Cuatro: ¿dónde se ha quedado aquella promesa de una televisión fresca, de calidad y del espectador?

cuatropresenta

Cuatro se ha convertido en el canal revelación de Mediaset. O, al menos, en el que meter las pocas cosas de interés que a Mediaset parecen sobrarle. Tal y como soy amante del mundo de la televisión y de la ficción, no puedo más que detestar los formatos que compra el Imperio Basile, carentes de un interés sano y que sólo buscan el morbo y la audiencia fácil, el atontamiento general de la sociedad. Pero qué es la televisión sino negocio.

Manuel Villanueva y Patricia Marco, Director General de Contenidos y Directora de Antena de Mediaset España, respectivamente, se han jactado de las audiencias de Cuatro, cadena que se ha convertido en la tercera en referencia y en share, dentro de las privadas. Aunque, claro, hablar de share y audiencias en España es un poco como fiarse del tarot y la astrología.

Cuatro inicia su nueva temporada con muchas novedades: el reencuentro en pantalla de Patricia Conde y Florentino Fernández, con un programa que se adivina divertido: Killer Karaoke. También con nuevas series de ficción, como el regreso de 24. Pero sobre todo en el ámbito de los informativos y los deportes, con nuevas incorporaciones, como las de Javier Ruiz, con un programa de debate: La Otra Red, que pretende ser competencia directa de La Sexta Columna. Y, sobre todo, también llega con la ausencia de Hilario Pino cuya marcha fue un auténtico revuelo mediático al que Juan Pedro Valentín, responsable de la división de Informativos de Mediaset España, ha restado importancia alegando que “un presentador de informativos no es para siempre”. Ahí queda…

Nunca me quedó muy claro si “Viajando con Chester” se incluiría en programa de información o reality. Sin embargo Risto Mejide, quien nunca me ha caído bien y cuya actitud me sobra, ha ido adquiriendo poco a poco un respeto que no creía que llegase a ganarse (tampoco es que sea yo alguien a quien a él le importe mi respeto). Sin embargo me ha demostrado que no sólo es hábil con la palabra mordaz, con su tono directo, sino también con la palabra escrita. Sin duda, este hombre puede gustar más o menos, pero cuando tiene razón, la tiene. Así que mi renovado respeto lo guía hacia un programa de información, tal vez pactado – esas cosas son inevitables –, pero ha sacado muchas cosas en limpio y espero que ese sofá se siga comiendo a la gente a la que entrevista. Además, Cuatro necesita un programa inteligente ¿no?

Por su parte, Deportes Cuatro, insignia para todos en la información deportiva y, sobre todo, marca de la casa tanto para Cuatro como para la propia Mediaset, continúa con “Los Manolos” al frente de la redacción deportiva. En esta nueva temporada, dan un paso más con el programa “Partido a Partido” que pretenderá seguir los partidos en abierto (antes y después). Se nota que “alguien” le ha ganado la partida a “alguien” en esto de los Deportes… Pero ya se sabe que el dinero es lo que manda.

En cuanto al campo al que parece destinada Cuatro, el morbo fácil de los reality shows y los docurealitys, la nueva temporada se presenta con un formato revolucionario. De los creadores de Gran Hermano (de los holandeses, no de la misma productora, pero para el caso, con lo dado, van todos en el mismo saco) llega a nuestras pantallas Adán y Eva, en donde los candidatos se van a las “poco bonitas” islas de Croacia a buscar el amor… como Dios los trajo al mundo. Partiendo de algo respetuoso como el “vivir sin prejuicios”, Cuatro se sigue valiendo del morbo para crear audiencia, marca de la casa de Mediaset. Podría ser su slogan.

Continúan también las temporadas de “¿Quién quiere casarse con mi hijo?” con una Luján Argüelles ya un tanto encasillada y a la que no parece importarle. También continúa Hermano Mayor, En la Caja y Planeta Calleja que, por desgracia, ahora se tiene que servir del famoseo para subir algunos de los puntos que había perdido.

Otras novedades en este campo son “Gipsy Kings” que seguirá las aventuras de cuatro clanes gitanos, con los Salazar a la cabeza. A los Chunguitos les ha venido de miedo salir de la música… La lástima me la da esta manera tan zafia de querer hablar de integración cuando se está fanfarroneando con una cultura tan valiosa como es la gitana… Por otra parte, Cabo Vadillo, un docureality guiado por un policía de Barcelona, Pedro Vadillo, que se integrará en la policía de algunas de las ciudades más peligrosas del mundo para mostrarnos de cerca lo seguro que es nuestro país y la desgracia que se vive en los países “tercermundistas”.

En el campo de la ficción, Cuatro continúa apostando por series del estilo de Escenas de Matrimonio, con la incorporación de la gran Antonia San Juan, que vaya donde vaya, siempre tiene un papelón. Esta vez como manitas-recepcionista en Gym Tony, lo que no promete mucho, a simple vista.

Regresan también las nuevas temporadas de Castle, C.S.I. Las Vegas, C.S.I Miami y Homeland, entre otras, así como los estrenos de Tyrant (que parece un Falcon Crest en Oriente, aunque ya se irá viendo, a lo mejor engaña y resulta entretenida) y The Strain que puede que sea la gran apuesta, la serie de Guillermo del Toro que ha recibido muy buenas críticas.

Me quedo con La Otra Red, Viajando con Chester y Killer Karaoke, a parte, por supuesto, de la ficción.

Cuatro… tú antes molabas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>