“Deep State” es mucho más que un entretenido thriller de espías

deepstateHay series que llegan sin hacer ruido tanto en los medios como en el boca a boca y otras que entre la publicidad y el postureo mediático se llevan todos los focos. No es menos cierto con tanto estreno que nos inunda cada semana, es difícil llevar al día todo lo que nos llega. Y muchas veces tenemos que descartar. En el grupo de las primeras que han llegado sin hacer ruido, hay una serie que tras ver los dos primeros episodios me ha sorprendido gratamente y me ha dejado con ganas de enredarme en su juego de espías: “Deep State”. La nueva serie de FOX protagonizada por Mark Strong apunta maneras de buen thriller con muchas capas por explorar.

El pasado 9 de abril se estrenaba en FOX “Deep State”, primera serie de ficción producida por FOX Network Group Europa y África y que sirve de ejemplo perfecto si hablamos de esa novedad de la que no se comenta tanto, ese éxito que se convierte en el tapado de la temporada. Es cierto que competía con el esperado estreno de “Killing Eve” en HBO España (una serie que merece una mención aparte), y que tampoco juega a su favor que con pocos días de diferencia se hayan estrenado la séptima temporada de “Homeland” y la sexta y última entrega de “The Americans”. Así que está claro que podíamos pensar que ya teníamos demasiados thrillers de espías en nuestras vidas para añadir uno más a la lista. Y puede que tengas razón. Por lo que tendrías toda la razón si me preguntas ¿Qué tiene de diferente “Deep State”?

Empezaré explicando su argumento. “Deep State” se centra en Max Easton, el personaje encarnado por Mark Strong, un ex espía retirado del servicio secreto británico y que vive junto a su mujer y sus dos hijas en una zona de los Pirineos, alejado de ese mundo que dobles identidades y asesinatos por encargo. Sin embargo, su rutinaria nueva vida cambia de repente cuando se ve obligado a abandonar su “jubilación”, tras recibir la orden de acabar con un grupo renegado de agentes. Por encargo de su antiguo jefe George White (Alistair Petrie), Director de Operaciones de un equipo especial formado por agentes de la CIA y del MI6 conocido como La Sección, se verá envuelto en una misión, en la que nada es lo que parece que comienza como una venganza personal por la muerte de su hijo Harry (también agente) a manos presuntamente de los agentes a los que se la ha encargado eliminar. Nada más empezar descubriremos que la serie nos introduce en un juego de espías donde nadie es quien aparenta ser, en el que la verdad es sólo una realidad aparente y seremos testigos de como el pasado de Easton afectará a las vidas de su familia.

deepstate2La acción de “Deep State” nos sitúa en Oriente Medio (aunque la serie está rodada en Marruecos) y plantea desde el principio como los intereses de las agencias gubernamentales chocan con las disposiciones políticas que a su vez se mezclan con los intereses de poderosas corporaciones. Y en una situación actual como en la que nos encontramos con el conflicto sirio en pleno apogeo (ataque reciente de las fuerzas aliadas incluido), la trama que nos presenta esta serie no puede estar más de actualidad.

Pero sin duda, en “Deep State” no estamos solo ante un thriller de espías. Porque en mi caso, si puse mi atención en la serie, al menos de inicio fue por su protagonista. Me refiero a Mark Strong, un actor que seguro que a más de uno os sonara. Y diréis ¡A este tío lo he visto en algún sitio! Y desde luego que sí. Porque este actor de origen británico tiene una extensa carrera en la televisión de Reino Unido, aunque es en el cine donde se ha hecho más popular y reconocible, sobre todo por sus papeles de villano en películas como “Sherlock Holmes”, “Robin Hood” o “Kick-Ass”. Sin embargo, si hablamos de su papel en “Deep State”, encontramos a un personaje con muchas aristas. Ya que de inicio se nos presenta como un marido atento y afectuoso y un padre que se desvive por sus hijas. Esta fachada de persona aparentemente normal dejará paso a la demostración de que Max Easton esconde muchos secretos, que como agente secreto ha hecho cosas de las que no está orgulloso pero que las ha llevado a cabo porque también es un buen soldado que sabe cumplir órdenes. Y veremos cómo realmente se implicará en una nueva misión para vengar la muerte de su hijo que siguió sus pasos como agente secreto. Una venganza que le llevará como ya he comentado a descubrir que la verdad absoluta no existe.

deepstate3Si ahora estas enganchando al juego del ratón y el gato que mantienen Jodie Comer (que maravilla de personaje al que da vida) y Sandra Oh en “Killing Eve”, sino puedes evitar volver a implicarte en las vicisitudes de la agente de la CIA Carrie Mathison en “Homeland” o quieres despedirte como se merecen de los Jennings en la última temporada de “The Americans”, puede que pienses que ya tienes bastantes historias de espías en tu vida. Pero “Deep State” tiene cuatro puntos a su favor: un actor como Strong que llena la pantalla con su presencia; una trama actual centrada en una zona como Oriente Medio en permanente conflicto; un guion que al menos en sus dos primeros episodios mantiene el interés y el ritmo constantes y unos títulos de crédito que en pocos segundos resumen perfectamente el momento en el que vivimos en el que las guerras son televisadas, la política y la diplomacia son papel mojado frente a los intereses económicos, donde los débiles son los que sufren frente a la opresión de los poderosos y donde los titulares que son primera página un día pasan a ser noticias olvidadas en pocas horas.

Si además a todo esto le sumamos que la primera temporada de “Deep State” tiene tan sólo 8 episodios (cada vez adoro más las series cortas) y que ha sido renovada por una segunda entrega, antes incluso de estrenarse, “Deep State” me tiene ganado para la causa. Creo que no me arrepentiré. Y tú tampoco. ¡Espero!