“Hipócrates”: colapsos sanitarios e historias de hospital

hipocratescriticaPuede parecer contraproducente en estos momentos en los que nos encontramos, acercarnos a ver una serie centrada en los entresijos de un hospital parisino, que se encuentra al borde del colapso, sin medios humanos para desarrollar su trabajo. Pero, no es morbo ni locura, solo es un acercamiento a otra realidad. Y, no, no es una serie ambientada durante la pandemia de COVID-19, aunque pueda parecerlo. Estrenada el pasado 11 de agosto en Filmin, “Hipócrates” es un acercamiento realista, humano y sin medias tintas, al trabajo diario al que se enfrentan un grupo de médicos residentes y personal de enfermería de un hospital de París. Creada por Thomas Lilit, “Hipócrates” es una serie atrevida y muy adictiva, que significa todo un descubrimiento en la ficción francesa.

hipocratescritica4A veces, uno no sabe muy bien por qué, a pesar de que el momento no parece propicio, terminas enganchado a un determinado género literario, o a un tipo de película que no es el habitual en ti, o disfrutas de una serie de la que no puedes dejar de ver un episodio tras otro. Hace años (parece que fue en otra vida), cuando no pasaba por mi mejor momento de salud, no podía dejar pasar el episodio semanal de “Urgencias” (una de esas series que se echan de menos en alguna de nuestras plataformas) en Televisión Española. El cerebro humano y nuestros estados de ánimo funcionan de forma que a veces no podemos entender ¿no creéis? Y, es que años después, y con la que está cayendo, he disfrutado casi de una sentada, de otro drama médico que nos traslada a otra realidad no tan lejana y que visto lo visto, está más de actualidad que nunca.

hipocratescritica3“Hipócrates” cuenta con la ventaja que su creador, Thomas Lilti, conoce de primerísima mano en qué consiste el trabajo del personal sanitario. No en vano, fue médico antes que cineasta, y en sus tres películas dirigidas hasta la fecha (“Hipócrates”, “Un doctor en la campiña” y “Mentes brillantes”) ha tratado en profundidad los entresijos de un hospital, una consulta o las aulas de una facultad de Medicina. En el caso de la serie estrenada por Filmin, nos encontramos con una situación de emergencia sanitaria que provoca que se tomen algunas drásticas medidas preventivas de salud en un hospital público. La muerte de un paciente debido a un virus desconocido, hace que los médicos a cargo del departamento de medicina interna del hospital y parte del parte del personal de enfermería, se vean obligados a permanecer en cuarentena durante 24 horas. Justo en este momento, tres residentes sin experiencia y un médico forense (que busca nuevos horizontes) que no se conocen deben afrontar la situación de frente y llevar el control del departamento por su cuenta, sin saber que esta cuarentena temporal está a punto de extenderse indefinidamente.

hipocratescritica5En esta situación atípica y bastante extrema, “Hipócrates” no se presenta como otro drama médico a los que ya estamos podemos estar acostumbrados, sino que explora el trabajo del personal del hospital, sobre todo centrándose en los nuevos médicos residentes, unos jóvenes sin apenas experiencia que tendrán que aprender a la fuerza y a marchas forzadas, en unas circunstancias nada favorables. Con un servicio desbordado por falta de personal, algo que se ve aumentado por la rivalidad y las tensiones con otros departamentos del hospital, “Hipócrates” muestra el trabajo diario de médicos y auxiliares, que se ven obligados a doblar turnos ante la falta de personal y la cantidad de pacientes que ocupan a diario las habitaciones del centro hospitalario. Unos pacientes que serán el “daño colateral” de unas circunstancias y unas decisiones que afectan, a unos y otros por igual.

hipocratescritica6Lejos de la habitual jerarquía rígida de poder que solemos ver en la mayoría de dramas médicos ambientados en hospitales, “Hipócrates” da una vuelta de tuerca a lo visto anteriormente y apuesta por mostrarnos un cambio en el liderazgo entre los médicos y los residentes del centro, que se ven obligados, con todas sus dudas e inexperiencia, a tomar las riendas de la situación cuando el personal titular es obligado a mantenerse en cuarentena debido a un virus desconocido. Así, nos encontraremos con cuatro aspirantes a médicos, que tendrán que aparcar sus diferencias para trabajar juntos por el bien de sus pacientes (o de su ego).

hipocratescritica7Por un lado, conoceremos a Chloé (Louise Bourgoin), una joven aparentemente fría y sin sentimientos, que parece la más preparada de todos ellos, aunque nadie entiende por qué ha decidido realizar la última parte de su residencia en medicina interna tras su larga experiencia en cuidados intensivos. Junto a ella encontramos al joven Hugo (Zacharie Chasseriaud), un aspirante a médico que sigue los pasos de su madre, la Dra. Muriel Wagner (Anne Consigny), jefa de la recuperación. Hugo, que no parece tomarse demasiado en serio el trabajo, está en su primer año de residencia y, está más interesado en pasarlo bien. También en su primer año de residencia esta la introvertida y displicente Alyson (Alice Belaïdi), a quien la cuarentena sorprende en su primer día en el hospital. Es una joven con muchas ganas de aprender pero que tiene miedo a fallar. A ellos se suma Arben Bascha (Karim Leklou), que cursó la carrera en Albania y trabaja como forense en el centro gracias a su amistad con la directora, Nathalie. Callado y trabajador, Arben encontrará su vocación durante la cuarentena, descubriendo que se le da bien tratar con los pacientes, a pesar de su aparente carácter distante.

hipocratescritica2Estos cuatro mosqueteros lucharán contra sus miedos y contra la presión de un trabajo en el que tendrán que lidiar con la burocracia del hospital y con los recelos de los médicos de otros servicios del hospital. Un hospital desbordado de pacientes, que en cierto modo resulta premonitorio de lo que íbamos a vivir en este 2020. “Hipócrates” es capaz de mostrar la parte más dura del trabajo que lleva a cabo el personal de un hospital, pero lo hace sin alardes y sin caer el morbo fácil. Cada episodio nos enseña los entresijos del hospital, centrándose en los protagonistas (los médicos residentes), explorando sus inquietudes y como cada uno afronta su trabajo y su aprendizaje. Un aprendizaje lleno de obstáculos y de sin sabores. Mezclando su trabajo y sus vidas personales (que con sus altos y bajos) influyen en su día a día, “Hipócrates” es una serie imprescindible en estos tiempos que corren.

hipocratescritica8Estrenada en 2018 en Francia, “Hipócrates” es una serie que junto a la crítica social y política que se trasluce en cada episodio, es una historia sobre la juventud y como su fuerza y su ilusión, puede hacer que superen sus propios límites y los que le impone la propia sociedad. Estamos ante una serie dramática sí, pero que no se regodea en el drama, sino que, a pesar de todo, está desprende optimismo a pesar de las circunstancias. Fiel reflejo de la sociedad francesa actual, la serie de Thomas Lilti se puede extrapolar sin problema a otros países, y más aún con la crisis sanitaria que estamos viviendo. Con un final que te deja pendiente del futuro, hace poco me llevé una alegría al saber que la segunda temporada de “Hipócrates” se estrenará este año en Canal+ Francia. Si podéis, dadle una oportunidad, ya que Filmin ha traído a España no solo un drama médico, sino una historia sobre cómo superarse ante la adversidad y de cómo sacar a flote lo mejor del ser humano. ¡No os la perdáis!