“Killjoys”: las aventuras de los cazarrecompesas más sexys y divertidos de la galaxia tocan a su fin

killjoysfinalA veces se te olvida porque te gusta una serie o porque, pasado el tiempo, dejaste de verla. Es tal la cantidad de series que llegan cada semana a nuestras vidas que se hace cuesta arriba mantenerte al día, incluso para alguien como el que suscribe que está metido en este mundo. Pero la vida no siempre es orden, sino más bien nos rodea de caos, de imprevisibilidad. Como les ocurre a los protagonistas de “Killjoys”, la serie de ciencia-ficción que vuelve hoy a SYFY con su quinta y última temporada.

A lo largo de sus cuatro temporadas anteriores, la serie creada por Michelle Lovretta ha dado mucho de sí. En sus inicios su estilo era más cercano a un western espacial, con la aventura de la semana en la que los cazarrecompensas (los killjoys) debían completar una misión (captura, rescate, robo), enfrentándose a diversos peligros. Siempre atendiendo al lema “La misión lo es todo”. Estábamos ante una serie sin demasiadas pretensiones, sin grandes efectos especiales y con un presupuesto que daba para escenarios nada sofisticados. Además, “Killjoys” se alejaba de complicaciones argumentales e historias enmarañadas que “Dark Matter”, serie estrenada el mismo año en SYFY planteaba. Con el tiempo, aunque esos episodios autoconclusivos fueron dejando paso a una historia mayor, centrada en el pasado de Dutch (Hanna John-Kamen), introduciéndonos en una gran guerra galáctica y presentándonos a una gran y peligrosa enemiga, la serie nunca perdió de vista su estilo, en el que la diversión y el humor siempre estaban presentes. Un estilo además cimentado en su trío protagonista.

Y es que “Killjoys” supo explotar desde el principio, la química de su trio protagonista que a lo largo de las temporadas ha sido la base en la que se ha sustentado la serie. Un triángulo de relaciones de amor-odio (con algo de sexo de por medio) en el que todo gira en torno a Dutch (Hanna John-Kamen), una atractiva ex asesina, con un pasado lleno de secretos y que con el paso de los episodios se irá desvelando y complicando a partes iguales. Ella es el centro de todo y el carisma de Hanna John-Kamen sobresale por encima del resto, con un personaje que incluso terminará desdoblándose en dos, en todo un alarde que acentúa la locura que a veces desprende la serie.

killjoysfinal2Una serie que puede que no vaya a pasar a la historia de la televisión por nada en especial. No está a la altura de otras series de ciencia-ficción como “Battlestar Galactica”, “The Expanse” o “Star Trek Discovery”. Tres series muy diferentes en su estilo y en su concepción de la narrativa de la ciencia-ficción pero que se pueden considerar ficciones que se toman muy en serio lo que cuentan y como lo cuentan. Por el contrario “Killjoys” siempre ha desprendido ese “tufillo” a serie B que es lo que precisamente le ha dado su encanto a la serie. Un encanto que se basa sobre todo en no tomarse nunca demasiado en serio, en saber que el drama tiene sus límites. Y que cuando la supervivencia del Quad está en juego o cuando alguno de los protagonistas está a punto de morir de la manera más horrible, siempre hay tiempo para una broma ingeniosa o un momento distendido que alivie la tensión. Porque salvar la galaxia está bien, pero con una sonrisa en los labios está mucho mejor.

Este martes 29 de octubre llega a SYFY la quinta y última temporada de “Killjoys”, que en Estados Unidos se estrenó el pasado 19 de julio. Para el espectador español hoy da inicio la cuenta atrás del final de las aventuras de Dutch, John y D’Avin. Unas aventuras llenas de acción, naves espaciales, conspiraciones y mucho humor. Nos quedan 10 episodios para disfrutar de una serie que no pasará a la historia de la televisión pero que siempre tendrá su lugar en el corazoncito de los fans de la ciencia-ficción. Y eso, ya es mucho.