“Snowpiercer”, un tren en perpetuo movimiento

snowpiercerLa ciencia ficci√≥n no solo es un g√©nero para el escapismo y la diversi√≥n (con todo lo bueno que eso tiene) ni se sustenta √ļnicamente en un vac√≠o (o no) espect√°culo visual. Este g√©nero surgido de la literatura permite explorar la cr√≠tica social y abordar reflexiones filos√≥ficas, narrando historias y tratando temas con un trasfondo m√°s all√° del puro espect√°culo. Este es el caso de “Snowpiercer: Rompenieves”, serie que llega este lunes a Netflix y que nos traslada a un futuro apocal√≠ptico, donde la lucha de clases y la injusticia social siguen perviviendo, aunque ahora a bordo de un tren en perpetuo movimiento.

Estrenada el pasado 17 de mayo en Estados Unidos, “Snowpiercer: Rompenieves” ha vivido multitud de peripecias desde que all√° por 2016 la cadena norteamericana TNT encargara el piloto de la serie. Dos a√Īos tard√≥ en dar luz verde a la producci√≥n que vio como Josh Friedman, guionista y productor ejecutivo del piloto, abandonaba el proyecto por lo que se describi√≥ como diferencias creativas. Con √©l se desligaba tambi√©n de la ficci√≥n Scott Derrickson quien hab√≠a dirigido el piloto, aunque se mantendr√≠a como productor ejecutivo. Esto ocurr√≠a en enero de 2018 y en febrero se contrataba a Graeme Manson (Orphan Black) como showrunner de la serie. Dificultades en la producci√≥n, hasta tres cambios de cadena en un mismo a√Īo y retrasos en su estreno, han acompa√Īado a “Snowpiercer: Rompenieves” que sin embargo fue renovada por una segunda temporada hace justo un a√Īo.

snowpiercer3Muchas vicisitudes para una serie basada en la novela gr√°fica “Snowpiercer (Le Transperceneig)” de Jacques Lob y Jean-Marc Rochette (editada en Espa√Īa por Norma Editorial) y la pel√≠cula del mismo nombre del director coreano Boon Joon Ho, ahora mundialmente conocido por su √©xito con “Par√°sitos”. La serie nos sit√ļa siete a√Īos despu√©s de que el mundo se haya convertido en un p√°ramo congelado y, se centra en un grupo de personas, que habitan un gigantesco tren de 1001 vagones en constante movimiento que recorre el planeta. “Snowpiercer: Rompenieves” ocurre ocho a√Īos antes de los hechos narrados en la pel√≠cula, aunque la serie se desmarca bastante tanto de la novela gr√°fica como del film que en su d√≠a protagoniz√≥ Chris Evans. Aunque en ambos casos, serie y pel√≠cula adaptan libremente la obra de Lob y Rochette, no existiendo un universo compartido entre c√≥mic, serie y pel√≠cula.

Despu√©s de mucho esperar, la serie protagonizada por Jennifer Connelly y Daveed Diggs, llega este lunes a Espa√Īa de la mano de Netlix, con el estreno de sus dos primeros episodios y, continuar√° estrenando a ritmo semanal, hasta completar los diez que conforman su primera temporada. En mi caso, que he podido ver los cinco primeros episodios antes de su estreno, puedo decir que estamos ante una serie con un planteamiento muy interesante que explora como en este futuro apocal√≠ptico, el ser humano se ve inmerso de nuevo los mismos errores que le condujeron casi a su extinci√≥n. Sabiendo equilibrar la crudeza visual que ya se mostraba en el film de 2013, con una trama detectivesca y la lucha por la supervivencia, manteniendo un d√≠ficil equilibro entre los habitantes del tren.

snowpiercer2La divisi√≥n de la sociedad que habita el tren construido y dirigido por el misterioso Wilford no se diferencia a la que hab√≠a antes del cataclismo clim√°tico. Divididos entre primera, segunda y tercera clase, los vagones finales quedan reservados para los colistas. Un grupo de desahuciados que viven hacinados, en condiciones insalubres, a los que se les impide tener hijos y que son utilizados como mano de obra para trabajos de saneamiento en el tren. Esta polarizaci√≥n de los habitantes del tren de los 1001 vagones y la injusticia social que campa a sus anchas, est√° muy bien retratada. Gracias a un gran dise√Īo de producci√≥n que nos muestran los diferentes entornos del tren: desde los angustiantes vagones de la cola que no tiene ventanas, hasta el enigm√°tico vag√≥n nocturno pasando por los vagones de los cultivos y del acuario o los cajones donde los presos son suspendidos.

snowpiercer4Si la pel√≠cula de 2013 apostaba m√°s por la acci√≥n y una narraci√≥n vertiginosa, en el caso de la serie, “Snowpiercer: Rompenieves” apuesta por un ritmo mucho m√°s pausado. Aunque con algunos momentos de acci√≥n, a lo largo de los cinco episodios que he podido ver, se nos invita a explorar las diferencias sociales que marcan el d√≠a a d√≠a del tren. Unas diferencias que perpet√ļan un complicado equilibrio en este h√°bitat cerrado, refugio de los √ļltimos restos de la humanidad.¬† Y, en esta arca que recrea la misma sociedad que viv√≠a a diario en las calles de las grandes ciudades, antes de la glaciaci√≥n, conviven una serie de personajes con muchos secretos, con objetivos ocultos unos, con ilusiones por ser libres otros. Todos con el mismo objetivo: sobrevivir.

Entre estos personajes destaca claro est√° Jennifer Connelly, que da vida a la enigm√°tica Melanie Cavill, mano de derecha de Wilford (el constructor del tren) y, una especie de relaciones p√ļblicas que maneja los hilos de todo lo que ocurre en el Rompenieves. Con muchos secretos a sus espaldas, que poco a poco se ir√°n desvelando, luchar√° por todos los medios por mantener el orden a bordo del tren. Junto a ella conoceremos a Andre Layton (Daveed Giggs), l√≠der de los colistas y antiguo inspector de homicidios en la ciudad de Chicago. Carism√°tico, intuitivo y perspicaz, Layton luchar√° de todas las maneras posibles, por los derechos de los habitantes de la cola del tren.

snowpiercer5A priori, “Snowpiercer: Rompenieves” se presenta como una interesante propuesta para los fans de la ciencia ficci√≥n. La serie cuenta con ingredientes suficientes, al menos tras ver sus primeros cinco episodios, para ir m√°s all√° de un mero entretenimiento. Con un ritmo narrativo que va creciendo episodio a episodio, la serie consigue de primeras engancharnos plante√°ndonos algunos misterios que poco a poco se ir√°n desvelando y, que nos dejar√°n con nuevas inc√≥gnitas abiertas que ir descubriendo. Pero m√°s all√°, de alg√ļn aspecto procedimental que sobrevuela la serie en alg√ļn momento, donde destaca “Snowpiercer: Rompenieves” es como herramienta de cr√≠tica social. Explorando temas como la lucha de clases, las injusticias sociales, la brutal deshumanizaci√≥n que se ejerce a las clases m√°s bajas en favor de mantener el orden establecido, el racismo, la lucha por la supervivencia (canibalismo incluido) o la perversi√≥n y la corrupci√≥n de los que ejercen el poder. Todo un c√≥ctel explosivo que funciona bastante bien en sus cinco primeros episodios y que te deja con ganas de m√°s.