“El joven Wallander”: los orígenes de un personaje y el retrato de una sociedad

eljovenwallanderctiticaEl mes de septiembre suele significar el final de las vacaciones, o lo que es lo mismo, el regreso al trabajo. Es el mes del inicio del curso escolar y de la vuelta a la rutina. Pero, en un año como este, en el que la pandemia de COVID-19 ha acabado con cualquier atisbo de normalidad, parece todo diferente. Aunque, lo que de momento no ha cambiado es tener un mes de septiembre llenos de novedades interesantes con las que llenar nuestras horas de ocio. Entre los estrenos destacados de este mes, hoy quiero hablaros de “El joven Wallander”, serie que se presenta como una reinterpretación contemporánea de los primeros pasos como policía de Kurt Wallander, personaje creado por Henning Mankell, y protagonista de hasta 11 novelas del autor sueco. Ambientada en la actualidad y con un trasfondo con un fuerte componente social, “El joven Wallander” es un nordic noir que nos llevará por los más oscuros recovecos de la sociedad sueca, sin perder de vista su sentido del entretenimiento.

eljovenwallanderctitica2“El joven Wallander” sitúa la acción en la actualidad, imaginando la juventud del legendario detective Kurt Wallander, protagonista de hasta 11 novelas del escritor sueco Henning Mankell. Mostrándonos como se comportaría el personaje tras salir de la academia de policía, enfrentándose a un mundo cada vez más violento y a una Suecia inmersa en diversos cambios sociopolíticos. En este caso, Adam Pålsson (Moscow Noir) se pone en la piel de un joven Kurt Wallander que se ve inmerso sin pretenderlo en un complicado caso de asesinato. Un crimen del que es testigo y que no puede impedir, teniendo que lidiar, además, con el sentimiento de culpa por no haberlo evitado y, enfrentándose a los habitantes del conflictivo barrio en el que vive, que no ven con buenos ojos a la policía.

eljovenwallanderctitica4Creada por Ben Harris, guionista de la miniserie “Devils” y de algunos episodios de “Marcella” y “Ramson”, este construye a lo largo de los seis episodios de los que consta “El joven Wallander”, una historia en la que el componente social es clave en el desarrollo de la misma. Estamos en 2020, la crisis de los refugiados sigue latente en Europa, y Suecia no es una ajena a las tensiones sociales, políticas y económicas derivadas de la inmigración. Este componente social es intrínseco al propio género del nordic noir, ya que precisamente su éxito se sustenta en contar historias que van más allá de unos crímenes truculentos y de una investigación complicada. En el caso de “El joven Wallander” nos encontramos con un nordic noir al uso, en el que esta vez un inexperto Kurt Wallander se une a la Brigada Criminal para investigar un asesinato que parece esconder tras de sí una trama de terrorismo y contrabando de armas.

eljovenwallanderctitica5Su implicación personal en el caso, su propia inexperiencia y su sentimiento de culpa respecto a lo sucedido, harán que el joven Wallander aprenda a las duras el oficio de policía. Inmerso en un caso que no es lo que parece, será testigo de la tensión racial, la xenofobia y la violencia que respira el Suecia. Precisamente la serie, nos muestra una realidad que asola al país desde hace algún tiempo, sobre todo en Malmö (ciudad donde se sitúa la serie) y alrededores. Una ciudad portuaria donde se han incrementado en el último año, los tiroteos y los ataques con explosivos que se producen entre bandas rivales. La criminalidad que ha ido en aumento, se atribuye en parte a los barrios marginales como el de Rosengård, precisamente donde Wallander vive y, donde tiene lugar el asesinato de un adolescente que desencadena los acontecimientos que se irán sucediendo en la serie. En barrios como este es donde se concentra una violencia que la policía como se muestra en la serie, apenas puede controlar. Unos barrios excluidos de la vida política y cultural sueca, donde viven inmigrantes e hijos de inmigrantes que se enfrentan a un futuro con nulas oportunidades, inmersos en una vida sin esperanzas. Algo que también refleja muy bien “El joven Wallander”, al mostrar como las bandas controlan el barrio de Rosengård y como la única salida que les queda a la mayoría es delinquir para sobrevivir. Será precisamente en el transcurso de la investigación cuando el propio Wallander se implique, aún más si cabe, en la vida de uno de estos jóvenes que buscan una oportunidad fuera de Rosengård.

eljovenwallanderctitica3Es este uno de los puntos fuertes de la serie que estrenó Netflix hace un par de semanas, al mostrar de forma realista la cara menos agradable de Suecia. Un páis donde el poder está en manos de unas pocas grandes familias, y en el que el auge de la extrema derecha se ha hecho patente. Algo que también se refleja en la serie, mostrando la violencia de diversos grupos radicales que persiguen al diferente. Porque tal vez, si “El joven Wallander” no explorará la situación actual que vive la sociedad sueca en general, y la ciudad de Malmö en particular, estaríamos ante otra serie policiaca más, con el añadido de contar con el protagonismo de un personaje literario muy conocido. Y, esto es precisamente lo que hace que la serie de Netflix nos ofrezca algo más que puro entretenimiento.

eljovenwallanderctitica6En cuanto a la mencionada reimaginación del personaje, en mi caso, tras ver la serie al completo, mi análisis se centra en lo que he visto, ya que no puedo comparar nada ni con el personaje escrito por Henning Mankell, ni con las dos series que en su momento adaptaron la saga Wallander. Reconozco que no he visto ni la adaptación sueca protagonizada por Krister Henriksson, ni la británica que protagonizó Kenneth Brannagh (¡no me fustiguéis!), así que no puedo evaluar si esta reinvención nos acerca de forma fidedigna o no a lo que se puede esperar de Kurt Wallander. En mi opinión, al ser una serie sobre los orígenes del personaje, “El joven Wallander” sabe mostrar muy bien la inexperiencia del protagonista, pero, también sus ganas de hacer justicia y de ayudar a los demás. Mostrándonos un personaje sin demasiados traumas pasados tan típicos del nordic noir, y que deambula por una ciudad llena de contrastes, de los barrios marginales a las grandes avenidas, que albergan a las grandes empresas.

eljovenwallanderctitica7En definitiva, “El joven Wallander” quizá no aporte nada nuevo al género, pero tampoco le hace falta. Con un ritmo narrativo que nos mantiene siempre en vilo, gracias a sus giros de guion y algún cliffhanger que deja al protagonista en una situación delicada, “El joven Wallander” hará las delicias de los amantes del género policiaco. Gracias, sobre todo a una historia que explorar la realidad del país nórdico, utilizándola para dar forma a un relato policiaco sólido en el que importa más el fondo que los personajes y sus motivaciones.