¿Qué es Canal+ Yomvi?

La televisión digital trajo consigo importantes mejoras en la década de los años 90, como la mejor calidad de imagen y sonido, la posibilidad de escuchar contenidos en múltiples idiomas, la multiplexación de canales para facilitar la redifusión de contenidos, etc. Sin embargo, la convergencia de la informática y la televisión ha traído consigo un nuevo modelo de consumo gracias a internet: la posibilidad de visualizar un determinado contenido cuando el usuario desea, denominado vídeo bajo demanda.

Hasta enero de 2011 los abonados a Digital+ (hoy denominada Canal+) tenían que esperar al siguiente pase de difusión de un contenido para poder verlo. Desde entonces, Canal+ sirve los contenidos bajo demanda a través de internet, justo en el momento en el que el cliente desea verlos. Se trata de los servicios Canal+ a la Carta y Videoclub, que ofrecen la máxima comodidad, una gran calidad y garantías técnicas.

Canal+ a la Carta nace el 17 de enero de 2011 mientras que Videoclub ve la luz el 6 de marzo del mismo año para satisfacer el nuevo modelo de consumo nacido con internet, donde los contenidos son distribuidos basados en la interacción del consumidor, no en los horarios impuestos por los operadores. El primero de estos servicios ofrecía contenidos emitidos recientemente por algunos de los canales de Canal+, mientras que el segundo permitía acceder a contenidos de estreno en modalidad de pago por visión, suponiendo la evolución del servicio Taquilla. Estos dos servicios se fusionaron y nació en octubre de 2011 el servicio Canal+ Yomvi, que actualmente se puede contratar también por internet de manera independiente a la plataforma por satélite.

El modelo se traslada así al televisor para una mayor comodidad del usuario, que le permite, desde el simple mando a distancia, seleccionar el contenido que desea ver y simplemente, empezar a disfrutarlo en ese momento. El vídeo bajo demanda da la opción además de realizar una pausa, rebobinar o avanzar a alta velocidad el contenido para situarse en el momento que se desee ver. Estas posibilidades ya las permitía realizar el terminal iPlus sobre las emisiones en vivo y las grabaciones efectuadas pero el sistema de vídeo bajo demanda evitará estar pendiente de los pases de emisión para poder disfrutar de sus películas, series, programas o documentales favoritos.

Los contenidos se ofrecen mayoritariamente en calidad de alta definición (formato 720p), logrando así estar a la altura de los tiempos y de las exigencias de los clientes, acostumbrados ya a la alta definición.

La plataforma está intentando aumentar la fidelidad de sus clientes ofreciendo no sólo contenidos en alta definición (es la operadora que lidera la implantación de este formato en nuestro país) sino también mediante servicios de valor añadido, como la posibilidad de pausar la emisión en vivo de los canales, grabar contenidos en disco duro o, a partir de enero, comenzar a ver un contenido en el momento deseado, como si de un reproductor casero se tratara, sin necesidad de preocuparse por horarios de emisión en los diferentes canales.

En España otras plataformas como Movistar Imagenio también vinieron ofreciendo un servicio similar desde algún año antes de que la plataforma de Prisa TV incorporara este servicio. Otros modelos empleados por plataformas extranjeras que difunden su señal por satélite es contar con terminales receptores de doble sintonizador que permiten visualizar un canal mientras se graban contenidos en un disco duro interno que permite al cliente posteriormente visualizar determinados contenidos (un catálogo reducido) en la modalidad de vídeo bajo demanda. Este modelo suele llamarse Push-VOD.

Expansión del servicio por internet

Canal+ Yomvi puede emplearse con cualquier conexión básica de ADSL o cable que cuente con al menos 3 Megas (Mbps) de ancho de banda de descarga (bajada). Este requisito se da tanto si se accede a él desde el terminal iPlus (siendo abonado a Canal+) como si se desea contratar de manera independiente, sin ser abonado a la plataforma por satélite.

Esta posibilidad amplía los horizontes a los que actualmente se enfrenta el servicio de Movistar Imagenio, plataforma cuyo despliegue se encuentra limitado a la adaptación de las diferentes centrales telefónicas que dan servicio a los abonados y a la necesidad de contar con una conexión de 10 Megas para poder acceder al servicio de televisión prestado por Telefónica. Estos factores merman la cobertura de hogares a los que puede llegar la televisión de Movistar Imagenio.

Por su parte, el principal cableoperador del país, ONO, necesita desplegar su red de fibra óptica para hacer llegar sus servicios a los hogares. Los altos costes del despliegue de su red han frenado su expansión en los últimos años, resultando en que la cobertura de hogares a los que puede dar servicio la cableoperadora también es inferior a la cobertura potencial del futuro servicio de vídeo bajo demanda de Canal+.

Copyright © 2001-2019 mundoplus.tv - CIF G-31792138
·