“Caza de brujas”, cuando hacer lo correcto se convierte en una pesadilla

cazadebrujas1En este mundo de apariencias, de sálvese quien pueda y de mirar por uno mismo sin importar quien este al lado, hacer lo correcto no es ni sencillo, ni lo habitual. Pero, ¿qué significa hacer lo correcto? ¿Se puede hacer lo correcto a expensas de convertirte en un incomprendido? ¿Es lícito mirar para otro lado si está en juego el bienestar de tu familia? ¿Qué valores les enseñamos a los más jóvenes con según qué actitudes? El pasado 22 de septiembre, Filmin estrenaba en España, la serie “Caza de brujas” (“Heksejakt” en su idioma original), un thriller que explora las cloacas de los grandes negocios y de la política noruega, destapando que las virtudes de su sistema económico esconden una oscura realidad.

cazadebrujas2Considerada una de las grandes producciones televisivas del año en Noruega, “Caza de brujas” está protagonizada por Ingrid Bolsø Berdal (los fans de “Westworld” la recordarán por su papel de Armistice), interpretando aquí a Ida Waage, directora financiera de un importante bufete de abogados que, tras negarse a firmar una factura de cuya legalidad sospecha, acabará destapando un enorme escándalo de corrupción a nivel estatal que salpicará a las altas esferas y pondrá en peligro su carrera y su propia vida.

cazadebrujas3Ganadora de dos premios Gullruten, los más importantes de la industria audiovisual noruega: Mejor Actriz (para Berdal) y Mejor Actriz de Reparto (Sara Khorami), “Caza de brujas” además, fue nominada como Mejor Serie Dramática y la prensa del país se ha rendido a la que definen como “la serie noruega más importante del año”. Argumentos como veis, no le faltan a los que queráis acercaros a esta serie con tintes de thriller, escrita por Anna Bache-Wiig y Siv Rajendram Eliassen, en la que su protagonista ve como su carrera profesional y su vida personal acaban patas arriba por hacer lo correcto. En una sociedad como en la que nos encontramos, donde las apariencias mandan y el éxito se mide por seguidores en las redes sociales, y no por méritos ganados por el esfuerzo y la educación, la meritocracia está mal vista. Si destacas por hacerlo bien, por estudiar, por rendir, por ser bueno en lo que haces, ya parece que no importa e incluso se te mirará mal por ello. La imagen de lo superfluo, de lo vacío, de lo intrascendente es la que manda. Ida Waage (Berdal) descubrirá de la peor forma, como su valía queda en entredicho, viéndose inmersa de repente en una situación incontrolable, en la que imperará el juego sucio, y en la que descubrirá lo fácil que es caer a los abismos.

cazadebrujas5A lo largo de sus ocho episodios “Caza de brujas” explora las consecuencias de la decisión de Ida, una persona noble que acaba viviendo una auténtica pesadilla al entrometerse en los planes de hombres con mucho poder, acostumbrados a que nadie les tosa. La historia gira en torno al drama que vivirá la protagonista, pero sin dejar de lado un tono más cercano al thriller, que nos introduce en una trama de corrupción política y económica, con una joven e inexperta periodista (Sara Khorami) y un investigador de delitos financieros (Fridtjov Såheim), involucrados ambos en medio de la historia por diferentes razones. Algo que en ciertos aspectos recuerda a “La ruta del dinero” (serie también estrenada por Filmin y de la que os hablé en este mismo Blog), con un investigador obsesionado por un famoso empresario, y con una trama oscura sobre el dinero y el poder. Sin embargo, “Caza de brujas”, aunque cuenta con sus pinceladas de thriller, la serie se centra en cómo hacer lo correcto tiene consecuencias (aunque parezca mentira), y como afecta no solo a tu vida profesional sino también a tu vida personal. El respeto, el sentido común, y el cumplir con nuestras obligaciones, acatando las normas sociales y la ley, no deberían ser palabras vacías que quedan bien escritas en un papel. Y, es algo que el personaje de Ida Waage intenta llevar hasta sus últimas consecuencias, enfrentándose a los que dirigen la empresa donde trabaja, y afrontando la incomprensión de sus más allegados que no entienden que haya puesto en peligro su futuro profesional, y el de su familia.

cazadebrujas4Hacer lo correcto y ser honrada implica para la protagonista encontrarse en medio de una tormenta mediática de la que es difícil escapar. Por un lado, porque su propia iniciará una campaña desprestigio contra ella, para desacreditarla ante la opinión pública. Su profesionalidad y su honradez se pondrán en tela de juicio, con acusaciones de mala praxis, racismo y acoso en el trabajo. En mundo de hombres, el poder y el dinero lo mueven todo, aumentando la sensación de que no existen los amigos en el trabajo, solo el interés propio por encima del resto. “Caza de brujas” hace hincapié de forma certera en como la corrupción inunda todos los estamentos de poder político, judicial, financiero e incluso periodístico. Algo esto último que vivirá en sus propias carnes Aida Salim (Sara Khorami) una joven y entusiasta periodista, becaria en un importante medio de comunicación que seguirá la noticia sobre el caso de Ida Waage hasta sus últimas consecuencias. Unas circunstancias parecidas implicarán al veterano e irascible investigador de delitos financieros Eirik Bråthen (Fridtjov Såheim), cuya investigación se verá afectada por injerencias políticas e intereses económico que tratarán de ocultar la verdad que se oculta tras aquella simple factura que se negó a validar Ida Waage. “Caza de brujas” también explora, raíz de lo ocurrido a Ida, los roles de poder en el trabajo que son utilizado para acosar e intimidar a subordinados, ya sean hombres o mujeres, tanto para esconder sus trapos sucios como para aumentar su dominio sobre quienes trabajan en la empresa.

cazadebrujas6Resulta sorprendente para los que a lo lejos nos fijamos, en las aparentemente perfectas sociedades escandinavas, como “Caza brujas” está basada en un caso real. En este caso el de Kari Breirem, ex directora del bufete de abogados BA-HR, que se hizo popular al ser despedida tras negarse a firmar una factura fraudulenta de 150.000 euros al ex ministro de Salud, Tore Tønne. Un caso que tuvo un gran impacto mediático a finales de 2020, y que acabó con el suicidio de Tønne a causa de la enorme presión pública, con el bufete pagando una multa, y con Breirem, años después siendo nombrada directora del Tribunal de Apelación noruego y escribiendo un libro sobre el caso. Según las propias creadoras de la serie, “cuanto más investigábamos sobre casos de denunciantes y escándalos de corrupción, más aprendíamos, y más crecía nuestra estupefacción y nuestro enfado”.

“Caza de brujas” cuenta por tanto con una historia que puede que en algunos momentos baje el ritmo, pero que en ningún caso resulta aburrida. Siendo ante todo un retrato del drama de una persona que quiere hacer su trabajo, que no busca problemas, y que tan sólo quiere hacer lo correcto. Pero, cuyas acciones (sin pretenderlo) afectarán a mucha gente, tanto a personas de su entorno, familia y compañeros de trabajo, como a otros que en mayor o menor medida se verán (o ya lo estaban) implicados en el caso. Una serie muy interesante, que nos muestra la cara menos amable de uno de los países más desarrollados del mundo. Y, ahora que ha vuelto a lanzar Filmin su oferta especial con motivo del Black Friday, no está de mas recordar que está serie es una de las muchas que conforman el excelente catálogo del servicio de streaming español.