“Expediente Lindelof: De Perdidos a Watchmen”: explorando los fascinantes mundos creados por Damon Lindelof

expedientelindelof“Watchmen” ha supuesto un soplo de aire fresco, en un momento en el que la ficción televisiva está perdiendo parte de su identidad. Cada vez se producen más series, pero también está sucediendo que el mismo carácter episódico de estas se está diluyendo, en favor de un arco argumental que abarca un determinado número de episodios. Ahora hablamos de grandes conjuntos, de grandes series, de determinada escena impactante, pero ¿eres capaz de recordar un episodio en concreto de alguno de los estrenos importantes de los últimos tiempos? La forma de consumo audiovisual ha cambiado en los últimos años y la aparición de Netflix y, su impacto se hace notar en la forma en la que se produce la ficción televisiva.

En este sentido, HBO es un reducto para los que prefieren ver las series a la antigua usanza, con un episodio por semana, esperando con ansia la próxima degustación. Saboreando, analizando, destripando cada minuto de lo que ha visto, para prepararse para el siguiente episodio. Y, gracias a “Watchmen”, muchos hemos recordado porque nos gustan las series, sin que estas parezcan una simple cadena de montaje. Así que nada mejor que introducirnos, en estos días díficiles de confinamiento, en las páginas de “Expediente Lindelof: De Perdidos a Watchmen” (324 páginas, 18,95€), de Xavi Torrents Valdeiglesias, libro publicado por Dilatando Mentes Editorial, que analiza la obra, de ese narrador de historias (como el mismo se hace llamar) que es Damon Lindelof.

Este ensayo (nada academicista, mas bien todo lo contrario), nos lleva desde “Perdidos”, la serie que significó un antes y un después en la ficción televisiva, y que se convirtió en el primer fenómeno global, gracias a internet (una red de redes que no tiene nada que ver con la que es ahora), hasta llegar a “Watchmen” (el penúltimo fenómeno televisivo), pasando por “The Leftovers”, una ficción convertida en serie de culto. En mi caso, revivir en estas páginas una serie como “Perdidos” ha sido toda una experiencia. Mi relación con la serie de Abrams y Lindelof va más allá de mero de espectador. Durante seis temporadas, “Perdidos” formó parte de mi vida, como para muchos en medio mundo. Fui uno de los que se levantó en este país para ver su final (del que no acabé decepcionado) a través de Cuatro, y que se hizo con su edición en Blu Ray, nada más salir al mercado.

Para el que suscribe, la lectura de “Expediente Lindelof: De Perdidos a Watchmen”, ha significado rememorar todo lo que experimenté aquellos “maravillosos” años en los que “Lost” (Perdidos) estuvo en antena. Madrugadas de insomnio en las que querías saber más sobre por qué había osos polares en aquella isla, quienes eran los Otros, que era realmente la Iniciativa Dharma, quien era Jacob y cuáles eran sus intenciones, y tantas, y tantas preguntas que surgian con cada nuevo episodio, cuyas respuestas, no todas fueron satisfechas. Xavi Torrents Valdeiglesias hace aquí, un fantástico análisis de cada una de las temporadas de la serie, de los cambios en la narrativa de la misma, en la importancia de los personajes y búsqueda del sentido de la vida y su defensa de un final incomprendido, en gran medida por una última temporada en la que sus guionistas (Lindelof y Cuse), centraron demasiado la atención en una línea temporal que en el fondo era tramposa por definición.

Sin duda, “Perdidos” significó un punto y aparte en el mundo de la televisión y Xavi Torrents Valdeiglesias, le dedica en “Expediente Lindelof: De Perdidos a Watchmen”, un parte importante de las páginas de su estupendo ensayo. Y es que su paso por “Perdidos”, a pesar del rechazo y la polémica que acompañaron a Lindelof, tras el final de la serie, le sirvió también para hacerse un nombre en la industria. Permitiéndole dar el salto al mundo del cine, para firmar los guiones de “Prometheus” (la decepcionante precuela de la saga Alien) y “Star Trek: En la oscuridad” (segunda entrega de la nueva saga de Star Trek), magnifica película que nos regaló a uno de los mejores villanos del cine de los últimos años.

Sus incursiones cinematográficas que continuaron con “Tomorrowland”, abrieron un nuevo horizonte para Lindelof que volvió a la televisión con la adaptación de la novela de Tom Perrota “The Leftovers”. Muchos quisieron ver en esta serie de HBO, una nueva “Perdidos”, debido a esa manía de buscar referentes de éxito en el pasado para comparar (y la mayoría de las veces para mal) determinada serie a la que ubicar de determinada manera. Sin embargo, “The Leftovers” demostró que tenía una identidad propia, sobre todo una vez se alejó de la referencia de la novela, convirtiendo sus dos siguientes temporadas en un fenómeno de culto serifielo. Un fenómeno que es analizado con mayor amplitud que “Perdidos” por parte de Xavi Torrents Valdeiglesias, exprimiendo cada una de las tres temporadas que conformaron una las de series que han significado una de las mayores y más importantes experiencias televisivas de los últimos años.

El recorrido por la obra de Lindelof finaliza con su estreno más reciente, el que nos ha hecho a muchos recuperar la fe en las series, como vehículo para narrar historias que sean capaces de marcar diferencias. Me refiero claro está a “Watchmen”, la serie de HBO (curiosamente olvidada por los premios) que nos adentra en el universo creado por Alan Moore y Dave Gibbons en su famosa novela gráfica, pero narrando unos sucesos que tienen lugar años después de lo ocurrido en las viñetas del cómic. Se nota, en esta tercera parte del libro, el amor incondicional que Xavi Torrents Valdeiglesias profesa por la obra de Moore y Gibbons y aunque el análisis es más corto (la serie hace poco que se estrenó), saca a luz los temas más importantes que dan forma el relato de Lindelof. Una serie que ha sabido recuperar el espirítu del cómic, sin desvirtuarlo y ampliando los horizontes de uno de los referentes del noveno arte. Una serie que puedes ver sin necesidad de haber leído el cómic de Moore y Gibbons, ya que funciona perfectamente como un Nuevo Testamento, repleto de temas de plena actualidad (racismo, identidad, hastío vital, desinformación) y con algunos de los mejores episodios que hemos visto en televisión en los últimos años.

En estos días de confinamiento, con una pandemia global que nos está golpeando con fuerza, y con imágenes en televisión que parecen sacadas de cualquier ficción cinematográfica, televisiva o literaria, cada uno de nosotros puede ponerse a buscar sin que nadie se lo diga, el sentido de esta vida que tan poco disfrutamos. Puede plantearse la búsqueda de un Dios, de un ser superior o creerse uno de ellos. Muchos seguramente, tengan que afrontar y encontrar como seguir adelante, tras la pérdida de un ser querido. Temas universales que han sido tratados en la obra televisiva de Damon Lindelof durante estos años y que gracias a “Expediente Lindelof: De Perdidos a Watchmen”, podemos explorar en profundidad. Una vez que pase la tormenta, no dudéis en acercaros a vuestra librería de confianza (os necesitarán más que nunca) y entre las compras pendientes que tengáis, no dudéis en haceros con este libro que os llevará de viaje por la mente de uno de los grandes narradores de los últimos años. Porque las series, no solo se disfrutan viéndolas, si no también recordando, analizando y disfrutando de todo lo que nos ofrecieron en su momento.