Entrevistamos a Javier Cansado, uno de los “Ilustres Ignorantes”

javiercansadoEl próximo 24 de marzo el espacio de humor Ilustres Ignorantes celebra su programa número 100, que cumple dentro de la que ya es su sexta temporada. Con el título de Todo a 100, este programa especial, grabado el pasado 10 de febrero, en la sala T-Club de Madrid, contará con una duración más larga de lo habitual, y contará con la presencia de Pepín Tre. Con motivo de esta celebración, Javier Cansado nos ha concedido una entrevista, en la que nos cuenta sus vivencias en el programa de Canal+.

Mundoplus.tv: Acabáis de grabar vuestro programa número 100 ¿Te imaginas grabando otros 100?

Javier Cansado: Bueno yo ya soy mayor y he vivido muchas cosas. Así que solo me creo lo que he firmo. Tenemos contrato hasta verano, así que por lo menos esta temporada la acabamos. No esperaba jamás llegar a 100 programas, además nosotros renovamos cada tres meses. Pero yo estoy dispuesto a otros 100, para mí este programa es la panacea, es maravilloso: Porque solo consiste en hablar.

La cámara siempre está quieta y perdona…pero yo por ejemplo no puedo ver “Modern Family” porque ahí la cámara no deja de moverse. Nuestro programa es fantástico porque es muy clásico. Es decir, tiene lo bueno de los programas clásicos de siempre. Además me pilla al lado de casa, yo vivo a cuatro calles de aquí y trabajo con amigos. Ojalá estuviera toda la vida.

M: ¿Cómo os pusisteis en contacto Coronas, Pepe y tú? ¿Os conocíais?

J.C. Nos conocíamos, pero muy tangencialmente. Yo había coincidido con Pepe a través de una amiga común, en el festival de Gijón de cine que yo presenté y donde Pepe era el jefe de prensa. Entonces no pasó nada entre nosotros, pero hubo muy buen rollo. A Javier Coronas lo conocía de Canal + y aunque no había trabajado con él, teníamos una relación cuasi profesional. Pero entre nosotros hay una empatía total. Ahora estamos haciendo una gira por teatros los tres y tenemos una química muy buena, algo muy difícil de conseguir. Con Faemino también la tengo, porque le conozco de toda la vida, pero digamos que en lo que se apoya este programa es en la relación cercana que existe entre nosotros.

ilustresignorantesM: ¿Es cierto que todo el programa es improvisado?

J.C. La realidad del evento es que hay una sola regla: Yo empiezo hablando siempre. Conozco de antemano la primera pregunta y he reflexionado sobre ella previamente. Es verdad que no tengo un guion, pero sí algunas ideas sobre esa cuestión. De modo que voy construyendo una respuesta a partir de estas ideas. Con ello conseguimos que si alguien se queda en blanco durante el programa, pueda aferrarse a las cosas que yo he contado. Es por eso que mis respuestas son siempre algo más elaboradas.

M ¿Pero Colubi no tiene idea de qué tratará el programa?

J.C. Pues a lo mejor también sabe algo de la primera pregunta. Igual la primera pregunta se la pasamos a todo el mundo, no lo sé. Pero nadie prepara nada de cara al programa.

M: La idea de que no exista un guion hace el programa mucho más espontáneo ¿No?

J.C. ¡Claro! Si lo guionizas puede ser un problema. Yo a veces me aturullo cuando hablo, pero aun así sigue siendo más brillante, porque estoy construyendo. Esto te permite abrir puertas en lo que estas contando y lo hace más rico. Pero insisto, solo conozco la primera pregunta, después todo se desparrama y no sabemos lo que va a suceder.

M ¿Repasas la historia Sumeria antes de aparecer en los programas?

J.C Bueno, creo que me estoy encasillando. Hemos tocado muchos temas durante estos 100 programas. Cuando surge uno concreto intento ir a la fuente de las cosas, pero después me lo invento todo. Aunque es verdad que estoy estudiando historia por la Uned.
En realidad lo que más me gusta de este programa es que puedes ser un poco pedante y hacer chistes con los neandertales, por ejemplo. Quiero decir, que yo estuve en la universidad, mis padres sufrieron mucho para que yo estudiara (risas) y quiero que se note. Sobre todo me gustan muchos las humanidades y después bromear con ello.

ilustresignorantes2M ¿Te da miedo la improvisación? ¿El riesgo de poder decir algo de lo que luego te arrepientas?

J.C. Bueno por ejemplo a Pepe y le han cortado un par de cosas. La línea es muy endeble, eran cosillas un poco hirientes que un teatro quizá está bien y son muy graciosas, pero cuando trasciende a la televisión es distinto. En mi caso estaré más o menos acertado, pero tengo la suerte de no quedarme en blanco nunca.

Yo empecé en la facultad con Faemino hace casi cuarenta años, haciendo situacionismo. Hacíamos teatro en un escaparate, en la ebanistería de un amigo nuestro. Allí interpretábamos, pero la gente no nos oía tras el cristal: Era vanguardia absoluta. También pintábamos en la calle, en el suelo, hacíamos performance. Se puede decir que yo he improvisado toda mi vida. Con guion no he trabajado casi nunca y cuando lo he hecho se me ha notado, porque no tengo formación actoral. En las películas donde he colaborado he tenido que pedir me dejaran utilizar mis propias palabras, porque de verdad que no se actuar.

