“Destino Camelot. Reinos fantásticos del cine y la televisión”: un libro para dejar volar la imaginación

destinocamelotLa nostalgia. Ese componente que acompaña a todo friki (gritémoslo con orgullo) que se precie. Sin esa nostalgia que te pone los vellos de punta, que se contagia a quien tienes al lado, una nostalgia entusiasta y buen rollera (nada de lloriqueos por tiempos mejores), sino nostalgia por una época que está ahí para revisitarla con alegría. Y eso es lo que consigue “Destino Camelot. Reinos fantásticos del cine y la televisión” (304 páginas, 25,95€), un libro editado por Diábolo Ediciones y escrito por Francisco Javier Millán. Un libro que ya con su portada nos invita a un viaje por la magia y la fantasía, tanto para los que la vivimos y la disfrutamos como para los quieran acercarse a ella por primera vez.

Espada y brujería. Un subgénero que causó furor en los ochenta y que cayó en el olvido en los noventa, por desinterés de la industria y polémicas absurdas sobre la mala influencia que ejercía en la juventud. Tonterías aparte, “Destino Camelot. Reinos fantásticos del cine y la televisión” cierra la trilogía que Francisco Javier Millán empezó con “Generación Goonies” (libro que deberíais tener en vuestra estantería y que en mi caso significó un regalo fantástico) y que continuó con “George Lucas. Más allá de fuerza” (que, a pesar de ser fan de la saga galáctica, aún no leí). Este tercer título cierra, como el propio autor nos explica en la introducción, un recorrido por la nostalgia cinematográfica y televisiva de aquellos años dorados, que culmina con este libro que para los que soñamos con Fantasía, recorrimos las tierras de Krynn o imaginamos ser el pirata Roberts, es una lectura imprescindible.

destinocamelot5“Destino Camelot. Reinos fantásticos del cine y la televisión” nos lleva de viaje hasta casi la llegada del siglo XXI (aunque los ejemplos de esos años eran de menor calado) y no se centra exclusivamente en la Espada y Brujería, sino que da cabida a la fantasía y a algunos acercamientos a la ciencia-ficción, que seguro que os resultaran familiares. A través de sus trescientas páginas, repartidas en nueve apartados, este libro nos lleva de viaje por una época en la que la tecnología audiovisual estaba casi en pañales, y en la que los creadores hacían uso, como bien explica el autor, de técnicas artesanales para plasmar en imágenes los sueños de muchos espectadores. Gracias a su cuidada edición, algo a lo que ya nos tienen acostumbrados en Diábolo Ediciones y a un apartado gráfico sobresaliente, con cientos de imágenes a todo color que ilustran a la perfección cada película, serie e incluso videojuego que aparecen en este viaje fantástico que nos propone Francisco Javier Millán en este libro, además de servirnos de soporte visual, el conjunto hace que como lector te veas transportado a aquella época mágica.

destinocamelot2Un viaje que empieza con el ciclo artúrico, clave para entender todo lo relacionado con la fantasía épica. No en balde, el mito artúrico ha sido sin duda fuente de inspiración tanto en la literatura como por supuesto en el cine y la televisión, como lo ha sido también la obra de Tolkien. Desde títulos míticos como “Excalibur” de John Boorman, a clásicos de aventuras de los cincuenta como “Los caballeros del Rey Arturo”, pasando por musicales como “Camelot” o comedias descacharrantes como “Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores”, tienen cabida en un capítulo que sobre todo se centra en la espléndida y apabullante versión del mito artúrico dirigida por el director de “Defensa”, “La selva esmeralda” o “Zardoz”.

Del ciclo artúrico pasaremos a las contribuciones de Walt Disney que también se adentró en el mundo del rey Arturo con la película de animación “Merlín el encantador”. Viajaremos a la Tierra Media de la mano de Ralph Bakshi, nos adentraremos en Cimmeria y conoceremos a Conan y al sinfín de películas que surgieron del éxito de los filmes protagonizados por el personaje creado por Robert E. Howard. Disfrutaremos ahondando en todo lo relacionado con esa gran película de Paul Verhoeven “Los señores del acero”, montaremos a lomos de Fújur, reviviremos la magia de “Lady Halcón” y las aventuras de “Willow” en el amplio capítulo dedicado a la fantasía épica. Pelearemos hasta que solo pueda quedar uno con la banda sonora de Queen de fondo y recordaremos a Miguel Bosé como un extraterrestre fuera de lugar en la película dirigida por Fernando Colomo. Cantaremos la mítica canción que aquí versionó el grupo infantil Dulces, acompañando al Amo del Calabozo por una tierra infernal y llegaremos a los 90 para recordar aquella mítica serie de animación que fue “Gárgolas”.

destinocamelot3Como veis todo un viaje alucinante por una época en la que muchos descubrimos la literatura fantástica tras devorar la obra magna de Tolkien y meternos de lleno en el universo de la Dragonlance. Una época donde Jim Henson creaba mundos maravillosos, donde David Bowie era el rey de los goblins y donde Tom Cruise luchaba contra el mal sin la música de “Misión Imposible” de fondo.  Y aunque en la segunda década del siglo XXI, el cine intentó volver a estos mundos mágicos con títulos como “Caza de brujas” con Nicholas Cage, “Solomon Kane” que adaptaba al personaje creado por Robert E. Howard o “El último cazador de brujas” con Vin Diesel, estos no consiguieron el éxito esperado. Sin embargo, a pesar del éxito de crítica y de público llegó con el éxito de la adaptación de “El Señor de los anillos” por parte de Peter Jackson, no ha sido hasta el fenómeno global de la serie “Juego de Tronos”, que el subgénero de Espada y Brujería se ha vuelto a poner de moda, convirtiéndose la televisión (gracias también al auge de las plataformas de streaming) en refugio de este subgénero, repudiado en el cine desde mediados de los años 90 del siglo XX. Los esperados estrenos de “The Witcher”, “Cursed” (relacionada con el mito artúrico), las adaptaciones de “El Señor de los anillos” y “La Rueda del Tiempo” de Amazon, “Los ojos del dragón” de Stephen King o “La saga de Elric de Melniboné”, son solo algunos ejemplos de cómo el género fantástico ha vuelto con fuerza y parece que para quedarse. Y quien sabe, tal vez dentro de un tiempo, tengamos una nueva entrega comentando estos años dorados de magia y fantasía en televisión.

destinocamelot4Mientras tanto lo que nos toca es disfrutar de “Destino Camelot. Reinos fantásticos del cine y la televisión”, que vuelve a demostrar como Diábolo Ediciones se ha especializado en traernos a los más frikis del lugar, ediciones cuidadas, de gran calidad, con autores que como ocurre con el de este libro en concreto, se nota que sabe de lo que habla y no solo lo hace con conocimiento sino con la pasión de alguien que disfrutó aquella época dorada de fantasía y magia. Y que además ha sabido plasmar en palabras, esa pasión y ese conocimiento de una forma sencilla y didáctica, tanto para el que como él se adentró en aquellos mundos mágicos, como para el que se acerca a ellos por primera vez. Para unos y otros, sólo queda abrir sus páginas y hacer volar la imaginación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>