La T3 de Goliath y el zumo de naranja

Billy Bob Thornton vuelve a ser Billy McBride

Ha tardado un poco más de lo previsto, pero ya podemos ver la tercera temporada de “Goliath” en Amazon Prime. Billy McBride (Billy Bob Thornton) vuelve a encontrarse, esta vez casi sin querer, en otra cruzada contra grandes intereses. Además, esta vez le cuesta dinero.

Aquí podría copiar y pegar casi todo lo que escribí sobre la segunda temporada: una serie fácil de perderse en un océano de opciones, con un pedigrí sobresaliente, buen equilibrio entre personajes nuevos y personajes ya conocidos, …

Si has visto las dos primeras temporadas, probablemente puedes parar de leer. La mejor manera de verse una serie así es no saber ni quién sale ni de qué va. En las dos primeras temporadas David E. Kelley ya nos ha demostrado que tiene un equipo que sabe contar historias. Y el propio Thornton está tan a gusto con el personaje que le he visto decir que hace de él mismo si hubiera estudiado derecho.

Amy Brenneman, Billy Bob Thornton, y Dennis Quaid

El reparto de la tercera temporada vuelve a ser espectacular. Hasta el punto de hacer que te preguntes cómo han conseguido convencer a según quién para hacer papeles relativamente modestos. Personalmente sospecho que Thornton ha invitado a más de una amistad a pasar unos días juntos.

Los principales “malos” de la temporada son los hermanos Wade y Diana Blackwood (Dennis Quaid y Amy Brenneman) son “malos” todo el rato, tienen poco que los redima pero aun así no dejas de querer verlos interactuar, un ejemplo extremo de relación fraternal. Pero los personajes que los rodean son igualmente fascinantes: estos son los personajes que mantienen la historia impredecible, porque en cualquier momento pueden aliarse con los Blackwood o con McBride y su pandilla (Patty!). Y si algo nos demostró la segunda temporada es que McBride, pese a ser el centro de la serie, no siempre gana al final.

Patty Solis-Papagian y Billy McBride

No diré que la trama es lo de menos, pero “Goliath” sabe que si te has visto las dos primeras temporadas no es por la intriga legal, sino por los personajes, sus virtudes y sus faltas. Billy no está tan hecho polvo como en la 1ª temporada, pero cuando ves ciertas cosas, es difícil no dudar de tu propia salud mental. Al principio algunos aspectos de la trama parecen no encajar (el tema místico nativo-americano me chocó bastante) pero la disponibilidad inmediata de los ocho episodios permite a los guionistas planificar mejor qué piezas del puzle enseñarnos y cuando, para que todo converja al final.

Si tienes Amazon Prime, tienes las tres temporadas de “Goliath” (de ocho episodios cada una) disponibles desde ya en Prime Video, tanto doblada como en VO (y subtitulada tanto en español como en inglés).

Para acabar, aquí está el tráiler de la tercera temporada que, como comentaba al principio, se ha estrenado en Prime Video el viernes 4 de octubre.

Un pensamiento en “La T3 de Goliath y el zumo de naranja

  1. ¿Esto es una crítica? ¿Zumo de naranja?
    Gramática del vulgo… ¿Verse una serie? Vaya… qué poco estilo chicos de mundoplus. Estábamos acostumbrados a algo mejor: vuestro silencio.
    El nivel de la crítica por debajo del del mar. Contratad a gente que, aunque no diga nada, lo haga con una cierta enjundia.

Los comentarios están cerrados.