M ¿Juegas más con la actualidad en este programa, que durante las actuaciones con Faemino?

J.C. Sí porque el guion y el trabajo de escritura, tiende a ser más trascendente. No trascendente en el sentido de elevado, si no de que aquello que tú cuentas hoy, valga dentro de tres años. Yo digo que un espectáculo de Faemino y Cansado de hace veinte años, hoy en día aún conservaría su vigencia, incluso en otro país. El programa que grabamos aquí en la Galileo: “El orgullo del tercer mundo” se vendió en Nueva Zelanda, Bélgica, Suiza y otros países, a pesar de que todo era muy castizo, muy español.
Ilustres ignorantes tiene mucho de improvisación, que a su vez está muy ligada al inconsciente. Y el inconsciente está impregnado de cosas muy actuales. Con Faemino también introducimos hechos de la actualidad, porque también improvisamos mucho, pero solo en casos muy concretos y que no tienen apenas relevancia.

M ¿Cómo es dar la réplica a otros después de dársela a Faemino durante tantos años?

J.C. Al principio costaba. He trabajado en la radio, también para gomaespuma haciendo guiones, incluso he participado solo en algún programa de televisión. Y bueno Carlos es (risas) la palabra no es vago, digamos que es poco comprometido. Aquí, es cierto que me costó trabajo en un principio, pero al fin y al cabo se me pedía ser yo mismo. Además trabajo con buenos amigos y por eso no hay ningún problema.

M ¿Te arrepientes de frases brillantes que pudiste aportar durante el programa y que no llegaron a ser grabadas?

J.C. A veces sucede que se nos ocurren cosas y nos hacemos señales con Javi, para saber si hay tiempo para contarlas. Pero intentamos ser honrados. Es decir, que si el programa dura veinticinco minutos, como mucho grabamos veintiséis. Lo que ocurrió en el programa, es lo que se va a emitir y no otra cosa, porque necesitamos ser muy naturales. Pero sí hay veces que pienso: ¡Vaya! Hubiera podido decir esa otra cosa.
Son los riesgos de la improvisación.

ilustresignorantes3M: Son veinticinco minutos muy frenéticos ¿No?

J.C. ¡Claro! Porque antes de entrar vamos hablando entre nosotros, hasta que alcanzamos un punto de buen rollo para empezar el programa. A parte de que el público siempre está muy a favor y te sientes muy arropado. Es verdad que es muy importante el tiempo de respuesta, pero como estás tan a gusto todo fluye con naturalidad.

M ¿Cómo piensas que ha sido la evolución del humor desde empezaste con Faemino?

J.C. Nosotros empezamos a ganarnos la vida con el humor hace treinta años de manera profesional. Antes habíamos hecho cosas muy locas, de las que estoy muy orgulloso, pero solo por puro disfrute. Lo que ha cambiado fundamentalmente es el formato. Cuando comenzamos era muy común el formato “pareja”, sobre todo en los ochenta y primeros noventa. Hasta que vino la moda del monólogo, que mí en un principio no me gustaba.
No me gustaba porque que se buscaba mucho la ironía y eso era algo no muy propio de nuestra cultura. Pero de pronto hubo una eclosión de cómicos que ya no hacían monólogo, como Ignatius Farray, que es un loco maravilloso, Luis Álvaro o Miguel Noguera. Todos ellos son gente que solo cuenta su propio mundo y no hay más.

Nuestra generación rompió un poco con el canon del humor de aquella época, que eran las imitaciones y contar chistes ¡Era increíble! Ahora hay humoristas que tienen dos carreras. Aparte de que el público también admite cosas que antes no admitía.
Yo actué en el café del Foro en Madrid en los ochenta, en plena movida, cuando se supone que podías hablar de droga y de cualquier otra cosa. Pero recuerdo que hicimos una referencia al rey, algo muy sutil, y la gente hizo un silencio sepulcral. Ahora, afortunadamente, se admite la provocación de una forma muy natural y se hacen cosas más arriesgadas.

Yo, que me considero un entomólogo del humor, pienso que el nivel de los humoristas españoles ha aumentado de forma estratosférica. Hoy en día es tan bueno como el de cualquier país.

M: En nuestra web damos información sobre series y películas. ¿Podrías recomendarnos alguna con la que te hayas reído y otra con la que hayas llorado?

J.C. “Big Bang Theory” me gusta mucho. Con Pepe discuto mucho porque dice que ya huele. Pero me da igual. También disfruto con Breaking Bad. Pero no quiero ver series, porque enseguida me engancho. Yo veo por ejemplo tres capítulos de Nashville, que es horrorosa, y ya la tengo que ver entera.
Así que intento que sea una cosa excelentísima, algo que me atrape mucho, antes de intentar seguirlas.

Por otro lado hay una serie que me hizo llorar, es verdad que es antigua pero…”Médico de familia” la que hizo Emilio Aragón. Cada vez que veía al padre me decía: ¿Pero este hombre? Así se actuaba en las revistas hace setenta años. Porque ese actor no hablaba así, de verdad, yo le he escuchado y sé que hablaba normal. Pero cuando actuaba (empieza a imitarlo) en fin, que la serie me parecía mala.

2 pensamientos en “Entrevistamos a Javier Cansado, uno de los “Ilustres Ignorantes”

  1. Pingback: Crítica de ‘Ilustres ignorantes World Tour’ en Pontevedra | criticasdelou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>