DMax descubre a los nueve grandes rebeldes que desafiaron al imperio romano en "Bárbaros: El Despertar"

Noticias de Programación

 

noviembre de 2020
DMax descubre a los nueve grandes rebeldes que desafiaron al imperio romano en "Bárbaros: El Despertar"

Muy pocos pudieron hacer frente al inmenso poder y dominio del Imperio Romano. La hegemonía era tal que, con el paso de los siglos, la Antigua Roma seguía siendo una referencia para las grandes naciones en busca de nuevas conquistas. Sin embargo, nueve grandes guerreros desafiaron el poderío romano y marcaron el devenir de uno de los mayores ejércitos de la historia. Personajes legendarios que lideraron a las milicias rebeldes durante siglos de batallas frente al Imperio Romano y cuyas historias protagonizan Bárbaros: El Despertar, la nueva propuesta de DMax para la noche de los sábados que llega al canal este 7 de noviembre a las 22 horas.

Esta serie documental de ocho episodios de una hora narra la historia del ascenso y la caída de la Antigua Roma desde la perspectiva de algunos de los grandes guerreros de las tribus de rebeldes denominados "bárbaros" por sus enemigos. Un exhaustivo recorrido a través de las peripecias y grandes hazañas que pasaron a la historia y que forjaron la leyenda de nueve grandes guerreros bárbaros: Atila, Genserico, Aníbal, Viriato, Espartaco, Arminio, Boudica y Fritigerno.

Los sábados por la noche, DMax viaja al pasado para descubrir el origen, los secretos y las causas de la expansión y la posterior desaparición de algunas de las civilizaciones que dominaron el mundo hace varios siglos. Tras mostrar quiénes eran y cómo vivían los vikingos, los antiguos egipcios y los antiguos romanos, el canal de Veo TV se embarca en noviembre en una nueva misión: descubrir la historia de los grandes rebeldes bárbaros que se atrevieron a desafiar al todopoderoso Imperio Romano.

Gracias a los testimonios de expertos e historiadores que toman vida a través de recreaciones dramatizadas, Bárbaros: El Despertar, permitirá a los espectadores de DMax conocer quiénes eran realmente los grandes y temibles líderes que fueron decisivos en la derrota de Roma. La serie cuenta con rostros reconocidos del mundo del cine y de las series como Ben Batt, Jefferson Hall, Kirsty Mitchell o Richard Blake.

Los grandes rebeldes contra la antigua Roma

Viriato: Hacer frente a legiones mortales y disciplinadas de soldados romanos era una tarea difícil para los lusitanos menos equipados. En lugar de enfrentar a los ejércitos de frente, Viriato desarrolló una estrategia propia: la guerra de guerrillas basada en ataques relámpago y retiros igualmente rápidos. Los informes mencionan a Viriato como un estratega militar astuto, con una gran reputación por su valor personal, decencia y generosidad.

Aníbal: Partió de "Nueva Cartago" - Cartagena moderna - en el año 218a.C. con un gran ejército, estimado por autores romanos de un número superior a 100.000 hombres. Después de meses de compromisos persecuciones entre las dos partes, Aníbal encontró a sus fuerzas cercadas por los romanos, por un lado, y las formidables montañas por el otro. Se acercaba el invierno, y en el momento en que se acercaron a los Alpes, los hombres de Aníbal ya estaban agotados. Pero en un golpe audaz, el general ordenó una de las maniobras militares más ambiciosas en la historia antigua. En 216a.C., Aníbal destruyó una unidad romana masiva en Cannas, una de las peores derrotas romanas que se recuerdan.

Atila: Los Hunos eran una tribu nómada, que abandonó las estepas asiáticas y causó estragos dondequiera que atacasen. Impulsados por el deseo de botines, los Hunos infundieron temor en sus enemigos con violentos ataques relámpago contra pueblos inocentes. Expertos jinetes y arqueros, eran extremadamente precisos con un arco y una flecha a cualquier velocidad. Atila es el mayor de los guerrero de aquel ejército y junto a Genserico diezmaron gravemente al Imperio Romano.

Genserico: Nació alrededor del año 389d.C., como el hijo ilegítimo del gran rey vándalo Godegisilio. Cuando Genserico fue elegido rey en 428, los Vándalos habían sido durante mucho tiempo un pueblo errante. Impulsado por el avance de los Hunos, los Vándalos cruzaron la frontera norte del Rin del Imperio en 406 y encontraron su camino a España. Allí se instalaron, pero a medida que comenzó el gobierno de Genserico, fueron atacados por los Visigodos y pronto emigraron al norte de África. Genserico entró en la oscura historia de la caída gracias a su jugada maestra de tomar Cartago mientras las tropas romanas peleaban en el Mediterráneo frente a los godos y los francos, haciéndose así con un emplazamiento clave y estratégico.

Arminio: Arminio y sus aliados diseñaron una emboscada que le daría a los bárbaros una ventaja frente a las legiones que los superaban en número. En la Batalla del Bosque de Teutoburgo (9d.C.), las tácticas de guerrilla de Arminio encontraron a Roma con la guardia baja. Fue una de las derrotas más humillantes para Roma, y cambió el curso de la rebelión bárbara de siglos contra Roma, que se extendía por toda Europa

Boudica: Boudica reunió a una serie de tribus británicas de las cuales todas estaban en peligro de aniquilación por parte de Roma y los convenció para unirse a ella en una rebelión contra el Imperio. Impulsado por la rabia y el deseo de libertad, el ejército de Boudica irrumpió a través de Britania en campaña de destrucción e incendios contra los asentamientos romanos de la isla, destruyendo tres centros de poder romanos principales Y asesinando a civiles además de masacrar una legión romana. Las batallas del ejército de Boudica frente a los romanos fueron algunas de las más brutales que jamás se hayan librado contra Roma.

Espartaco: Debido a su enorme fuerza física, fue elegido para convertirse en un gladiador, y se trasladó a un campo de entrenamiento de élite en Capua, Italia. Las condiciones para los gladiadores nunca fueron buenas, pero Capua era particularmente brutal. Los que sobrevivieron a la arena fueron acosados y maltratados por los guardias. Espartaco conspiró con 70 de sus compañeros gladiadores - incluyendo a Crixus de Galia - para escapar. Al comienzo, la República trató el escape como un asunto policial menor. El cónsul romano, Cayo Claudio Galber, envió una fuerza para tratar con ellos, atrapándolos en el Monte Vesubio. Pero los romanos eran demasiado confiados e ignoraban el ingenio táctico de Espartaco, quien se levantaría para provocar una revuelta de esclavos que sacudió a la República romana hasta su núcleo.

Fritigerno: Cuando las fuerzas de Fritigerno atacaron, destruyeron el ejército Lupicino y saquearon libremente el campo. Mientras tanto, los bárbaros en la ciudad de Adrianópolis se rebelaron contra sus amos romanos y acudieron a unirse a Fritigerno.

La amenaza era tan grande que tanto el emperador oriental como el occidental enviaron a sus legiones para hacerle frente. La masacre gótica de las fuerzas romanas fue la más sangrienta desde Aníbal en la Batalla de Cannas. Fritigerno condujo a los godos de nuevo a Tracia donde se establecieron, no como siervos de Roma, sino como pares y temidos rivales.

N.P.Esta nota de prensa ha sido enviada por el canal o empresa mencionado. Cualquier equivocación, errata o error de cualquier tipo son responsabilidad del autor del original. Esta nota de prensa se reproduce sólo por difundir la información que contiene.

Compartir en:
Meneame
Copyright © 2001-2020 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·