“House of Cards” o lo contrario a Sorkin

Frank-Underwood

¿Qué fue del idealismo? Esta es una de las preguntas que surgen con el visionado de “House of Cards”, ficción creada por Beau Willimon que cae continuamente en el desaliento. La serie de Netflix, adaptación de la producción homónima británica, muestra un circo de poder personalizado en la figura de Frank Underwood (Kevin Spacey), un demócrata sin escrúpulos que trata de hacerse por todos los medios con la presidencia de la Casablanca. Todo lo contrario a Jed Bartlet (Martin Sheen), protagonista de “The West Wing”, una ficción ya clásica ideada por Aaron Sorkin que ejemplifica en Bartlet el presidente que todo ciudadano hubiese querido tener.

Sigue leyendo