“Engaño”: ser profesora, una profesión de alto riesgo

enganocriticaSer profesor o profesora no es una profesión fácil. Ya sea de primaria, de secundaria o de ámbito universitario, un profesor tiene lidiar con alumnos en diferentes etapas de su desarrollo vital. Desde que apenas son capaces de sonarse los mocos hasta cuando sus egos pueden llenar una habitación, pasando por esa época de autodescubrimiento que todos hemos pasado. Durante ese tiempo, relaciones profesor-alumno hay muchas, pero en el que caso de “Engaño”, la serie que hoy llega a Sundance TV, esa relación estará plagada de obsesiones y mentiras, que desembocaran en una tragedia.

Leah Dale (Katherine Kelly), profesora universitaria de Sociología en la Universidad de Cambridge, lleva una vida aparentemente feliz y sin preocupaciones. Casada con Adam (Tom Goodman-Hill), también profesor universitario, ambos llevan intentando tener hijos, mientras Leah espera conseguir una plaza fija en la universidad. Aunque tras esta apariencia idílica y despreocupada, coexisten una serie de miedos e inseguridades que acosan a Leah, que busca estar a la altura de su padre, que acaba de jubilarse tras impartir clase durante años en la misma universidad. ¿Es esa la vida que quiere? Poco a poco iremos descubriendo que, tras esa fachada de felicidad, además de miedo, hay mentiras, deseos reprimidos y desilusión.

enganocritica2Esa vida supuestamente perfecta, ese futuro prometedor, esa vida que soñaste pueden venirse abajo de la noche a la mañana. Y así le ocurrirá a Leah cuando Rose (Molly Windsor), una estudiante de último año le presente un ensayo de sociología de un sospechoso alto nivel. Un supuesto engaño que Leah no estará dispuesta a dejar pasar y que iniciará una serie de acontecimientos que pondrán a prueba su estabilidad emocional. Su enfrentamiento con Rose irá más allá del mero estamento académico, iniciando un juego psicológico entre ambas de imprevisibles consecuencias. O no tan imprevisibles. Ya que a lo largo de los dos primeros episodios que llegan hoy a Sundance TV (y que he podido ver antes el estreno), el guion juega el despiste con el espectador desde el primer plano y continúa haciéndolo con varias con saltos temporales que siembran semillas de duda sobre lo que estamos viendo.

enganocritica4Mientras que Leah, lleva una vida aparentemente perfecta que poco a poco veremos que no es tal. En el caso de Rose, conoceremos a una joven, que vive sola en el propio campus y que es hija de un importante empresario local que ha donado importantes cantidades a la universidad. Vemos a una joven solitaria, que apenas muestra interés por nada ni nadie, que llega siempre tarde a clase y que parece pasar por la vida casi de puntillas. Pero como casi siempre suele ocurrir, las apariencias engañan y bajo esa dulce apariencia se esconde algo más peligroso. Una persona inteligente, manipuladora y obsesiva. ¿Una obsesión que viene de lejos? ¿El supuesto plagio de su trabajo formaba parte de un plan más elaborado? ¿Es solo una casualidad?

A lo largo de los dos primeros episodios (la miniserie consta de 4 en total), la tensión irá subiendo poco a poco, casi sin darnos cuenta. Un matrimonio que hace aguas, una vida académica en peligro, una cordura emocional que bordea la locura y una obsesión que crece. Rose se introducirá más y más en la vida de Leah, manipulando, engañando, en un juego de medias verdades y sonrisas inocentes que irán sacando de quicio poco a poco a la perfecta profesora, dejando en evidencia su estado emocional. Pero ¿qué consecuencias ha tenido todo este juego psicológico? ¿Qué hay de verdad en esos saltos temporales? ¿Es todo un engaño?

enganocritica5Con buen thriller británico, esta miniserie escrita por Gaby Hull y producida por Lydia Hampson (Fleabag), sabe mezclar la cotidianeidad del día a día de sus protagonistas, con las suficientes dosis de intriga, suspense y porque no decirlo, mala leche, para mantener pegado al espectador a la pantalla. Así que, si os gustan los thrillers psicológicos, en los que sus protagonistas se ven inmersos en una historia llena de obsesiones, mentiras y juegos de poder, “Engaño” es una buena elección. Ya sea en forma de maratón serifielo o dosificándolo en dos semanas, el juego está en marcha.