¿Merece la pena suscribirse a Disney+?

disneyplus3Hace poco más de una semana que Disney+ llegó a España, con todo el revuelo mediático que su lanzamiento ha conllevado y en medio del confinamiento forzoso, debido a la pandemia del coronavirus. Y como toda novedad que se precie, para unos y para otros, se plantea la seria duda de si merece la pena suscribirse a un servicio, que sin duda contiene un catálogo extenso y llamativo, pero que ha dejado fuera multitud de contenidos, propiedad del conglomerado Disney que muchos aficionados al cine y a las series echamos de menos.

 ¿Se puede decir ahora mismo que Disney+ es un servicio de streaming para niños y nostálgicos? En cierta medida sí. ¿Es el reducto máximo para fans de las franquicias de la Casa del Ratón Mickey? Básicamente es así. Si creciste con los clásicos del tío Walt y viviste tu adolescencia pegado a Disney Channel, está claro que Disney+ ofrece horas de recuerdos imborrables. También es cierto, que para un coleccionista en formato físico (levanto la mano), una parte del contenido que ofrece Disney+, ya lo teníamos en casa. Aunque es una ventaja acceder con facilidad, a las películas de Disney, Marvel, Pixar y Star Wars, en apenas dos clics. Pero ¿es esto suficiente para suscribirte? Tal vez sí. Porque es cierto, que ahora mismo en Disney+ podemos disfrutar de todo el universo Marvel integrado en el MCU (salvo Ironman) y en FOX con los X-Men y “Los 4 Fantásticos” (salvo alguna excepción). Y  junto a Marvel, tenemos acceso a la franquicia “Star Wars”, con sus películas y sus series (como Star Wars Rebels). Sin olvidar, que muchos de estos títulos están disponibles en 4K, algo que para el aficionado al cine significa un plus, ya que somos el único país en el que no se editan en este formato con idioma en español.  Además, junto a los clásicos de Disney y a los títulos de Pixar, podemos encontrar títulos como “Abismo Negro”, la saga “Ice Age”, ¿Quién engañó a Roger Rabbit”?, “Willow” o las sagas de “Piratas del Caribe” y “Las Crónicas de Narnia”.

disneyplus2Y ahora mismo, en mi casa, Disney+ está funcionando a tope con todos estos contenidos. ¡Qué le vamos a hacer! ¡Somos unos nostálgicos! Pero ¿cuánto durará el cuelgue? Sinceramente, no lo sé, pero no creo que mucho, aunque hay demasiadas horas libres al día y mucho aburrimiento, según a qué horas del día con este largo confinamiento. Y, sin embargo, a pesar de conocer de antemano su oferta (podéis consultarla en nuestro especial), sigo teniendo una sensación de oportunidad desaprovechada. Cada día que pasa y accedemos en casa al servicio de streaming, soy consciente del inmenso potencial del que dispone el gigante Disney y del que aquí no podemos disfrutar.

Cuando hace un año Walt Disney se hacía con la propiedad de 21st Century FOX, todo hacía presagiar que estábamos ante el mayor conglomerado audiovisual del planeta y que su intención de volcarse en el servicio bajo demanda con Disney+, le llevaría a convertirse en el mayor competidor de Netflix. Sin embargo, a día de hoy, al menos en España, esto está lejos de ocurrir. Más allá de que la nostalgia este bien (yo soy de los que sigo echando de menos que alguien se anime a recuperar Album TV), el que Disney cuente con una biblioteca audiovisual tan apabullante y que en España nos hayamos quedado sin acceder a ella, resulta como poco decepcionante.

Porque solo con echar un vistazo al catálogo de series, resulta sonrojante por no decir vergonzoso lo que nos encontramos o, mejor dicho, lo que no encontramos. Porque salvo el bombazo que es “The Mandalorian”, el resto de originales de Disney+ es escaso y de poco interés. Y sí, está muy bien tener acceso a las treinta temporadas de “Los Simpsons” o poder recuperar series de animación clásica como “Gargoyles” o “La banda del patio”. Pero ¿es esto suficiente? Es evidente que no. Ahora podrías preguntar ¿qué echamos de menos? Pues básicamente, todas las producciones de ABC Studios: “Alias”, “Mujeres desesperadas”, “Sin cita previa”, “Cinco hermanos”, “Perdidos”, “Cougar Town”, “Army Wives” o “Eli Stone”, por decir algunas. A las que hay que unir, los clásicos de Touchstone Television, entre los que encontramos títulos como “Blossom”, “Ellen”, “Felicity”, “Infelices para siempre”, “Las chicas de oro”, “Monk” o “Sports Night”. Sin olvidar, todo lo adquirido de 20th Century FOX Television, con series como “Prison Break”, “Aquellos maravillosos 70″, “Dark Angel”, “Expediente X”, “24″, “Firefly”, “The Shield” o “Malcolm in the middle”, entre otras.

themandaloriandisneypAlgo parecido pasa con el cine, porque si nos salimos de los clásicos Disney y las grandes franquicias, echamos de menos muchos títulos que han quedado fuera de la plataforma de streaming. Así, echamos en falta títulos de Touchstone Pictures como “El Protegido”, “Armageddon”, “Pretty Woman”, “Alta Fidelidad” o “Señales”. Y, por supuesto, todas las películas del ahora llamado 21th Century Studios (las sagas de Alien, Depredador y El planeta de los simios”, “Deadpool” o “Logan”).

Hay cierta sensación de que no se ha querido mancillar la marca, y casos como el culo de Daryl Hannah en “Un, dos, tres…Splash” se han hecho virales, pero no dejan de ser una anécdota (ridícula y bastante retrograda) que esconde una realidad. Que el lanzamiento de Disney+ en España se ha quedado corto. Es verdad que podemos hablar de derechos que no han caducado o que hay que tener paciencia y que la plataforma acaba de empezar. Pero no es menos cierto, que, en Estados Unidos, gran parte de este contenido “adulto” que no tenía cabida en Disney+, se ha pasado a Hulu, donde también se pueden ver sus propios originales y las series de FX (de las que muchas en España se pueden ver a través de HBO). ¿Llegará finalmente Hulu a España? ¿Lo hará pronto o ya llega tarde? Su presencia y sus contenidos, completarían una oferta sin duda imbatible. Algo que hoy en día no sucede, quedándonos con la sensación de que la experiencia de Disney+ se ha quedado a medias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>