Detective Fletcher

se ha escrito un crimen

Desde que “CSI” viera la luz, la peque帽a pantalla se ha visto inundada de series de polic铆as y crimin贸logos que resuelven los casos con la 煤ltima tecnolog铆a. Gracias al espectr贸metro de masas, a la localizaci贸n GPS de los m贸viles o la direcci贸n IP de un ordenador, los m谩s astutos investigadores son capaces de localizar al malo en cuesti贸n de minutos. Sin embargo, antes de que Grissom y sus chicos del laboratorio resolvieran los m谩s enigm谩ticos casos, hubo una era en la que los inspectores fumaban en la sala de interrogatorios, utilizaban una pizarra y se guiaban con mapa de papel.

Sigue leyendo