“Away”, un drama familiar sobre el coste de alcanzar tus sueños

awaycriticaLos viajes espaciales, la conquista del espacio, son temas que siempre nos han fascinado. El ser humano siempre ha mirado a las estrellas, con el deseo intrínseco de conocer los misterios del universo y viajar a lugares lejanos. La ciencia-ficción a través del cine, la literatura y las series de televisión, ha sido el vehículo perfecto para mostrar los viajes a esos mundos con los que nuestra imaginación sueña. De sueños y de los sacrificios que hacemos para cumplirlos, trata “Away”, la serie de ciencia-ficción de Netflix que protagoniza Hilary Swank. Estrenada el pasado 10 de septiembre, “Away” es además de una aventura espacial, un drama que explora los sacrificios y los sinsabores que a veces conlleva conseguir llegar más lejos que ningún ser humano.

awaycritica2Enmarcada en el género de la ciencia-ficción, “Away” nos muestra las vicisitudes que atravesará la primera misión tripulada al planeta rojo. Una misión internacional que lidera la comandante estadounidense Emma Green (Hilary Swank), que debe prepararse para asumir el mando de una tripulación, en la que algunos miembros no terminan de confiar en su idoneidad. Emma está casada con Matt (Josh Charles), astronauta como ella y que debía liderar la misión a Marte. Sin embargo, tras ser diagnosticado de CCM, se verá obligado a permanecer en la Tierra junto con su hija Lex (Talitha Bateman). Como podéis ver, el drama ya está servido. A medida que transcurre la misión, las dinámicas personales entre los astronautas y los efectos de haber dejado a sus seres queridos en la Tierra se van volviendo cada vez más complejos.

awaycritica3Creada por Andrew Hinderaker, con Jessica Goldberg ejerciendo como showrunner, “Away” no es una serie sobre aventuras espaciales. O, mejor dicho, la narración no se centra únicamente en el viaje espacial hacia Marte. Es cierto que, a lo largo de sus diez episodios, seremos testigos de los peligros y vicisitudes que los miembros del Atlas (así se llama el transbordador espacial) deben afrontar durante su viaje a Marte. Pero, en sí, el viaje al planeta rojo, se presenta como la excusa para plantearnos diferentes temas que la serie pone sobre la mesa. Y, ahora me dirás “pues menudo rollo”. Tal vez tengas razón, pero como las series en muchos casos las valoramos por las sensaciones que nos transmiten, reconozco que tras el ver el piloto de “Away”, la premisa me gustó, pero me dejó con dudas. ¿Se nos venía encima otro drama edulcorado sin ninguna chicha? Este pensamiento se me pasó por la cabeza, no voy a ocultarlo y temí que el visionado que tenía por delante para escribir sobre la serie se me hiciera cuesta arriba. Pero, ya sea porque necesitaba un drama en mi vida (todo lo contrario que la canción de Fangoria) o simplemente porque a veces sin pretenderlo, la vida te proporciona sorpresas agradables, me ‘ventilé’ en dos días los diez episodios de esta serie de Netflix. Y, lo mejor de todo es que me quedé con ganas de más. ¡Está claro que las ideas preconcebidas no son buenas consejeras!

awaycritica7Porque para bien o para mal, hay que dejar claro que “Away” es sobre todo un drama familiar que nos habla de cómo las decisiones que tomamos pueden afectar a quienes nos rodean. Decisiones como la de ir a Marte, en un viaje que durará tres años, dejando atrás a tu familia en un momento en el que te necesitan. Explorando así los sacrificios que realizamos en pos de conseguir nuestros sueños, unos sueños que a veces se ven ensombrecidos por la duda y la incertidumbre de estar haciendo lo correcto. Algo que plantea muy bien “Away” a lo largo de toda la temporada, mostrando no solo la vida en la Tierra de la familia que ha quedado atrás, sino mostrando la relación entre los tripulantes del Atlas, el por qué cada uno de ellos está en esta misión, y enseñándonos el dolor que han dejado atrás. Un dolor que, a pesar de todo, le has hecho superar adversidades y dar el paso de iniciar un viaje, que tal vez signifique no volver a casa.

awaycritica4A pesar de relatar un hecho tan importante como el primer viaje espacial tripulado a Marte, la serie no peca de excesivo patrioterismo americano, como suele ocurrir en este tipo de producciones en las que se ensalza la bandera y la superioridad de Estados Unidos. En eso “Away” es más contenida, ya sea porque, aunque dirigida por la NASA, el proyecto está formado por un grupo internacional de países, ya sea porque quedaron atrás ciertos relatos llenos de moralina patriótica que hoy pueden parecer desfasados. Sea por lo que sea, “Away” es un drama épico y emotivo, con un excelente nivel de producción, que sobresale en las escenas que tienen lugar en el Atlas y en los paseos espaciales que deben realizar los tripulantes para arreglar los problemas que les van surgiendo durante su viaje a Marte.

awaycritica5En cuanto al reparto, el nombre de Hilary Swank destaca sobre el resto. La actriz ganadora de dos Oscar, lleva el peso de gran parte de la trama, tanto por ser la líder de la misión espacial como por el sufrimiento personal que conlleva haber dejado atrás a su familia durante tres años, en un momento en el que también podían necesitarla. Esa dicotomía entre alcanzar tus sueños, a costa de tus obligaciones personales y los deberes para con tu familia, están muy bien tratados en la serie y el personaje interpretado por Hilary Swank lo representa muy bien. Junto a ella encontramos en la tripulación del Atlas a Misha Popov (Mark Ivanir), un afamado cosmonauta ruso que tiene en su haber el récord de paseos espaciales. Orgulloso y fanfarrón, considera que Emma no está capacitada para llevar el mando; Ram Arya (Ray Panthaki) es el médico de a bordo que, tras su fachada de ligón impenitente, oculta el dolor de una perdida pasada; la Dr. Lu Wang (Vivian Wu) es una brillante ingeniera china. Fría y distante, bajo esa fachada, esconde mucho más de lo que aparenta; y finalmente, el Dr. Kwesi Weisberg-Abban (Ato Essandoh), es el novato de la tripulación. Un joven que vivió de cerca la tragedia cuando era niño y, al que las enseñanzas de su familia adoptiva, lo convirtieron en un hombre de fe lleno de esperanza ante la adversidad.

awaycritica6En definitiva, “Away” es una aventura espacial pero también un drama sobre la vida. A lo largo de los diez episodios de la serie, seremos testigos tanto de los sucesos que a lo largo de su travesía van sufriendo los tripulantes del Atlas, que poco a poco, casi sin darse cuenta, les irá uniendo cada vez más, como de la vida en la Tierra de la familia de Emma, y como su ausencia les afecta en su día a día. La serie ensalza los avances tecnológicos de los que es capaz el ser de humano, pero a la vez los contrasta con los sacrificios personales que esos logros exigen. Quizá no sea la mejor serie del año, ni la más adictiva, ni la más espectacular, pero si queréis una serie que combine bien la aventura y el drama (no es tan excesivo como parece), “Away” es una buena elección.