, denuncias policiales y ahora una carta del Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido Álvarez.

A mediados de mes saltaba la polémica, un inmenso cartel promocional de la película Fe de Etarras, dirigida por Borja Cobeaga, era colgado en San Sebastián, a pocos metros de donde tuvo lugar uno de los muchos actos terroristas perpetrados por la banda terrorista ETA. Precisamente el film se ubica cronológicamente durante el Mundial de Sudáfrica de 2010, y trata, en clave de humor, sobre un comando de la citada banda encerrado en un piso en Madrid durante la celebración del Mundial que espera para realizar un atentado. Para Zoido esta campaña, que es difundida incluso en calles en las que fueron asesinadas varias personas en atentados terroristas, ha herido la sensibilidad de las víctimas. El cartel incluye el cántico Yo soy españooool, españoool, españoooool, popularizado durante el citado Mundial de fútbol, tachado, haciendo un macabro juego de palabras con el título de la película.

Las redes sociales y las asociaciones de víctimas del terrorismo responden

Las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar, muchas de ellas mostraban una captura de pantalla del momento en el que la aplicación de Netflix comunicaba el mensaje de que se habían dado de baja correctamente, dejando ver que muchas personas han cancelado su suscripción al haberse sentido indignadas por esta estrategia de márketing a costa de las víctimas de la lacra del terrorismo de ETA.

Las asociaciones que representan a las víctimas del terrorismo igualmente se han mostrado totalmente indignadas y dolidas con este tipo de publicidad y uso de los medios. La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) expresó oficialmente que no se puede banalizar el terrorismo de ETA porque aún hay muchas heridas sin cerrar.

La Guardia Civil denuncia y la Fiscalía actúa

La Unión de Guardias Civiles presentó una denuncia contra la plataforma al considerar que la publicidad de la película atenta contra el honor de las víctimas del terrorismo y solicita eliminar de manera inmediata el cartel. La asociación entiende que este cartel es una humillación y un ataque directo a los familiares de las víctimas asesinadas por la banda terrorista ETA desde los años 60, tanto en la capital guipuzcoana como en el resto de España.

Como resultado de la denuncia, el pasado jueves la Fiscalía de la Audiencia Nacional abrió diligencias con el objetivo de establecer si realmente hay indicios de delito de humillación a las víctimas del terrorismo. La Ley 29/2001 de 22 de septiembre, de reconocimiento y protección integral a las víctimas dedica un capítulo a los derechos de las mismas en cuanto al tratamiento de la información en los medios, algo que no ha parecido preocupar a la plataforma OTT de origen americano a la hora de promocionar su segunda película española.

El Ministro escribe una carta

Zoido, como ministro del interior, ha entendido necesario escribir una misiva dirigida a la plataforma para invitarla a la reflexión, según publica hoy el diario El Mundo. La carta también ha sido enviada a las asociaciones de víctimas del terrorismo con el fin de respaldarlas en un momento hiriente como éste provocado por Netflix. Así, Zoido recalca en la carta que No podemos olvidar que los medios tienen también una responsabilidad social y que no pueden limitarse a ser una herramienta de entretenimiento, en clara alusión al hecho de que los medios no pueden sobrepasar ciertas líneas rojas, y mucho menos con fines meramente comerciales, como es el caso. Zoido es tajante ante la posibilidad de que Netflix podría haber infringido la ley: Soy absolutamente respetuoso con la libertad de expresión, siempre que ésta se ejerza sin contravenir los derechos de los demás ni la legalidad (...) Debemos tener claro que es responsabilidad de todos, desde nuestros distintos roles en la sociedad, ofrecer un tratamiento público de las víctimas del terrorismo que asegure su dignidad (...) Es necesario contar con una visión crítica hacia el terrorismo y que se visibilice el daño que causa a la sociedad.

El día escogido para el estreno, otra provocación más de Netflix

Igualmente se ha tomado como una provocación que la película pase a estar disponible para los clientes de la plataforma el 12 de octubre, día de la Hispanidad, un sentimiento herido a bocajarro por un cartel indignante que, sin duda alguna, ha logrado lo que pretendía, llamar la atención, pero que podría tener un coste muy alto si finalmente se determina que es constitutivo de delito. Netflix, de momento, se niega a retirar el anuncio.

Netflix, acusada de blanquear la imagen de ETA y Arnaldo Otegi

Meses atrás, Netflix incluyó en su catálogo el documental El fin de ETA. La descripción de la sinopsis ya resultó más que hiriente: Este documental narra el largo proceso que, luego de una década, condujo al fin de ETA, un violento grupo separatista vasco que existió por más de 50 años. La calificación de grupo separatista en lugar de banda terrorista levantó ampollas entre ciertos círculos y solo recientemente ha sido modificada para describir a ETA como banda terrorista. En el momento de escribir esta información, de hecho, Google sigue manteniendo la caché de la descripción como grupo separatista.

El documental en sí mismo no quedó exento de polémica, en el que se otorga a Otegi una imagen de hombre pacificador que se aleja bastante del ideario colectivo.

La película, precedida por el éxito de su director

El donostiarra Borja Cobeaga, director de la película promocionada, fue también guionista de las exitosas Ocho apellidos vascos y Ocho apellidos catalanes. También intervino como parte del equipo creativo del programa de satírico de la televisión pública vasca, ETB, Vaya semanita. La película se presentará en el Festival de San Sebastián el próximo jueves, 29 de septiembre.

Mundoplus.tv

Compartir en:
Meneame
Copyright © 2001-2020 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·