“Raised by Wolves”: ¿Sueñan los androides con tener una familia?

raisedbywolvescriticaLa ciencia-ficción parece estar de enhorabuena. El mejor Ridley Scott está de vuelta, como demuestran hasta el momento, los tres episodios (él dirige los dos primeros) emitidos hasta el momento de “Raised by Wolves”, serie creada por Aaron Guzikowski. Una producción que nos lleva un futuro en el que la humanidad ha huido de una Tierra destruida, y donde la religión y la razón están enfrentadas. Con una impactante imaginería visual, esta serie esconde una historia que trata temas de plena actualidad, utilizando la ciencia-ficción como vehículo para desarrollarlos. Su éxito ha sido tal, que HBO Max ya ha renovado la serie por una segunda temporada. Ahora toca ver que lo bueno que nos ha presentado en sus primeros compases no se pierda. Sin duda, estamos ante una serie con mucho potencial que recupera la ciencia-ficción más ‘seria’ y especulativa.

raisedbywolvescritica2Estrenada el pasado 10 de septiembre en España a través del canal TNT, “Raised by Wolves” transcurre en un misterioso planeta aparentemente deshabitado en un futuro en el que la Tierra ha sido destruida. Allí dos androides, Madre (Amanda Collins) y Padre (Abubakar Salim) tratan de llevar a cabo la misión que les ha sido encomendada: criar y proteger a un grupo de niños. Además de enseñar a sus hijos a sobrevivir, Madre también debe evitar que crean en lo esotérico; para asegurarse que este planeta virgen no sea destruido por las mismas diferencias religiosas que han llevado a la Tierra a su destrucción final. Madre espera que su familia sea el núcleo de una colonia pacífica y tecnocrática, un nuevo comienzo para la humanidad. Un objetivo que con el tiempo se complicará con la llegada de una nave (el Arca) de humanos pertenecientes a la iglesia Mitraica. Llegará el momento de enfrentar razón y fe, para luchar por la supervivencia de la humanidad.

raisedbywolvescritica5“Raised by wolves” ha conseguido con tan solo tres episodios concentrar la atención de los aficionados al género de la ciencia-ficción. No parecen exageradas las alabanzas hacia una serie que cuenta con elementos muy reconocibles con las obsesiones que han marcado la cinematografía de Ridley Scott. Androides superpoderosos y con sus propias y oscuras intenciones, más allá del bien común de los que tienen que proteger. Humanos enfrentados por la fe y la razón. Religión contra ateísmo. La tecnología utilizada para fines que van en contra de la propia humanidad, alentando el fanatismo de uno y otro grupo. Unos androides cuya preocupación por la existencia y la futilidad de la religión podrían entroncarlos con replicantes de “Blade Runner”, una de las obras cumbres de la ciencia-ficción moderna. Un planeta aparentemente desierto que parece ocultar la presencia de criaturas terroríficas que amenazan a sus nuevos habitantes.

raisedbywolvescritica3Pudiera parecer que la serie se toma su tiempo en narrar los acontecimientos, pero es todo lo contrario. A pesar de su ritmo pausado, con la voz en off de Campion (Winta McGrath) haciéndonos de guía, la acción no se detiene y la serie avanza, mostrándonos pistas sobre el pasado de alguno de los personajes. Mostrándonos, por ejemplo, a través de flashbacks, escenas espectaculares en la que vemos a robots que parecen sacados del futuro en el que Skynet se ha hecho con el control de la Tierra. Pero, aunque la serie avanza y nos enseña como la lucha entre religión y razón devastó el planeta, “Raised by Wolves” mantiene suficientes incógnitas para mantenernos en vilo. Eso sí, la serie ha mostrado sus cartas, haciendo alarde de la presencia de una interesante mitología que sustenta la historia que se no está narrando. El misterio tras la existencia de Madre y su reprogramación, la iglesia Mitraica y sus componentes que recuerden irremediablemente a la orden del Temple trasladada al espacio. Son detalles que parecen inocuos pero que nos transportan a un universo vivo, que casi se puede tocar y que se hace real y tangible para el espectador.

raisedbywolvescritica4Pero para que una serie sea del género que sea enganche a todo aquel que se acerque a verla, no basta solo con tener un gran diseño de producción, ni con contar con una historia potente. “Raised by Wolves cuenta con estos dos elementos. Hace falta que cuente con unos personajes interesantes, con trasfondo y que hagan que sus vidas y sus vicisitudes nos interesen a los espectadores. Y, en esto “Raised by Wolves” cumple a la perfección, sobresaliendo evidentemente el personaje de Madre, al que da vida (y ¡menuda vida!) la actriz danesa Amanda Collins. En Madre estamos ante un personaje complejo, con una misión que está dispuesta a llevar a cabo pase lo que pase. Un androide capaz de transmitir la más profunda ternura y el miedo más atroz, en cuestión de segundos. Un monstruo, el lobo entre niños que hará lo que sea por cuidar a su manada. Es alucinante el trabajo actoral, tanto físico como emocional que realiza Amanda Collins, llevando a los extremos a un personaje aparentemente sin corazón. Una mezcla de Medusa con Terminator que se come la pantalla literalmente a lo largo de los tres primeros episodios. ¡Quiero más de Madre! Mientras, en la parte de los humanos encontramos al matrimonio formado por Marcus (Travis Fimmel) y Sue (Niamh Algar), miembros de alto rango de la iglesia Mitraica y, que tienen un hijo que viaja con ellos en el Arca. Ambos tienen sus razones para estar en ese planeta y sus propios secretos del pasado del que quizá no puedan escapar.

raisedbywolvescritica6¿Hay buenos y malos en esta historia? Realmente no lo sabemos, pero ¿importa eso? Las piezas del puzle aún tienen que encajar y la historia detrás del origen de Madre, y de la guerra entre ateos y la iglesia Mitraica, nos ofrecen muchas posibilidades. Quizá es pronto para decir que estamos ante una de las series del año. Solo llevamos tres episodios y aún queda mucho por explorar, y no solo del planeta en el que se desarrolla la serie. Sin embargo, en ese poco tiempo, la serie ha tratado temas como la humanidad, la familia, la religión, la ideología, el fanatismo o la predestinación. No está mal para empezar. Lo que sí está claro, es que “Raised by Wolves” es una de las propuestas seriefilas más estimulantes de lo que va de año, tanto en su imaginería visual que hace que nos introduzcamos en la narración, haciendo que ese mundo futuro parezca real, como por la historia, llena de una rica mitología (con trazos bíblicos) que apunta dar mucho juego. La renovación de la serie es una buena noticia, para asegurarnos que los guionistas encauzan el buen camino que han iniciado. Ahora mismo, a los fans de la ciencia-ficción solo nos queda disfrutar.