‘La Catedral del Mar’ empieza a construirse como una serie magistral

Javier de Agustín Aldeguer

‘La catedral del mar’ llega a Antena 3 dispuesta a cambiar el panorama televisivo español y, ya de paso, confirmar el buen ojo de la cadena a la hora de apostar por la ficción después de sorprendernos con ‘La casa de papel’, ‘Vis a vis’ o, más recientemente, con ‘Fariña’.

Pero, ¿en qué supone un cambio ‘La catedral del mar’? Pues, en primer lugar, en su duración, ya que apuesta por capítulos de 50 minutos –a excepción del piloto, de una hora-, lo que la nutre de un gran ritmo. Y aunque ya habíamos visto otras ficciones reducir el metraje habitual en España, como ‘Velvet Colección’, habrá que ver si este logro puede afectar en audiencia a una serie emitida en abierto.

Por otro lado, ‘La catedral del mar’ trata de ofrecer algo diferente, pues empieza como una serie intimista para, capítulo a capítulo, ir haciéndose cada vez más grande. Es decir, pretende sorprender en el episodio piloto y seguir haciéndolo a un mayor nivel a medida que avanza la trama, sin estancase y, por ende, sin decepcionar a los espectadores.

De entrada, en el primer capítulo acompañamos a Bernat Estanyol, interpretado magistralmente por Daniel Grao, a su descenso a los infiernos, ya que vemos como su vida se desmorona a raíz de un suceso propiciado por el señor feudal al que da vida Alain Hernández. Y es que ‘La catedral del mar’ se ha propuesto reflejar sin edulcorantes la crueldad de la época, lo que supone algún momento duro para el espectador pero que, al mismo tiempo, nutre a la ficción de potencia y veracidad.

Javier de Agustín Aldeguer

Para ello, y como viene siendo habitual últimamente en las series y, en especial, en las de época , ‘La catedral del mar’ cuenta con una escenografía y con una ambientación perfectamente cuidada que facilita al espectador aún más la tarea de trasladarse a la Barcelona del siglo XIV. No obstante, funcionan mejor los exteriores que los interiores, algo peor construidos e iluminados.

De igual modo destaca el reparto, encabezado por Aitor Luna, al que no veremos hasta el tercer capítulo y que interpreta a Arnau, hijo de Bernat. Junto a él estarán otros nombres destacados como Michelle Jenner, Andrea Duro, Silvia Abascal, Pablo Derqui, Natalia de Molina, Grau Puig, José María Pou, Sergio Peris-Mencheta y, el anteriormente citado, Daniel Grao.

Por tanto, ‘La catedral del mar’, que ha tenido la ardua tarea de adaptar el bestseller homónimo de Ildefonso Falcones y la ha resuelto de manera magistral, es una serie que arriesga, sobre todo, en el ritmo y en el guion. Ambos dotan a la ficción de una gran agilidad e interés para que el espectador se enganche a la historia desde el primer momento. Todo esto acompañado de una buena puesta en escena y elenco, ingredientes con los que la ficción tratará de hacer historia y, Antena 3, de seguir creciendo en la producción de series.