“The Rookie”: cuando una serie es mejor gracias a sus personajes secundarios

therookiecriticaHoy miércoles se emite en España, a través de TNT el último episodio de la primera temporada de “The Rookie” (aún se ha confirmado su renovación), serie protagonizada por Nathan Fillion (Castle, Firefly) y que, contra todo pronóstico, poco a poco, sin hacer ruido, ha ido convirtiéndose en una serie interesante, entretenida y con mucho que ofrecer. Capaz de mostrar los entresijos del trabajo la polícia, “The Rookie” ha hecho de su visionado, una cita imprescindible, semana a semana, sobre todo gracias a un reparto de secundarios al que los guionistas les han sabido dar su sitio en la serie, más allá de la estrella protagonista.

A priori “The Rookie” no estaba entre esas series que tenía en esa lista virtual que todos hacemos, cuando da comienzo la temporada televisiva. Y, sin embargo, con el paso de los episodios, la serie protagonizada por Nathan Fillion se ha hecho un hueco en mi agenda semanal. ¿Qué puede tener de especial una serie sobre un novato de la policía de Los Ángeles que ingresa en el cuerpo pasados los 40? De primeras, nos encontramos solo con otro procedimental policiaco que, cuenta con el pequeño matiz de narrar una historia sobre como encontrarse a uno mismo, cuando crees que tu vida ha llegado a un punto de no retorno. Ese es el relato de John Nolan, el novato más viejo de la policía de Los Ángeles, al que interpreta de manera convincente Nathan Fillion, dejando atrás a ese niño grande que era Richard Castle para meterse en la piel de un hombre que ha visto como su vida ha dado un vuelco tras el final de un matrimonio de veinte años. El actor canadiense es el protagonista absoluto de la función y, sin embargo, detrás de sus acciones, de su aprendizaje como policía, vamos descubriendo una serie que ofrece mucho más.

therookiecritica3Porque lo que han sabido ver sus guionistas, es que tras el protagonista estrella, teníamos que encontrar a unos personajes secundarios que hicieran fluir la historia del día a día de la serie. Un plantel de secundarios, que nos proporcionan la perspectiva de los policías veteranos que tienen que ser los instructores de los novatos, pero que a la vez ven como con el paso del tiempo van aprendiendo y evolucionando gracias a la influencia de los novatos a los que deben enseñar, cuya ilusión y su mirada inocente y limpia, les recuerda porque se hicieron policías.

Con el paso de los episodios, la interacción entre los novatos y sus instructores ha hecho que vayamos conociendo más y mejor a sus personajes. Cada agente instructor aporta una visión diferente pero complementaria del trabajo policial. Empezando por la agente Bishop (Afton Williamson), la instructora de Nolan que aspira a convertirse en detective y que cuya relación con el personaje de Nathan Fillion, pasa de ser de una simple superior a una compañera y amiga; continuando con la agente López (Allysa Diaz, “Ray Donovan”), que se encarga de instruir al novato West (Titus Mackin) y cuya relación con un abogado de oficio (Shawn Ashmore, “The Following”), hará que su vínculo con el joven policía cambie a mejor; y terminando con el agente Bradford (Eric Winter), un policía duro y curtido al que le encanta su trabajo como agente de la ley pero que arrastra tras de sí el tener una mujer expolicía y drogadicta. Y, sin embargo, a pesar de todo, la coraza de instructor estricto con el corazón herido, se romperá gracias a su novata, la agente Chen (Melissa O’Neil, “Dark Matter”), y a su ilusión, determinación y compañerismo.

En “The Rookie” hay tiempo para la tragedia y la perdida, para ser testigos de que la burocracia y las normas no siempre se imponen al buen trabajo policial, como demuestra el sargento Gray (Richard T. Jones) cuando tiene que hacer frente a las consecuencias de un terremoto y debe manejar la situación como responsable al mando. En la serie hay persecuciones, asesinatos, accidentes, redadas, tiroteos, es decir, el día a día de una comisaría de una gran ciudad como Los Ángeles, a través del trabajo de los jóvenes aspirantes y de sus instructores. Los episodios tienen la virtud de ser disfrutables de principio a fin, siempre intentando mostrarnos el trabajo policial y que no todo es blanco o negro y que los grises también existen, aunque no siempre lo veamos así.

therookiecritica2Es posible que “The Rookie” sea una serie ligera, sin la profundidad de otras producciones de este género. Alejada de la dureza de la temática que llena los episodios de “Ley y Orden: Unidad de Victimas Especiales”, o de la excelencia y el carisma que desprende “Bosch”, “The Rookie” poco a poco ha ido evolucionando gracias a unos guionistas que están haciendo que la historia de los protagonistas crezca, convirtiendo la serie en algo más que un simple procedimental. Ojalá que ABC renueve la serie y tengamos así la ocasión de ver como sigue evolucionando tanto el personaje de Fillion que ha sabido alejarse de la sombra de Richard Castle, interpretando a alguien más maduro y menos histriónico, que a pesar de la edad sigue aprendiendo y se toma las cosas con humor, como el resto de personajes que lo acompañan (más apariciones de Sarah Shahi por favor), que con el paso de los episodios han ido convirtiendo a “The Rookie” en una mejor serie y en un espectáculo muy disfrutable.

Un pensamiento en ““The Rookie”: cuando una serie es mejor gracias a sus personajes secundarios

  1. Totalmente de acuerdo, me sorprendió de forma positiva, la estoy viendo del tirón y se hace muy agradable. Me gusta que sea crítica con ciertos temas, que nos deje con ganas de saber más en ciertos casos pero así es mejor no cae en falsa sensiblería. Ojalá la renueven.

Los comentarios están cerrados.