“The Bisexual” reflexiona sobre la identidad, el sexo y la amistad de forma sincera y sin complejos

thebisexualcriticaEstá a punto de acabar marzo, pero como no siempre tiene uno tiempo para todo (a veces ni para uno mismo), hoy ya por fin he podido centrarme en hablaros de “The Bisexual”, serie de Desiree Akhavan (estrenada por Filmin el pasado 15 de marzo), actriz y directora considerada por la “crítica” como heredera de Lena Dunham y el fenómeno de “Girls” (que nos gusta poner etiquetas), en la que también participó como actriz.  En “The Bisexual”, más allá de sexo e identidad sexual, la serie nos muestra que no siempre es fácil ser uno mismo frente a los demás ni tampoco, aunque pasen los años, estar muy seguro de quién eres.

La serie se centra en Leila (Desiree Arkhavan), una joven norteamericana afincada en Londres, quien tras cortar con su novia de toda la vida (y con la que comparte la propiedad de un negocio de internet), empieza a compartir piso con Gabe (Brian Gleeson), un treintañero neurótico, escritor en ciernes, que nunca ha convivido con una mujer.

Algo que podría ser de primeras algo traumático para la protagonista, se convierte en un renacimiento personal en el que descubre (o al menos lo intenta) como es en realidad y como la ven los demás. A través del sexo y de las relaciones personales. Sin pretenderlo, sin buscarlo, comienza a acostarse con hombres, lo que provoca que tanto para sus amigas lesbianas como para los heterosexuales no quede clara su identidad sexual. La bisexualidad sigue siendo un tabú en nuestra sociedad que define a la persona en relación a la pareja con quien este, ya sea esta mujer u hombre. Es por ello que Leila al principio intenta ocultar su “nueva” situación a su grupo de amigas más cercanas, para más tarde comenzar a defender su status, intentando demostrar que nos una simple fase, siendo por ello considerada una traidora por unas y por otros, “una ramera de la intimidad emocional” (literal).

thebisexualcritica2“The Bisexual” es una serie sobre las relaciones, ya sean de amistad o de pareja. Tanto si eres hetero o gay, toda nuestra vida gira entorno a como nos relacionamos con los demás. Ya sea nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, conocidos o simplemente con esa persona con la que te cruzas por la calle. ¿Eres realmente quien tú crees que eres cuando te relacionas con la gente? ¿Proyectas una imagen distinta a la que tú piensas? ¿Sabemos realmente qué piensan los demás de nosotros? ¿La rutina del día a día te mantiene en un lugar en el que no quieres estar?

Son preguntas que Desiree Arkhavan se hace a través de Leila, personaje que ella misma interpreta. Y lo hace a través de unos diálogos que llevan a la reflexión y que te arrancan una sonrisa, a veces de incredulidad, otras de complicidad. En un momento dado, Leila reflexiona sobre los motivos que la han llevado a romper una relación de tantos años. Y curiosamente se lo confiesa a Gabe, creando una complicidad inesperada, una relación con una persona que no la conoce, pero con la que Leila se siente libre de ser como es. En ese momento reconoce que hay un momento en el que llega la rutina del sexo que no quieres perturbar, que temes cambiar, por miedo a evolucionar, quedándote estancado.

“The Bisexual” no es una comedia de carcajadas, aunque te arrancara más de una sonrisa, tanto por sus diálogos, como por las situaciones en las que termina envuelta su protagonista. Podríamos definirla como una dramedia (en serio, ¡esas etiquetas!) que profundiza en las relaciones personales, el sexo y qué significa ser bisexual hoy en día. Pero, además, es una serie sobre el compromiso, con los demás y contigo mismo; sobre las rupturas de pareja y emocionales; sobre la insatisfacción sexual y la desinhibición; y sobre la amistad de dos personas que no se conocen a ellas mismas.