Editorial Hidra publica en España “La Novena Casa”, la nueva novela de Leigh Berdugo que Amazon convertirá en serie

lanovenacasahidraEditorial Hidra ha publicado en español “La Novena Casa” (525 páginas, 21€), el comienzo de la nueva bilogía de fantasía para adultos de Leigh Bardugo, novela recomendada por Stephen King, que ha sido finalista del premio Locus. Magia oscura, crímenes misteriosos, sociedades secretas, abusos de poder y una protagonista atípica se reúnen en esta rompedora novela de fantasía. Amazon se ha hecho con los derechos de “La Novena Casa”, que inicia la saga literaria de Alex Stern, para convertirla en serie de televisión.

Leigh Bardugo, autora superventas número 1 del New York Times que ha alcanzado gran fama en el mundo de la literatura gracias a sus novelas para jóvenes adultos (entre las que se encuentran algunos títulos como la trilogía Sombra y Hueso y la bilogía Seis de cuervos, ambas pertenecientes a su saga Grishaverse que pronto estrenará su serie en Netflix), da el salto a la literatura para adultos con su novela “La Novena Casa”, el comienzo de una bilogía de fantasía ambientada en la universidad de Yale. La autora, que estudió en esa universidad y perteneció a la hermandad La Cabeza del Lobo, nos presenta las ocho sociedades secretas de Yale reinventándolas como unos clubs donde sus miembros practican magia negra. Una novena casa, inventada por Leigh Bardugo, es la organización encargada de supervisar las acciones realizadas por las demás sociedades.

Esta historia, en la que la autora ha trabajado durante dos años, la ha acompañado desde que era una estudiante. Leigh Bardugo explicó que la idea inicial que años más tarde daría vida a “La Novena Casa”, se le ocurrió en su época de estudiante cuando, un día, leyendo una carta, llegó a Grove Street y se encontró con un gran mausoleo a su izquierda cubierto de serpientes de hierro y, a su derecha, una puerta que decía «Los muertos se alzarán».

“La Novena Casa”, protagonizada por Alex Stern, presenta a los lectores a una “heroína” atípica. Alex es una chica con un pasado tortuoso: tuvo problemas con las drogas, abandonó sus estudios, ha sido maltratada y puede ver fantasmas. La joven se siente perdida hasta que, gracias a su don, una organización le ofrece la oportunidad de ir a Yale a cambio de trabajar para ellos investigando las actividades de las diferentes sociedades secretas del campus. Lo que a priori parece una gran oportunidad para Alex, pronto se convierte en una pesadilla ya que tras la fachada y opulencia de la Ivy League se esconde una verdad más oscura… Sirviéndose de una trama ficticia, Leigh Bardugo realiza una reflexión sobre el acoso, las adicciones, el abuso de poder y los privilegios de algunos grupos sociales. Porque, aunque “La Novena Casa” es una novela de fantasía, el hecho de que esté ambientada en Yale le ofrece a la autora la posibilidad de mostrar diferentes problemas sociales.

En una entrevista con Bustle, Leigh Bardugo explicó por qué decidió incluir esto en su novela: ‘Los monstruos a menudo funcionan como metáforas en fantasía. A los monstruos se les puede vencer, pero conseguir que desaparezca aquello a lo que representan no es tan fácil, por eso no es bueno transmitir a los lectores la idea de que los problemas acaban de un modo tan sencillo como el llegar a la última página de un libro’. Su protagonista, Alex, es un personaje muy humano, la joven se siente desplazada en un mundo en el que no encaja y ha de enfrentarse a grandes problemas (por ello en ocasiones trata de ocultar su vulnerabilidad a través del sarcasmo). Su fuerza y espíritu de lucha pueden resultar inspiradores para los lectores, que podrán empatizar con algunos de sus sentimientos, en especial, la soledad.

A diferencia de sus novelas anteriores, ambientadas en mundos ficticios, “La Novena Casa” trae la magia negra a la Tierra. A la hora de crear los espacios de esta historia Leigh Bardugo realizó una gran investigación sobre New Haven para que la mayoría de las leyendas y los edificios que aparecen en la novela fuesen reales, de hecho, a excepción de Black Elm, los lugares que la autora describe con maestría a lo largo de La Novena Casa son auténticos. El afán de Leigh Bardugo por introducir elementos verídicos en su historia fue tal que incluso las prácticas que realizan las sociedades secretas están relacionadas con algún elemento o tradición real de estos grupos. Por ejemplo, los miembros de El Libro y la Serpiente (que se encuentra frente al cementerio de Grove Street), son nigromantes. Y los miembros de El Manuscrito, entre los que se encuentran algunos actores famosos o personalidades de gran importancia en los medios, dominan la magia basada en glamures e ilusiones.
En conclusión, La Novena Casa es un thriller apasionante, irónico e intrigante en el que, a través de una historia de fantasía, Leigh Bardugo consigue dar voz a importantes temas de actualidad como el acoso, la corrupción o la desigualdad social al mismo tiempo que atrapa al lector con una trama cuidada al detalle cargada de giros argumentales y misterios sorprendentes.

En “La Novena Casa”, a sus veinte años, Galaxy ‘Alex’ Stern es la única superviviente de un aterrador homicidio múltiple sin resolver. Toda su vida ha ido de mal en peor: dejó el instituto a edad temprana y, desde entonces, ha ido encadenando trabajos sin futuro y se ha rodeado de malas compañías. Pero, en la cama del hospital, le ofrecen una segunda oportunidad: asistir a una de las universidades más prestigiosas del mundo, Yale, con todos los gastos pagados. Aunque Alex no para de preguntarse por qué la han elegido a ella y si esconde algún tipo de trampa, la oferta es demasiado tentadora.

Al llegar a New Haven debe cumplir una tarea para sus benefactores: vigilar las actividades de las sociedades secretas de Yale. Sus ocho «tumbas» sin ventanas son el lugar de reunión favorito de los más ricos y poderosos, de los políticos más influyentes a los principales magnates de Wall Street. Pero sus actividades ocultas son mucho más siniestras y extraordinarias de lo que la más paranoica de las imaginaciones pudiera concebir. Juegan con magia prohibida. Son capaces de hacer que se alcen los muertos. Y, a veces, los vivos se convierten en sus presas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>