“Presunto culpable” arranca despacio, pero con paso firme

presuntoculpable1

“Presunto culpable” es la nueva serie de suspense con la que Antena 3 espera enganchar a los espectadores y conseguir un éxito similar al de otras como Mar de plástico. Para ello cuenta de nuevo con la colaboración de Boomerang TV y con la presencia como protagonista de uno de los actores habituales de la cadena: Miguel Ángel Muñoz (“Un paso adelante”, “El síndrome de Ulises”, “Sin identidad”…).

De entrada, el argumento de “Presunto culpable” puede recordar al del film “Perdida”, de David Fincher: en ambas producciones se investiga la desaparición de la pareja del protagonista, sobre el que recae la culpa de la misma, pues todas las pruebas apuntan hacia él. Éste tiene entonces que demostrar su inocencia al mismo tiempo que van apareciendo otros personajes igual de sospechosos.

No obstante, la serie toma distancia del film estadounidense al sumarle, por ejemplo, el enfrentamiento de las familias del presunto culpable y de la víctima, las cuales se encuentran lideradas por las matriarcas, interpretadas por Susi Sánchez y por Elvira Mínguez. El reparto se completa con otros nombres conocidos, como los de Irene Montalá, Carlos Serrano o Tomás del Estal, entre otros.

presuntoculpable2

Asimismo, la intriga que la serie pueda suscitar en la audiencia promete ir en aumento según avance la trama principal, presentada en el primer episodio. Y es que en el piloto transcurre de manera lenta y sin provocar apenas emoción ni sobresaltos. Tan solo el cierre del capítulo puede ayudar a que la audiencia quiera seguir dándole una oportunidad a la ficción y ver cómo evoluciona poco a poco.

En el piloto también se deja ver uno de los grandes aciertos de “Presunto culpable”: la introducción orgánica e incluso novedosa de los flashbacks, integrados en el presente de los distintos personajes y con los que sabemos más de la relación que tenían éstos con Anne (Alejandra Onieva), así como lo que pasó la noche en la que la mujer desapareció.

presuntoculpable3

“Presunto culpable” destaca igualmente por su factura visual, potenciada por el hecho de haberse rodado mayormente en exteriores. Más concretamente, en localizaciones y paisajes del País Vasco, cuyas inclemencias meteorológicas aportan un valor añadido a la ficción al darle una ambientación ideal de suspense.

La serie tiene, pues, todos los ingredientes para ser el nuevo thriller estrella de Antena 3 (argumento, reparto, producción…), pero falla inicialmente en la forma de hacer que esos elementos resulten atractivos para el espectador. Es decir, que sus grandes debilidades son la falta de ritmo y de sorpresa, las cuales,  con un poco de suerte y según parece, quedarán atrás conforme avance la ficción.

Un pensamiento en ““Presunto culpable” arranca despacio, pero con paso firme

  1. Hola, se parece mucho a una serie noruega que se llamó “Absuelto” en España.

Los comentarios están cerrados.