“Wataha”, la última frontera hacia el paraíso

watahaLa Unión Europa se ha convertido en la imagen de la Tierra Prometida para millones de personas de otros lugares del mundo, que buscan en este oasis de “abundancia” un rayo de esperanza contra las guerras, el sufrimiento, la pobreza y la muerte que les rodea en sus lugares de origen. Y como de un nuevo Imperio Romano del siglo XXI se tratara, las fronteras de la Unión Europa, se llenan de deseos de una vida mejor y de criminales que se aprovechan de esos sueños para hacer negocio. Y es en una estas fronteras hacia donde nos lleva “Wataha”, una serie que merece la pena ver.

No descubro nada si digo, que cada vez es más difícil llevar un control sobre la ingente cantidad de series que se producen al año. Hasta hace bien poco, solo teníamos que echar un vistazo a las series norteamericanas y a alguna producción europea (británica, sobre todo). Ahora, el número de series producidas en Estados Unidos ha aumentado de forma espectacular, gracias sobre todo a plataformas de streaming como Netflix, Amazon o Hulu y a que cada vez hay más canales que quieren su porción del pastel de la ficción televisiva (History Channel y Nat Geo son claros ejemplos). Pero además en Europa se da la circunstancia que la producción de series ha crecido no sólo en cantidad sino en calidad. Y además se ha expandido a otros países. Ya no sólo hablamos de series británicas, sino que la producción nórdica (Dinamarca, Suecia o Islandia) se ha convertido en un género en si misma; desde Alemania llegan series como “Deustchland 83″ o la esperadísima “Babylon Berlin”; desde Italia la mafia y la corrupción política se hacen visibles en las recientes “Suburra” y “1993″; y gracias a HBO España nos están llegando a España producciones europeas de otros países hasta ahora desconocidas. Es el caso de “Wataha”, serie polaca de HBO Europa, de la que me gustaría hablaros en este artículo.

Las Montañas Bieszczady forman la frontera natural entre Polonia y Ucrania, el último escollo que salvar para llegar a la Unión Europea y que por su complicada orografía es el lugar ideal para las actividades de contrabando de mercancías y personas entre ambos países. Encargada de vigilar la frontera encontramos a un grupo de élite conocido como Wataha (la Manada), encargado de impedir el paso de mercancías y personas hacia a este “paraíso”. La serie con el sello de HBO Europa, se estrenó en Polonia en 2014 y llegó a España el pasado mes de diciembre. Este pasado domingo HBO ha estrenado la segunda temporada y ha sido el tráiler de está nueva entrega la que me ha hecho posar mi mirada en esta serie y, la verdad es que ha sido una elección acertada.

La historia empieza cuando una explosión destruye la cabaña donde estaba reunido el grupo de policías fronterizos, dejando como único superviviente y muy malherido al capitán Rebrov que empieza a investigar las causas y los grupos que pueden estar detrás del atentado criminal, donde se encontraba su novia entre las víctimas. A su vez, esté se ve acusado por la Fiscalía, al ser el único superviviente. La investigación del atentado se entrecruza con la creación de una nueva “Manada”, en la que se integrará Rebrov para seguir patrullando los frondosos bosques por los que transitan las mafias que intentan introducir en la Unión Europa a refugiados chechenos, kosovares, etc.

wataha2La primera temporada de “Wataha” consta de tan sólo de seis episodios y sino fuera porque hay que dormir (aunque sea unas horas), se ven fácilmente de un tirón. El inicio de la serie es lento, se toma las cosas con calma y nos muestra el sufrimiento del capitán Rebrov que como único superviviente del atentado, debe afrontar la muerte de sus compañeros y amigos, y también la de su pareja. Unido al hecho de que la Fiscal Iga Dobosz le vea como principal sospechoso del atentado, provocan en el protagonista un gran deterioro físico y emocional que se acentúa con el paso de los episodios.

Y así, poco a poco las diferentes historias se van entrecruzando. La investigación de la fiscalía, el enfrentamiento entre los contrabandistas locales, el trabajo de vigilancia de la nueva “Manada”, la llegada de refugiados, todo esto ambientado en unos parajes naturales de gran belleza. Unos escenarios naturales que son un personaje más de la serie y que nos trasladan a la vez a lugar real y peligroso, pero también mágico. Donde lo sobrenatural tiene su presencia y acompaña al protagonista a lo largo de todos los episodios.

Cuanto más avanza la serie, más opresiva es la atmosfera que rodea a los protagonistas. La trama se acelera y los acontecimientos se suceden, con continuos y sorprendentes giros de guion (aparición de un asesino en serie incluido) que te dejan sin aliento con el final de cada episodio. A esto ayuda el tono descarnado y realista de la producción, cuya calidad no tiene nada que envidiar la de otras series y que nos ofrece la posibilidad de conocer unos paisajes y una cultura diferente a la nuestra.

La primera temporada cierra bastantes de las tramas, a pesar de su corto número de episodios, pero deja otras cuestiones abiertas que espero nos resuelvan en la segunda temporada que ya se puede ir viendo (al igual que la primera) en HBO España. Así que, si queréis ver un thriller algo diferente y que nos ofrece una visión de otra Europa desconocida por estos lares, “Wataha” os hará pasar un buen rato y sobre todo os hará pensar. Que hoy en día ya es mucho.