“Agatha Christie: El misterio de los ferrocarriles”: John Malkovich sorprende gratamente en esta nueva adaptación del personaje de la Reina del Crimen

agathachristieferrocarrillesEste viernes 15 de marzo se estrena en #0 “Agatha Christie: El misterio de los ferrocarriles”, miniserie que adapta la novela homónima de la Reina del Crimen (y no, no es Jessica Fletcher). Vuelve así a la televisión Hércules Poirot, el mítico personaje creado por Agatha Christie y al que en la pequeña pantalla interpretó durante 13 temporadas y 70 episodios David Suchet. Ahora es el turno de John Malkovich y aunque reconozco que en un principio tenía mis dudas, al menos en el primer episodio, el actor norteamericano se desenvuelve con soltura en la piel del famoso detective belga. Alejándolo de su aspecto más vanidoso y casi caricaturesco y convirtiéndole en un personaje que ha sido olvidado y marginado y que es atormentando por los recuerdos de la guerra.

“Agatha Christie: El misterio de los ferrocarriles” es la adaptación de la novela homónima de Agatha Christie escrita en 1936. La acción nos sitúa en 1933 y nos muestra la relación que se establece entre Hercules Poirot y un asesino en serie. Este lleva tiempo enviándole cartas al otrora famoso detective, en las que amenaza con convertirse en “un monstruo sin rostro” que aterrorizará a Gran Bretaña. A su vez, curiosamente en un momento de su vida en el que Poirot ha quedado relegado a un mero recuerdo de otros tiempos mejores, es este peligroso criminal quien mejor entiende lo que esté está sufriendo. Llegando a empatizar con la soledad en la que se ha sumido el investigador.

La fecha en la que estamos es importante para la trama. En este momento Inglaterra se encuentra sumida en la Gran Depresión, el auge del nazismo en Alemania pone en peligro a las democracias europeas (no hay que olvidar que en este año tuvo lugar la quema del Reichstag), haciendo que el mundo se haya vuelto un lugar menos tolerante y acogedor (¿os suena?). Y justo en este momento, aparece un asesino en serie, conocido bajo las siglas “A.B.C.” que ha establecido una relación epistolar con el que fuera famoso detective Hercules Poirot. El asesino de la guía de ferrocarriles viajará por todo Reino Unido poniendo a prueba a Poirot, quien se dará cuenta de lo mucho que el mundo ha cambiado a su alrededor, desde que era llamado a las casas de la nobleza para organizar “juegos de asesinatos”. La xenofobia y el antisemitismo invaden el país que en su día le acogió como refugiado tras la Primera Guerra Mundial.

agathachristieferrocarrilles2Para introducirnos tanto en este momento histórico clave para entender la historia como en la trama de los asesinatos, destaca como es habitual el cuidado diseño artístico y de producción del que hace gala esta serie de la BBC. Algo que no es nada sorprendente cuando hablamos de series británicas de época. Y junto a la ambientación hay que destacar el guion que corre a cargo de Sara Phelps, quien ya se encargó en su momento de la adaptación televisiva de dos obras de Agatha Christie, “Testigo de cargo” e “Inocencia trágica” (que se vieron en #0 y que están disponibles en VOD en Movistar+). Entre sus créditos también cabe mencionar la adaptación de “Una vacante imprevista” de J.K. Rowling que también estrenó Movistar+ en su día o de un episodio de “Falcón”, aquella fallida adaptación de las novelas de Robert Wilson que protagonizaron Marton Csokas (Into the Badlands) y Hayley Atwell (Atente Carter).

Por su parte, si hablamos del reparto, Malkovich está más que convincente dando vida a este Poirot avejentado, olvidado por la misma gente que antes hacía cola en la puerta para pedirle ayuda y con una policía que ya no confía en él. Y aunque es difícil sustraerse a otras encarnaciones anteriores del famoso detective creado por Agatha Christie, ya sea el mencionado Suchet como Peter Ustinov o Albert Finney (no me hagáis hablar de Kenneth Branagh), Malkovich hace suyo el personaje, amoldándolo a su propio estilo y dando rienda suelta a su propia personalidad y al momento de debacle personal y profesional en el que se ha sumido. Estamos gracias a la interpretación de Malkovich, ante otro Poirot, más viejo, menos seguro de sí mismo, sin amigos, sin el reconocimiento de antaño, en un mundo hostil hacia su persona, hacia quien fue y a quien representa.

agathachristieferrocarrilles3Junto a Malkovich encontramos rostros bastante conocidos en el cine y la televisión: poco queda ya del joven Ron Weasley al que dio vida Rupert Grint en la saga de “Harry Potter”, aquí dando vida al duro y descreído inspector Crome; Andrew Buchan que los mas seriefilos recordaran por su papel de Mark Latimer en “Broadchurch”; Kevin McNally, el entrañable Gibbs de la saga de “Piratas del Caribe”; Eamon Farren al que vimos en la tercera temporada de “Twin Peaks” y que veremos en la esperada adaptación que prepara Netflix de “The Witcher” o, Tara Fitzgerald que dio vida a Selyse Baratheon en “Juego de Tronos”.

“Agatha Christie: El misterio de los ferrocarriles” consta de tres episodios que se emitirán cada viernes en #0, a partir de este viernes 15 de marzo a las diez de la noche. Y aunque es difícil juzgar una serie tan sólo por un episodio, en mi caso esta nueva adaptación tiene un espectador asegurado. Gracias sobre todo a su ambientación, al Poirot interpretado por Malkovich y a un guion que promete más de una sorpresa, con el pasado del famoso detective como clave para resolver los crímenes.