“Hache” es género negro en estado puro

hacheSe ha estrenado hoy en Netflix “Hache”, serie española creada por Verónica Fernández con la que la plataforma de streaming busca repetir el éxito de otras ficciones nacionales como “La casa de papel” o “Las chicas del cable”. Y al menos en sus dos primeros episodios que he podido ver antes de hoy, estamos ante un solvente thriller que apuesta por los personajes, entre los que sobresalen sus dos protagonistas principales, unos sobresalientes Adriana Ugarte y Javier Rey.

“Hache” se presenta como una historia inspirada en hechos reales. La serie nos cuenta la vida de Helena (Adriana Ugarte), una prostituta que comienza como un simple peón en manos de Malpica (Javier Rey), el jefe de una banda mafiosa que opera en la Barcelona de 1960. Una ciudad portuaria que se encuentra en un momento clave. Son los años en los que ha comenzado la apertura por parte del régimen hacia el exterior, que se preocupa por dar una imagen de país en el que no pasa nada y en el que la guerra civil ha quedado atrás.

hache2Es en este momento, en el que se encuentran dos personajes cuya relación es clave en el devenir de la serie: Hache y Malpica. Hache es una joven madre que hace lo que sea por sacar adelante a su familia, rota tras la huelga en una fábrica que dio con los huesos de su marido en la cárcel Modelo. Malpica es un importante jefe mafioso de la ciudad que maneja sus negocios desde El Albatros, el club de moda. Su primer encuentro nos deja a las claras que estamos ante una relación más allá de lo físico y lo emocional. Una relación de dos personas rotas, adictas a su manera y que se necesitan y se odian mutuamente.

hachevinuesaFrente a esta pareja, el tercer personaje en discordia es el inspector Vinuesa (Eduardo Noriega), un policía llegado desde Madrid. Con un pasado trágico que se nos irá desvelando poco, Vinuesa chocará de frente con los métodos de investigación que imperan en la capital catalana y sobre todo con la inacción de las autoridades ante una serie de crímenes, a los que no se quiere dar publicidad para mantener la imagen idílica de la ciudad y por extensión del país. Conforme lo vamos conociendo, iremos viendo que estamos antes un policía que vive por y para su trabajo y que intenta alejarse de la intimidación y la violencia, utilizados por sus compañeros, centrándose en la investigación y el trato con las personas.

hache3Tres personajes que forman el núcleo de “Hache”, una serie que cuenta además con un interesante electo de secundarios (la aparición de Nuria Prims se hace corta), que aportan su granito de arena a esta historia de género de negro. Una historia llena de grises en la que hay asesinatos, corrupción, clubs nocturnos, mafiosos, música de jazz, tráfico de drogas, policías con pasado trágico y mujeres fuertes que buscan sobrevivir en un mundo de hombres. Un mundo de hombres lleno de apariencias y de oscuridad. En el que el dinero sirve para pagar a jueces y abogados si quieres tener suerte en los tribunales de “justicia”.

hache4Aunque son solo son dos episodios, los que hasta ahora he podido ver de “Hache” (el doble sentido lo descubriréis rápidamente), creo que estamos ante una serie con muy buenos elementos para ser un éxito en Netflix. Un magnifico reparto, un buen guion en el que importan los diálogos, una excelente ambientación que aporta realismo y una música que nos mete de lleno en la historia, suman para convertir a “Hache” en una serie que te enganchará.