Echando de menos “El Ministerio del Tiempo”

comicmdtSi ha habido una serie espa√Īola que en los √ļltimos a√Īos ha trascendido de la peque√Īa pantalla, esa ha sido sin duda “El Ministerio del Tiempo”. La serie creada por Pablo y Javier Olivares, mezclando el g√©nero fant√°stico con la ficci√≥n hist√≥rica, en poco tiempo se convirti√≥ en un fen√≥meno m√°s all√° de la televisi√≥n, consiguiendo que los amantes de la historia y de la ciencia-ficci√≥n disfrutaran (disfrut√°ramos) de las aventuras de nuestra propia patrulla del tiempo espa√Īola.

A esto adem√°s se uni√≥ un universo transmedia que acompa√Ī√≥ a la serie con p√°ginas webs, ficciones sonoras, experiencias en realidad virtual, ensayos, novelas y c√≥mics. Tras el final de la serie (no nos enga√Īemos con regresos del futuro) el a√Īo pasado, nos queda vivir las aventuras del Ministerio (adem√°s de revisitandola en streaming) en otros formatos y el c√≥mic “Tiempo al tiempo”¬†es una estupenda forma de hacerlo. Publicado por Aleta Ediciones y disponible desde abril de 2017, esta nueva historia de “El Ministerio del Tiempo” cuyo gui√≥n corre a cargo de¬†Desiree Bressend y El Torres, nos sit√ļa en unos eventos ocurridos a mitad de la segunda temporada de la serie, tras la marcha de Pacino (Hugo Silva) y el regreso de Juli√°n (Rodolfo Sancho).

Esta nueva misi√≥n del Ministerio del Tiempo comienza en la actualidad, en la sede del propio Ministerio donde Salvador Mart√≠ es agredido por dos desconocidos. Despu√©s de dejarle malherido, los agresores huyen por distintas puertas del tiempo, comenzando as√≠ la aventura. Gracias a la flexibilidad que permite el noveno arte, esta nueva aventura est√° dividida en tres momentos temporales. Algo que no era habitual en la serie. Tenemos as√≠ tres momentos hist√≥ricos puntuales: el tiempo presente, donde la patrulla formada por Amelia, Alonso y Juli√°n se reencuentran tras el regreso de este √ļltimo;¬†la noche de San Daniel (10 de abril de 1865) y el d√≠a que Salvador Mart√≠ acept√≥ el cargo de subsecretario del Ministerio. De esta forma, la historia que se nos cuenta se enriquece con m√°s matices y detalles de los que habitualmente ve√≠amos en la serie. Conociendo as√≠ por ejemplo, algo m√°s del pasado de Salvador, de como lleg√≥ al puesto de subsecretario del Ministerio del Tiempo y viajando a otro momento crucial de nuestra historia como fue la Transici√≥n, cruz√°ndonos con algunas personalidades claves de nuestro pasado reciente.

Una de las grandes virtudes de “El Ministerio del Tiempo” ha sido darnos a conocer personajes y momentos hist√≥ricos, no ya solo desconocidos para el gran p√ļblico sino incluso desterrados de nuestra memoria. En el caso de “Tiempo al tiempo”, la historia nos traslada a la noche de San Daniel, episodio truculento de nuestro pasado en la que la Guardia Civil, unidades de Infanter√≠a y de Caballer√≠a del Ej√©rcito espa√Īol¬†reprimieron de forma sangrienta a los estudiantes que concentrados en la Puerta del Sol, daban su apoyo al rector de la Universidad que hab√≠a sido depuesto por no destituir al catedr√°tico Emilio Castelar, quien hab√≠a sido muy critico con la Reina Isabel II. Esa noche murieron 14 personas y mas de un centenar fueron heridas. Tras lo ocurrido esa noche, dos meses despu√©s el gobierno de Narv√°ez llegar√≠a a su fin.

“Tiempo al tiempo” consigue a lo largo de sus 112 p√°ginas imbuirnos del esp√≠ritu ministerico del que disfrut√°bamos en la serie de los hermanos Olivares. Con solvencia, cuidando los detalles, con un dibujo realista en el que podemos reconocer sin problemas a nuestros queridos personajes cat√≥dicos y con una historia que no da cuartel, este c√≥mic consigue trasladarnos al universo del Ministerio del Tiempo. Y lo consigue gracias a que sabe mezclar la estructura de los cap√≠tulos televisivos, sobre todo en la misi√≥n del equipo de campo, con la propia concepci√≥n del tiempo y los efectos en el devenir de los acontecimientos que suceden y han sucedido, desviando la atenci√≥n de los hechos que suceden en 1977, que parecen estar fuera de la historia principal. As√≠, si eres fan de la serie, la historia te ser√° f√°cil de seguir pero adem√°s conseguir√° sorprenderte. Y hasta aqu√≠ puedo leer, como dir√≠a Mayra.

Reconozco que no soy objetivo con “El Ministerio del Tiempo. Para m√≠ ha sido un soplo de aire fresco en la ficci√≥n televisiva espa√Īola. Siendo capaz de mezclar de forma eficaz la ficci√≥n hist√≥rica con la ciencia-ficci√≥n; con guiones llenos de referencias cinefilas y seriefilas; con sus buenas dosis de humor pero siempre con ese poso de amargura tan propio de este pa√≠s nuestro. Ha sido una serie que nos ha recordado grandes momentos de nuestro pasado, ya fueran m√°s o menos conocidos. Y nos ha recordado tambi√©n que tenemos grandes personajes en nuestra Historia de los que sentirnos orgullosos:¬†Diego Vel√°zquez, Miguel de Cervantes Lope de Vega, Pablo Picasso o Federico Garc√≠a Lorca, por poner unos ejemplos. Nos ha demostrado que no todo es blanco y negro y que podemos ser capaces de disfrutar de nuestra Historia con humor, aprendiendo de nuestro pasado y dej√°ndonos personajes que quedar√°n para la historia de la televisi√≥n.

Y ¬Ņsab√©is lo mejor de todo? Que “El Ministerio del Tiempo” volver√° muy pronto, con una nueva novela gr√°fica de la mano de Aleta Ediciones titulada “Mi tiempo se agota” en el que la protagonista ser√° Lola Mendieta. Espero hablaros muy pronto de ella. Mientras tanto recordad que el “tiempo es el que es”, para bien o para mal y hay que aprovecharlo.