“Deep Water”: mujeres desesperadas en la Tierra de los lagos

deepwatercriticaParece mentira, pero cuando todo parece más tranquilo, más tareas pendientes tienes. Una de estas tareas era hablaros de “Deep Water”, miniserie británica que estrenó Filmin el pasado 26 mayo. Adaptación de las novelas de la saga “Windermere” de Paula Daly, nos encontramos de frente con una historia sobre tres mujeres que deben afrontar diversos problemas que ponen en jaque la estabilidad de sus respectivas familias. Con el hermoso Distrito de los Lagos inglés como telón de fondo, “Deep Water” es una serie sobre cómo mantenerse a flote ante las adversidades y no morir en el intento.

deepwatercritica2Creada por Anna Symon, responsable de la magnífica “Mrs. Wilson” (también disponible en Filmin), “Deep Water” nos presenta a tres mujeres muy diferentes, aunque unidas por secretos que ponen en riesgo la estabilidad de sus familias. Roz (Sinead Keenan) es fisioterapeuta, madre de una niña y que se ve asediada por las deudas, por culpa de la adicción al juego de su pareja. Con la perspectiva del desahucio por delante, recibe una oferta de uno de sus clientes, que le ofrece mantener relaciones sexuales con ella a cambio de dinero (no, sale Robert Redford ni Demi Moore). Por su parte, Kate (Rosalind Eleazar), es rica, guapa y glamurosa y, parece tener todo lo que cualquiera podría desear. Pero como se suele decir, “no es oro todo lo que reluce. Y, finalmente, nos encontramos con Lisa (Anna Friel), madre de tres hijos, casada con un taxista y que regenta un negocio de cuidado de perros. De carácter afable y cariñoso, su estilo de vida desorganizado y caótico le jugará, sin embargo, algunas malas pasadas. Las tres a su manera, deberán afrontar diversos problemas que pondrán en jaque su propia estabilidad emocional y que pondrán en riesgo, la supervivencia de sus respectivas familias.

Es curioso, pero durante el visionado de los seis episodios que componen esta serie, he tenido sentimientos encontrados con respecto a lo que estaba viendo. Puede ser que algún achaque de salud en ese momento, me haya afectado pero lo cierto es que “Deep Water” es un drama que engancha si dejas a un lado ciertos aspectos algo exagerados y poco creíbles. Reconozco que me costó entrar en materia y que tuve que arrancar varias veces el visionado (no ayuda recibir multitud de notificaciones de correos entrantes en el móvil) hasta que una vez entras en la historia (algo loca, todo hay que decirlo), ya no puedes dejar de verla hasta el final.

deepwatercritica3Estrenada con la etiqueta de ser la respuesta británica a “Big Little Lies”, la serie creada por Anna Symon va por otros tiros, aunque el drama este constantemente presente. Precisamente en esas contradicciones sobre mis sentimientos mientras veía “Deep Water”, radica parte de mi división a la hora de analizar la serie. Porque es cierto que estamos ante una historia de tres mujeres (aunque podríamos hablar de cuatro) que luchan por sacar adelante a sus familias. Con tramas que se cruzan, aunque realmente, no hay un gran secreto compartido entre todas, sino más bien que cada una cuenta con sus propios secretos (inconfesables), que en mayor o menor medida afectan a las otras. Pero, a pesar de tener una premisa interesante y tratar muchos temas que podrían dar mucho juego, a la hora de la verdad, la serie se queda en el drama fácil sin profundizar en ninguno de estos realmente. Y, exagerando situaciones que en el fondo nos pueden parecer algo ridículas y banalizando otras, que si pueden ser muy graves.

Es una pena que, en ese sentido, “Deep Water” se quede en la superficie del drama de unas mujeres (desesperadas) por tener una vida mejor (en todos los sentidos). Porque a lo largo de la serie se hablará de adicciones al juego, de la soledad y cómo afrontarla (el personaje de Faye Marsay está muy desaprovechado), de violencia machista, de maltrato infantil o de acoso en el trabajo. Temas que darían para mucho si se profundizase en ellos, pero que se quedan en meras excusas para que la historia siga hacia adelante, aunque no sabemos hacia dónde. Ese es el principal problema que te puedes encontrar mientras ves “Deep Water”, una serie con un bonito envoltorio, con unos paisajes de fábula por los que perderse durante días, pero con un fondo que no es tan profundo como creías.

deepwatercritica4“Deep Water” es sobre todo una serie sobre vidas vacías, secretos (más o menos) inconfesables, con el Distrito de los Lagos como bellísimo escenario de la historia. En Reino Unido su estreno fue todo un éxito el año pasado y entiendo él por qué. En su exageración esta su principal virtud, con momentos algo surrealistas que consiguen que no te tomes demasiado en serio lo que ocurre. Porque sí, hay mucho drama en todo lo que cuentan, pero al poco de empezar a verla te das cuenta que la sangre no va a llegar al río. Así que ya sabes, si te gusta el drama (pero no tanto) con historias de personajes llevados al límite (o casi), “Deep Water” te hará pasar un buen rato de desconexión.