El espía en la red

spoiler

Érase una vez un reino en el que no existían las redes sociales. Los habitantes de aquellas tierras tenían una cita cada siete días con la serie que veían. Era su único contacto con ella. Durante el resto de la semana permanecían pensando que pasaría con aquel asesino en serie escondido en la casa del protagonista o con el padre de familia que tenía que sacar adelante a sus dos hijos. Sus únicas opciones eran quedarse hasta el final para averiguar qué es lo que pasaría próximamente o acudir al quiosco para comprar la revista en la que se daría una pequeña píldora.

Sigue leyendo