“Sex Education” sigue igual de divertida, fresca e inteligente en su segunda temporada

sexeduportadaHace un año “Sex Education” se convertía en la serie revelación de un 2019 que acababa de empezar. ¿Era posible que una serie ambientada en un instituto británico que más bien parecía estadounidense pudiera interesarnos? En mi caso la respuesta es sí, aunque no recuerdo exactamente porque empecé a ver está serie, pero lo cierto es, que una vez comencé a verla no pude parar hasta terminarla. Y ahora, tras ver completa su segunda temporada, he recordado porque la disfruté tanto hace un año. Ya que “Sex Education” ha vuelto, igual de divertida, pero haciendo además que sus personajes y sus tramas evolucionen.

El pasado 17 de enero se estrenaba en Netflix la segunda temporada de “Sex Education”, serie creada por Laurie Nunn, que sigue demostrándonos que tanto adultos como adolescentes nos encontramos con los mismos problemas en nuestras relaciones, ya sea con amigos con nuestras parejas: la incomunicación. En la primera temporada conocíamos a Otis Milburn (Asa Butterfield), un estudiante de instituto poco sociable que vive con su madre, la terapeuta sexual Jean Milburn (Gillan Anderson) y, como el propio Otis, junto a la rebelde e incomprendida Maeve Wiley (Emma Mackey) montaban una consulta sobre temas sexuales para aprovechar las virtudes como terapeuta del joven, aunque el mismo demostrara en más de una ocasión que estaba necesitado de terapia.

sexedu2El humor y la comedia (nada burda como podía esperarse en una serie de ambiente estudiantil) se me mezclaban con temas tan serios como el bullying y la homofobia que sufría Eric (el mejor amigo de Otis) por parte de Adam Groff (el hijo del director del instituto), el acoso (no es no, ¡siempre!) o el aborto como una opción y un derecho. “Sex Education” era capaz de arrancarte una sonrisa de la situación más incómoda, ya que ser adolescente no es fácil (a veces tendemos a no recordar aquella época) y tampoco lo es ser padre o madre, o profesor y entender ni lo que les pasa a ellos ni lo que te pasa a ti, aunque supuestamente ya seas un adulto hecho y derecho. Y en eso, la serie de Laurie Nunn era capaz de incidir a lo largo de su primera temporada. Porque ya seas adolescente o adulto, unos y otros tienen (tenemos) mucho que aprender aun de la vida, de cómo vivirla, de cómo relacionarse, de cómo sentir, de cómo amar y no sufrir en el intento.

sexedu2bisTras una primera temporada que fue tendiendo hacia una serie algo más convencional (algo que no es nada malo en sí), apostando por centrarse en la relación de Otis y Maeve y su frustrada historia de amor. En la segunda, nuestro joven e inexperto (sexualmente hablando) terapeuta, vuelve con bríos renovados, con un inicio de temporada descacharrante y muy divertido. Su relación con Ola (Patricia Allison) parece que va viento en popa y tras la expulsión de Maeve del instituto, ha decidido cerrar la consulta y centrarse en él mismo. Mientras tanto, Maeve y Aimee (Aimee Lou Wood) han estrechado aún más sus lazos de amistad; Eric (Ncuti Gatwa) tras la marcha de Adam (Connor Swindells) a una escuela militar conoce a alguien de fuera que puede hacerle feliz; Lily (Tanya Reynolds) ha aparcado el tema del sexo para centrarse en su faceta creativa y entabla amistad con Ola; Jackson (Kedar Williams-Stirling) cada vez se siente más presionado por sus madres para triunfar a toda costa y decide buscar nuevos alicientes; la relación de Jakob (Mikael Persbrandt) y Jean se pondrá al descubierto, debiendo aprender los cuatro a funcionar como una extraña familia.

Así nos encontramos en una temporada de cambios para todos los protagonistas, jóvenes y adultos. Si la primera entrega, significó el despertar y el tomar conciencia sobre la vida, de unos adolescentes que buscan su camino. Esta nueva temporada de “Sex Education” no olvida el humor, pero sigue abordando temas que muchas veces nos pueden incomodar o asustar, pero a los que hay que dar visibilidad. Por ejemplo, la vergüenza y la incomprensión de padres y alumnos, provoca una histeria colectiva ante una supuesta epidemia de clamidia en el instituto. Tomado el tema con humor y suscitando más de un momento desternillante, la serie nos muestra lo fácil que es entrar en pánico y opinar sin saber de lo que estás hablando. La ignorancia es un arma de destrucción masiva, dispuesta a acabar con todo a su paso.

sexeduc2tresA lo largo de esta segunda temporada vemos como cada uno de los protagonistas intenta encontrar su camino. Algo que se hace hincapié a lo largo de los episodios. ¿Qué hacer con tu vida? La adolescencia es ese momento clave en el que debes decidir quién eres, buscar tu camino, pero también experimentar y liberar tus sentimientos. Todo a la vez, en una coctelera explosiva y sin control. Pero salir al mundo real y descubrir que no todo está lleno de magia, no es fácil. Como le ocurre a Aimee, al sufrir una agresión sexual en el autobús, cambiando su perspectiva del mundo y haciéndola sentir víctima de una situación que no comprende. Veremos sus primeros momentos de incertidumbre e incredulidad, que pasaran a ser de vergüenza y mas tarde de negación, hasta que descubre que no está sola. En una de las escenas mas significativas y reivindicativas de la temporada, cuando ella y algunas de sus compañeras son castigadas y se les pide poner en común en una redacción, “qué tienen en común”. Frikis, empollonas, populares o rebeldes, se dan cuenta que les une el haber sido agredidas sexualmente, de forma física o verbal. Algo que permitirá que todas sigan hacia delante, sin esconderse, afrontando el día a día con valentía.

sexedu2cuatroEs solo una de las muchas historias que encontramos a lo largo de esta estupenda segunda temporada de “Sex Education”. La serie ha sabido crecer y darle su sitio a cada uno de los personajes, porque, aunque Otis es aparentemente el protagonista, todos y cada uno de los que lo acompañan tienen un papel clave en la historia. Unos adolescentes que buscan no repetir los errores de sus padres y unos adultos que han olvidado como mostrar sus sentimientos. “Sex Education” sigue siendo igual de divertida e inteligente, demostrando que a veces los supuestos clichés y estereotipos pueden cumplir una función, si se les da la vuelta para mostrar que del otro lado hay mucho que enseñar. ¡No perdáis la oportunidad de verla!

Un pensamiento en ““Sex Education” sigue igual de divertida, fresca e inteligente en su segunda temporada

Los comentarios están cerrados.