“The Murders” es un nuevo procedimental que quiere ir mas allá, pero que no lo consigue

themurderscriticaEste pasado viernes 12 de julio, llegaba a España de la mano de Calle 13 “The Murders”, serie canadiense protagonizada por Jessica Lucas (Gotham) y que intenta presentarse como una serie diferente, más allá de un simple procedimental pero que no termina de dar todo lo que su aparente potencial prometía.

Con tanta oferta semanal, uno como espectador tiene que intentar hacer una criba ante tantas novedades que nos llegan a través de los diferentes canales y plataformas de streaming. Ya sea por su argumento, por sus protagonistas, por el afamado nombre que ha escrito la serie o por el simple boca a boca, tenemos que decidir si empezamos a ver una serie. Luego una vez empezada esta, puede que nos enganchemos a ella y no podamos dejar de ver todos y cada uno de sus episodios. Pero otras veces puede ocurrir que, tras darle una primera oportunidad a dicha serie, pienses que las horas del día son las que son y que tal vez tu tiempo de ocio deba ir a parar a otra parte. Esto último es lo que me ha ocurrido con “The Murders”, una serie con una premisa de inicio interesante pero cuyo desarrollo y puesta en escena no han sido los esperados.

“The Murders” nos presenta a Kate Jameson (Jessica Lucas), una joven detective de policía que acaba de ser trasladada al Departamento de Homicidios. Graduada con honores en la Academia, su llegada a esta unidad tan selecta no será vista con buenos ojos por muchos de sus compañeros, que ven en la joven un caso de nepotismo, ya que el padre de Kate fue un detective de homicidios, muerto en acto de servicio. Nada más comenzar en su nuevo destino, tras cometer un terrible error, la protagonista tendrá que lidiar con el sentimiento de culpa y deberá elegir entre hacer lo que debe o lo que le conviene.

themurderscritica2La serie se esfuerza por mostrarnos en su primer episodio, esa dicotomía entre hacer lo correcto o evitar afrontar las consecuencias de sus errores, que acosa a la protagonista. Y aunque en ciertos momentos los guionistas tratan de que empaticemos con la situación a la que se enfrenta la protagonista y las consecuencias que acarrean sus actos, sus intentos no terminan de fructificar. Y en parte ocurre porque todo lo que sucede es narrado de forma fría e impersonal, haciendo que como espectador no te involucres en la historia. Una historia personal de la protagonista que se mezcla con un caso de asesinato que pretende ser original en su forma y concepción pero que igualmente queda desdibujado dentro de lo que va sucediendo a lo largo del episodio.

“The Murders” quiere ser algo que más que el típico procedimental del caso de la semana, intentado presentarnos a una protagonista con claroscuros en su forma de proceder. Una policía con la carga del pasado paterno y una madre que aspira a la alcaldía y que no quiere que su hija arriesgue la vida. Una protagonista que debe afrontar los errores que ha cometido y pagar por ello. Y a pesar de sus buenas intenciones, al menos en este inicio, la serie no lo consigue. Ya sea por su protagonista, ya sea por su guion, la serie no termina de arrancar en su primer episodio y no consigue que nos involucremos en una historia que quiere ser más de lo que llega a ser. En este caso un procedimental de libro que no termina de ir más allá.

Ambientada en la ciudad de Vancouver, “The Murders” es una serie que te servirá para pasar el rato pero que no destaca por encima de la media de todo lo que nos llega cada semana. Si quieres ver un entretenimiento ligero que no te conlleve mucho esfuerzo, esta es tu serie. Si esperas algo más, quizá debas seguir buscando, pero entre tanta oferta y tantos estrenos, queda a tu elección darle oportunidad.