“La vuelta al mundo en 80 series”: la guía de viajes perfecta para cualquier seriefilo

lavueltaalmundoen80seriesPoco a poco estamos se están dando pasos para llegar a esa nueva normalidad de la que tanto se habla. Mientras tanto, y ante la imposibilidad de poder viajar fuera de nuestros lugares de residencia y con mucho terreno aun que recorrer, la lectura es una de las mejores formas de evadirnos para olvidar estos meses que tanto sufrimiento han traído a muchos. Y, para leer, tanto si eres seriefilo nivel experto como si aun estas cogiéndole el tranquillo a este mundo, nada mejor que adentrarse en las páginas de “La vuelta al mundo en 80 series” (288 páginas, 19€), libro escrito por Lorenzo Mejino y Paula Hergar y editado por Lince Ediciones. Un libro que como si de una guía de viajes se tratará, nos lleva a conocer 80 países a través de una serie representativa de cada uno de ellos. Una lectura imprescindible que te permitirá descubrir países y culturas (en muchos casos desconocidos), gracias al poder de la lectura y de las series.

Tenía una deuda pendiente con este libro desde hace tiempo, y curiosamente estos meses de confinamiento han vuelto a demostrar que, a pesar de estar en casa, muchas veces te faltan horas del día para terminar todo lo que tienes pendiente. Poco a poco, durante estas semanas he ido sacando reseñas pendientes y hoy por fin, os traigo a este rincón la guía perfecta para sin salir de casa, dar la vuelta al mundo y descubrir países que de otra forma puede que nunca hubieras imaginado conocer. Uniendo la magia de la televisión, con el estilo desenfadado del mítico “Lonely Planet”, “La vuelta al mundo en 80 series” nos permite como lectores adentrarnos en la inaccesible Corea del Norte, descubrir el paraíso del ISIS en Emiratos Árabes, recorrer la frontera entre Polonia y Ucrania, explorar la América profunda o disfrutar de un lugar tan exótico como Papua Nueva Guinea.

Si echamos la vista atrás, parece increíble cómo ha cambiado en poco tiempo el consumo de series, evolucionando de una forma que no podíamos imaginar. Hasta hace un tiempo, era impensable que como espectadores tuviéramos la oportunidad de acercarnos a ficciones de otros países que no fueran del ámbito anglosajón. Salvo que fueras un experto en el tema como es Lorenzo Mejino, en España el contenido de series estaba delimitado por las producciones norteamericanas y británicas (aunque en mucha menor medida), algunas canadienses (aunque nada de la parte quebequense) y algo de producción europea (por aquello de cumplir con los cupos de la Unión Europea), el resto no existía.

Todo cambió con la llegada a España de Netflix allá por junio de 2015. El desembarco del gigante del streaming hizo tambalear las estructuras preestablecidas en nuestro país (algo que ya venía ocurriendo en otros países), haciendo que los seriefilos tuviéramos acceso a un catálogo extensísimo (a veces demasiado) que abarcaba producciones de países, la mayoría que hasta ese momento solo conocíamos de oídas por internet y, en otros casos ni siquiera eso. Ya no era tan raro poder ver una serie finlandesa, coreana, checa, rumana, colombiana o israelí. Sin casi darnos cuenta, teníamos acceso a culturas que, sino habíamos tenido la ocasión de viajar, solo conocíamos por documentales y guías de agencias de viaje. Estábamos ante la globalización de las series como forma de consumo a la carta que proporcionaba una forma de viajar sin salir del salón de casa.

lavueltaalmundoen80series2Y, ahora que hay tanto donde elegir, entre tanta plataforma y cadena de televisión y, que los viajes aun estarán algo complicados durante un tiempo, nada mejor que acercarnos a “La vuelta al mundo en 80 series”. Un libro, que como he comentado antes, es la guía de viajes perfecta, en la que se nos propone conocer ochenta países a través de la serie que mejor los representa. En este itinerario de ficción viajera recorreremos 32 lugares de Europa, 18 de Asia, 13 de África, 3 de Oceanía, 9 de América del Sur y 5 de América del Norte. Como bien comentan sus autores, no estamos ante un selección de la mejor serie de cada país, sino que han elegido la que mejor representa la sociedad y la cultura de cada lugar que visitaremos mientras vemos la serie.

Una de las ventajas de “La vuelta al mundo en 80 series”, sobre todo para el lector menos avezado, es que estamos ante un libro que podemos disfrutar como queramos. Es decir, que funciona como una estupenda guía de consulta con la que podemos viajar un día a Alemania, pasar por Nigeria y terminar en Vietnam, y, otro día empezar en Suiza, hacer una parada en Costa de Marfil y finalizar en Cuba. Todo sin escalas, sin esperas y sin facturar equipaje. Un recorrido internacional sin salir de casa y gracias a la información que encontraremos en esta guía. Una información que se presenta con una estructura que nos recuerda a cualquier guía de viajes, pero con un estilo ameno y divertido que nos introduce de lleno en el país que vamos a conocer a través de la ficción que lo representa. Con tres puntos clave: Alojamiento, que es el escenario en el que viven los personajes (con todo lo que eso conlleva); Acompañantes o tipo de ‘guía’, que van desde el protagonista hasta un grupo de amigos, pasando por la música o el paisaje; y, finalmente Actividades, en la que se nos darán detalles sobre las vicisitudes del protagonista.

“La vuelta al mundo en 80 series” es más que un libro sobre series o que una guía de viajes. Es un libro que te permitirá descubrir países y lugares que tal vez nunca vayas a visitar o, que quizá algún día (cuando la pandemia global pase) decidas lanzarte a descubrir. Pero también te servirá para recordar aquella ciudad o aquel paisaje que un día recorriste y que añoras con nostalgia. En ambos casos, una vez te pases para las páginas de este libro, solo te quedará disfrutar de la serie que quieras descubrir o volver a ver después de tanto tiempo. Muchas se encuentran hoy en día disponibles en alguna de las plataformas españolas y, otras siempre hay opciones de verlas (de forma legal como las africanas que se encuentran en Youtube). Así, que si eres de los que no se queda en la superficie de lo que le ofrecen las series de televisión, nada mejor que perderte por las páginas de “La vuelta al mundo en 80 series”. Cada día descubrirás algún lugar nuevo, de costumbres que desconocías y que te sorprenderán y te abrirán la mente a nuevas experiencias. ¡Qué más se puede pedir!