Entrevista a Macarena García: “Tanto ‘La llamada’ como ‘El ministerio del tiempo’ se han atrevido a hacer algo diferente”

FESTVAL 2017

Macarena García se sumó recientemente al reparto de “El ministerio del tiempo” para reforzar la patrulla tras la ausencia temporal de Aura Garrido. La actriz nos ha hablado de su personaje en la serie, pero también de otros proyectos como el estreno en cines de “La llamada”.

Trabajar en “El ministerio del tiempo” debe ser una experiencia muy enriquecedora como actriz. 

Sí, porque en la serie no solo tienes tu personaje, sino que tu personaje tiene que interpretar a otros en otras épocas, lo que es muy interesante y divertido. Luego Lola Mendieta es muy diferente a todo lo que había hecho anteriormente y ha supuesto un reto. Estoy muy agradecida a Javier Olivares y a Amado Cruz, el director de casting, por pensar en mí.

¿Hay algo de la Lola Mendieta que interpreta Natalia Millán en tu personaje?

Sí, hay cosas de su esencia que evidentemente están en Lola cuando es joven: sus inquietudes, sus ganas de cambiar las cosas, su carácter, su frialdad y el ser retadora. Tiene muchas cosas que están ahí, pero Lola en esta temporada lo que tiene que demostrar es que no es una traidora y que quiere y puede vivir su propia vida.

¿Crees en la capacidad de cambio de las personas, en el reflexionar y tomar otro camino, como bien quiere demostrar tu personaje?

Por supuesto. Imagínate si no. Creo que se puede y que debemos hacerlo, incluso obligarnos, porque a veces la vida nos lo pone tan fácil… Y yo creo que es importante hacer cambios y eso que se dice ahora de la zona de confort me parece una verdad como una casa. Hay que salir de ella y arriesgarse y descubrir que es lo que de verdad quieres y no parar hasta conseguirlo.

¿Te consideras una persona que sale de su zona de confort?

Sí, aunque creo que en esta profesión es fácil porque al final cada proyecto y personaje es completamente diferente. Entonces siempre es un riesgo, siempre te pones nerviosísima. Aparte, soy muy inquieta, me gusta apuntarme a clases de cerámica, viajar, conocer culturas diferentes, hacer voluntariado…

Este mes se estrena también “La llamada”. ¿Cómo lo afrontas?

Estamos muy emocionados. Es nuestro tesoro. Lo hemos cuidado mucho desde el primer día y está arropado con mucho cariño, como pasa con “El ministerio del tiempo”. Son dos proyectos que mucho tienen que ver por el cariño, el riesgo, el atreverse a hacer algo diferente y único.

¿Alguna diferencia respecto a la obra teatral?

Tiene su esencia. Los llamaders van a salir muy contentos, pero sí. Hay personajes de los que se habla en la obra que aparecen. Para mí es muy bonito porque están en la imaginación de los espectadores y van a poder ponerles cara. Además, hay una energía un poco diferente en la película. Algo más melancólico, más profundo.

En relación a “La llamada”,  ¿te consideras una persona de fe?

No, aunque creo que hay que respetar, que es justo de lo que va la película. Quién soy yo para juzgar lo que crea nadie. Aunque hay cosas de la Iglesia que evidentemente no me gustan nada y que cambiaría.

¿Te veremos en más proyectos?

Tengo pendiente de estrenar “Que baje Dios y lo vea”, donde interpreto a una enfermera que trabaja en una ambulancia y que tiene una pequeña historia de amor con el personaje de Joel Bosqued.